Plusesmas.com

ENFERMEDADES REUMATOLÓGICAS

Artrosis, tendinitis y ciática ¿son graves?

Artrosis, tendinitis y ciática ¿son graves?

No tan graves como frecuentes.

La artrosis, tan extendida, afecta sobre todo a las articulaciones de las rodillas, manos y caderas, aunque a veces también a la columna vertebral, y se debe a la degeneración progresiva del cartílago que recubre los extremos de los huesos. Puede aparecer prematuramente si las articulaciones han sido muy utilizadas, como ocurre en algunos deportes y profesiones. En ocasiones tiene consecuencias bastante incapacitantes, como por ejemplo en la coxartrosis (artritis de la cadera), que en los casos extremos obliga a implantar una prótesis de cadera.

La tendinitis es la inflamación de un tendón, sea de la cadera, el hombro, la rodilla o el tendón de Aquiles. Se puede desarrollar una tendinitis a fuerza de utilizar en exceso estas partes del cuerpo en un deporte o por la repetición de algún movimiento en alguna profesión o actividad manual. No es raro, por ejemplo, ver pacientes aficionados al senderismo que sufren tendinitis en los talones después de una marcha larga con calzado inadecuado, lo que les ha provocado microtraumatismos repetitivos en el tendón de Aquiles.

La ciática es también muy frecuente. A menudo aparece después de un esfuerzo o por una mala postura, y se manifiesta con dolores en la parte baja de la espalda, en el nivel de las vértebras lumbares (lumbalgia). El dolor, que puede resultar muy incapacitante, sigue la trayectoria del nervio ciático y a veces desciende por la pierna, a lo largo del muslo.

Para hacerse una idea del número de casos, se considera que la artrosis de rodilla, las tendinitis en el brazo, la osteoporosis y la artritis reumatoide suponen un total del 60% aproximado de los diagnósticos de reumatismo.

¿Qué es la artritis reumatoide?

La artritis es una enfermedad inflamatoria de las articulaciones. Se habla de monoartritis si afecta a una sola articulación, de oligoartritis si afecta a alguna más, hasta tres, y de poliartritis cuando hay presencia de signos inflamatorios en cuatro o más articulaciones. Muchas poliartritis debutan inicialmente como monoartritis. No se conocen todavía totalmente los mecanismos de esta patología, también llamada artritis crónica progresiva, salvo que se trata de una enfermedad autoinmune.

Se desarrolla con más frecuencia en las articulaciones de las manos y las muñecas y produce finalmente deformaciones y pérdidas óseas. Se manifiesta sobre todo entre los 40 y 60 años y afecta más a las mujeres. Ciertas formas pueden aparecer después de los 70 y un diez por ciento aproximado tienen carácter hereditario.

¿Cuál es el proceso de esta patología?

El término artritis reumatoide significa que hay factores reumatoides presentes en la sangre, aunque no de modo sistemático. Normalmente, una inflamación es la señal de que nuestras defensas naturales, también llamadas defensas inmunitarias, están actuando contra una agresión externa. En el caso de esta patología, la inflamación se produce en la membrana sinovial, que cubre y lubrifica el interior de una articulación. Por eso se dice que la artritis es una enfermedad autoinmune, que ataca al propio organismo.

Otra característica es la alternancia de los periodos de crisis, también llamados «brotes», durante los que el dolor puede ser particularmente intenso, y los periodos de calma. La inflamación se manifiesta en varios entornos a la vez: en la membrana sinovial, en la envoltura del tendón, en el cartílago y en el hueso. Por efecto de la inflamación, la membrana sinovial fabrica más líquido del necesario, este se acumula, la membrana se hace más gruesa, la articulación se hincha, los tejidos vecinos se endurecen y se vuelven dolorosos. Este proceso puede causar daños irreparables a la articulación, producir deformaciones y, finalmente, incapacidades. La artritis reumatoide está reconocida como enfermedad discapacitante.

Relacionados

  • La enfermedad de artrosis

    La enfermedad de artrosis

    La artrosis es una enfermedad degenerativa articular que afecta al cartílago hialino que recubre la superficie ósea de las llamadas articulaciones sinoviales (rodilla, cadera, articulaciones de las manos?).

  • Artritis Enteropáticas

     Son un grupo de enfermedades articulares inflamatorias que se producen en el seno de diversas enfermedades intestinales.

  • Artritis Psoriásica

    Es una inflamación articular asociada a una enfermedad de la piel denominada psoriasis. En la mayor parte de los casos la artritis aparece años después de las lesiones cutáneas y, menos frecuentemente, se manifiesta simultáneamente o precede a las lesiones

  • Artritis reactivas

    La artritis reactiva es un tipo de Espondiloartropatía, debida a la respuesta inmune desencadenada por una infección bacteriana, fundamentalmente localizada en el tracto gastrointestinal y urogenital.

  • Artritis Reumatoide

    Es una enfermedad en la que se inflaman las articulaciones produciéndose dolor, deformidad y dificultad para el movimiento, aunque también puede afectar otras partes del organismo

  • ¿Cómo se realiza una artroscopia?

    ¿Cómo se realiza una artroscopia?

    La artroscopia es una técnica quirúrgica que nos permite examinar el interior de una articulación, identificar cambios patológicos y realizar intervenciones por visualización directa; para ello, se utiliza una lente o visor de pequeño tamaño conectado a una cámara de vídeo y por otra parte un instrumental adecuado y variado para realizar las distintas intervenciones.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso