Plusesmas.com

Novartis colabora con el médico de Atención Primaria en la iniciativa

Los facultativos tienen mejor salud cardiovascular que sus pacientes

Los facultativos tienen mejor salud cardiovascular que sus pacientes

“Los profesionales médicos deben adoptar una visión multidisciplinar para mejorar la asistencia integral al paciente con patologías cardiacas”

La mejora de la asistencia cardiovascular de la población y el papel de la atención primaria en el tratamiento de los pacientes ha centrado los contenidos del Foro “Construyendo Salud” que ha congregado durante el 4 y 5 de febrero en Barcelona a más de 400 médicos de Atención Primaria (AP) de toda España, con el objetivo de proporcionarles metodologías y herramientas que les aporten perspectiva multidisciplinar en su trabajo diario.


El encuentro ha servido también para presentar el estudio CHABS (Riesgo Cardiovascular y Salud Laboral, en sus siglas en inglés), un trabajo pionero en el que se evalúa la salud cardiovascular y las conductas preventivas de nuestros médicos “de cabecera” y que viene a demostrar que nuestros médicos de atención primaria predican con el ejemplo y cuidan su corazón.

Al Foro han asistido personalidades tan destacadas como el profesor Juan Luis Arsuaga, catedrático de Paleontología, codirector de Atapuerca y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica y el doctor en Ciencias de la Comunicación Social Sergio Rulicki, experto en comunicación no verbal.


Los médicos cuidan su corazón

El Estudio CHABS, impulsado por Novartis y liderado por las principales sociedades de Atención Primaria, ha puesto de relieve que los médicos tiene menos factores de riesgo cardiovascular que la población en general. Y mayoritariamente quieren que sus hábitos sean coherentes con lo que recomiendan sus pacientes.

Según el doctor José Ramón Banegas, catedrático del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, los resultados del trabajo han mostrado que los médicos de AP, al ser expertos en salud cardiovascular, al tener una mayor accesibilidad a la información y al disponer de más medios a su alcance, reflejan unos perfiles de riesgo más benignos que el resto de la población. No obstante, en ocasiones, también se ven afectados por unas condiciones laborales y profesionales que pueden llevar a un alto grado de frustración, agotamiento emocional y físico, distanciamiento de su labor, etc.”.

Existen evidencias –afirman los expertos convocados por Novartis– de que el entorno sociosanitario influye en el estado de salud de los profesionales médicos, repercutiendo a su vez en la calidad asistencial que recibe el paciente.
En palabras del doctor Banegas, “para mejorar la asistencia es necesario disminuir la carga de trabajo que sufren los médicos de atención primaria y mejorar la gestión, no solo en aspectos económicos o administrativos, sino también en dotación de recursos materiales. “La salud cardiovascular de los médicos de AP y la salud de la población están íntimamente relacionadas”.


El médico de AP, arquitecto de la salud

A pesar de que el estudio CHABS ha sido una de las principales novedades del Foro “Construyendo Salud”, el encuentro no ha perdido la oportunidad para debatir la importancia del enfoque multidisciplinar en el tratamiento del paciente. Y es que los médicos de AP son la “puerta de entrada” al sistema sanitario en nuestro país, los verdaderos arquitectos que construyen día a día una atención clínica integral y continuada.

Así, el doctor Francisco Morales, catedrático del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Valencia ha destacado que son ellos quienes mejor conocen al paciente y los responsables de coordinar los esfuerzos entre los distintos escalones de la asistencia sanitaria.

Por ello, “para que los médicos de AP ofrezcan una atención sanitaria de calidad son necesarios dos puntos: contar con profesionales formados en varias áreas de la medicina y que actualicen sus conocimientos y, en segundo lugar, es fundamental mantener una correcta relación con el paciente, escuchándole, conociendo sus hábitos de vida, dedicándole tiempo y preocupándose por él”.


Los gestos también cuentan

Dentro del enfoque multidisciplinar del tratamiento del paciente, el profesor Arsuaga ha destacado la importancia de entender al hombre actual a partir de sus orígenes. Basándose en esta premisa, ha indicado que “el ser humano contemporáneo se comporta de la forma en la que lo hace porque prima el instinto de sus antecesores del paleolítico y, en ocasiones, estos comportamientos se convierten en factores de riesgo para determinadas enfermedades”.
Por su parte Sergio Rulicki, como especialista en comunicación no verbal, ha insistido en la importancia de que los médicos aprendan a percibir o a distinguir comportamientos no verbales en sus pacientes: sus emociones, el significado de sus gestos y de sus posturas… ya que esto les permitirá ofrecer una atención de mayor calidad”.


Enfoque multidisciplinar para evitar el daño orgánico

También organizada por Novartis, ha tenido lugar paralelamente en Madrid la Jornada “PRISMA, Daño orgánico: un enfoque multidisciplinar”, donde se han tratado aspectos relacionados con la importancia de llevar a cabo un enfoque multidisciplinar en el manejo las enfermedades cardiovasculares para evitar el daño orgánico. En ella han participado, además de los presidentes de las principales sociedades científicas implicadas en el abordaje de la enfermedad cardiovascular, expertos cardiólogos como el doctor Alfonso Castro-Beiras, jefe del Área Cardiovascular del Complejo Hospitalario Juan Canalejo de La Coruña, el doctor Javier Díez, jefe de Cardiología y Medicina Vascular de la Clínica Universitaria y Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, y el doctor Xavier Puig, director del Departamento Médico de Novartis.

Según el doctor Castro-Beiras, responsable de la coordinación del evento, “actualmente disponemos de información para evitar el deterioro orgánico si tratamos correctamente los factores de riesgo desde un principio. En el caso de que el daño orgánico ya se haya producido, existen opciones terapéuticas que ayudan a detener su evolución e, incluso, a reparar el daño. Las posibilidades de tratamientos, los conocimientos y las innovaciones que se suceden día a día en el ámbito de las enfermedades cardiovasculares facilitan en gran medida mejorar la calidad de vida de los pacientes”.

Para el doctor Javier Díez, “las enfermedades cardiovasculares comparten mecanismos y consecuencias, por lo que el enfoque multidisciplinar es el único que puede proporcionar una visión integral de lo que le ocurre al paciente”. Además, añade que “es necesario poner al paciente en el centro del sistema sanitario e impulsar estructuras organizativas multidisciplinares en centros de salud y hospitales”.
En resumen, que el sistema sanitario se adapte a las necesidades del paciente y no al revés, como viene suscediendo desde que hace unos 70 años se creara nuestro actual sistema de salud pública.

En la foto de izda. a dcha.: Francisco Ballester, director general de Novartis Farmacéutica para España; Dr. José Ramón Banegas, catedrático del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid; Dr. Francisco Morales, catedrático del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Valencia; Prof. Juan Luis Arsuaga, catedrático de Paleontología, co-director de Atapuerca y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, y Sergio Rulicki, doctor en Ciencias de la Comunicación Social, experto en comunicación no verbal.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso