Plusesmas.com

CAUSAS

Corazón de la mujer , ¿por qué ellas sufren más infartos?

Corazón de la mujer , ¿por qué ellas sufren más infartos?

A pesar de que, cada año, mueren más mujeres que hombres por problemas cardiovasculares, la Cardiología no había estudiado a fondo las diferencias del corazón femenino. Nuevas investigaciones podrían salvar miles de vidas al año.

Nuria Sáez, sevillana de 56 años, era ejemplo de estilo de vida sano. Tomaba 5 raciones de frutas y verduras al día, caminaba a diario, iba al gimnasio una vez por semana, llevaba quince años sin fumar... Con 1,63 m de estatura y 59 kg, su tensión arterial era perfecta y, según creía, sus genes le auguraban una larga vida (“¡solo uno de mis cuatro abuelos no llegó a cumplir los 80 años!”, nos cuenta). Contra todo pronóstico, Nuria lleva dos años con angina de pecho (dolor torácico derivado de un deficiente flujo de sangre al corazón). Además, las válvulas cardiacas no le funcionan bien y uno de sus ventrículos ha aumentado de tamaño. Hoy, a pesar de la medicación, no puede hacer ejercicio. “No pienso en una muerte inminente, pero sé que mi enfermedad puede reducir mi esperanza de vida”, dice Nuria. “Sé también que la ciencia avanza. Soy optimista y quiero seguir siéndolo, por mis hijas y mi nieta”, declara con coraje.

El caso de Nuria no es habitual. Si antes de los 60 años, las mujeres tenemos menos probabilidades que los hombres de desarrollar problemas cardiovasculares, una vez que la enfermedad da la cara, nosotras tenemos peor pronóstico. De hecho, la enfermedad cardiovascular (y sus secuelas de ataques cardiacos, ictus, insuficiencia cardiaca...) es la primera causa de muerte en la mujer, muy por encima del cáncer de mama. Lo más triste de la historia: que la mayoría de las mejoras en el diagnóstico y el tratamiento de esa enfermedad han tenido lugar en los hombres.

¿Por qué esa desventaja para las mujeres?

La diferencia esencial es que, hasta hace poco, la inmensa mayoría de estudios se hacían en hombres y los resultados no siempre eran aplicables a las mujeres. Hoy, la Medicina ha entendido por fin que un buen diagnóstico y tratamiento de la enfermedad cardiaca en la mujer pasa por comprender sus diferencias.

Quizá una razón por la cual las intervenciones de bypass (“puenteo” para salvar bloqueos arteriales) y de angioplastia con balón (en la que se inserta una especie de globo en la arteria obstruida con objeto de reabrirla) no tengan la misma tasa de éxitos en las mujeres radica en que sus vasos sanguíneos son de menor tamaño”, explican los expertos. “Esos vasos tienden a cerrarse de nuevo más fácilmente tras los citados procedimientos”. Diseñados en función del organismo masculino, gran parte de los dispositivos y equipo que se empleaban hasta hace poco para reabrir los vasos bloqueados en mujeres resultaban demasiado grandes.

Enfermedad microvascular

Afortunadamente, hoy se ha reducido la escala y las tasas de éxito empiezan a mejorar.

Casos como el de Nuria empiezan también a concentrar el interés de la ciencia. Los médicos creen hoy que sus síntomas señalan un tipo de enfermedad cardiaca más común en las mujeres y que los cardiólogos apenas han comenzado a comprender. Las pacientes dan anomalías en pruebas de esfuerzo y revelan un músculo cardiaco hambriento de oxígeno... pero, para sorpresa de los médicos, sus arterias coronarias aparecen perfectamente despejadas en las pruebas de contraste (angiogramas).

Ahora, los médicos empiezan a entender que lo que afecta a estas mujeres es lo se conoce como enfermedad microvascular: un endurecimiento o estrechamiento de las arterias pequeñas (arteriolas) que nutren el corazón, demasiado pequeñas como para verse en los angiogramas. En las pacientes afectadas, estas arteriolas han perdido capacidad para dilatarse e incrementar el aporte de sangre al corazón.

Lo diferente en esta patología es que la causa NO parece estar en depósitos de grasa que bloquean las grandes arterias coronarias. En ella, los músculos de las arteriolas aumentan de tamaño, las paredes de esos vasos se endurecen y su luz o abertura se reduce. El resultado es la isquemia, o falta de flujo sanguíneo (y oxígeno) al corazón. Con el tiempo, significa mayor riesgo de insuficiencia cardiaca y de ataques cardiacos.

Estudios

Autoridades sanitarias de los EE.UU. que han estudiado el problema (que denominan “síndrome de isquemia femenino”) calculan que al menos 3 millones de mujeres podrían padecer enfermedad cardiaca microvascular en ese país!!. Extrapolado a España, la tasa equivaldría a casi medio millón de afectadas...

En un estudio reciente (el estudio WISE, siglas en inglés de Evaluación de Síndrome de Isquemia Femenino, iniciado en 1998), sólo un tercio de las mujeres con síntomas de isquemia tenían bloqueos coronarios.. “En comparación, hasta un 75% de los hombres con los mismos síntomas tenían bloqueos coronarios severos”, señalan los autores del estudio.

¿Qué significan esos descubrimientos? “Ya no podremos archivar tranquilamente un angiograma normal y decir a una mujer con síntomas cardiacos: “Váyase a casa que no tiene usted ningún problema”, señala el Dr. Bairey Merz, director del estudio Wise. “Ahora debemos asegurarnos. Por ejemplo, debemos utilizar todos los cuestionarios disponibles para descartar todos los signos de isquemia. También, como las mujeres con altas tasas de hostilidad tienen mayor riesgo de problemas cardiacos, tendremos que escucharlas y comprobar todos sus factores de riesgo, incluida una valoración psicológica”.

¿Y qué ocurre con las tasas altas de colesterol y la hipertensión? “La respuesta es que esas anomalías están también implicadas de algún modo en la enfermedad microvascular, por lo que hay que tratar esos problemas agresivamente en las mujeres con dolor torácico”, señala Merz. “Asimismo, la propia mujer debe concienciarse seriamente de la necesidad de hacer ejercicio físico y de los peligros del tabaco y del exceso de peso”.

Relacionados

  • 8 consejos para evitar el infarto de miocardio

    8 consejos para evitar el infarto de miocardio

    Te damos las ocho pautas básicas para mantener nuestro corazón en perfecto estado y hagamos todo lo que esté en nuesras manos para evitar sufrir un infarto.

  • Analizamos los síntomas del infarto de miocardio

    Analizamos los síntomas del infarto de miocardio

    Un dolor atenazante en el pecho, que muy a menudo se extiende al brazo izquierdo, a veces hasta la mandíbula y, más raramente, a la espalda: es el dolor típico del infarto, siempre muy angustiante. En ocasiones sucede que no hay dolor, como les ocurre al 10% de los casos de diabéticos. Entonces los únicos síntomas son una gran fatiga o un ahogo no habitual.

  • Una dieta para prevenir el infarto

    Una dieta para prevenir el infarto

    Lo que comes puede ayudarte a prevenir, e incluso revertir, algunas formas de enfermedad cardiovascular y, de ese modo, evitar el infarto de miocardio. Toma buena nota.

  • Cuida tu alimentación y previene el infarto

    Cuida tu alimentación y previene el infarto

    La alimentación es un elemto fundamental a tener en cuenta a la hora de prevenir enfermedades cardiacas. Te detallamos que alimentación favorece la buena salud de nuestro corazón.

  • ¿Qué es el infarto agudo de miocardio?

    ¿Qué es el infarto agudo de miocardio?

    El infarto agudo de miocardio es una entidad englobada en el grupo de síndromes coronarios agudos. Ello hace referencia a la aparición brusca de un cuadro de sufrimiento isquémico (falta de riego) a una parte del músculo del corazón producido por la obstrucción aguda de una de las arterias coronarias que lo alimentan.

  • Así se produce un infarto de miocardio

    Así se produce un infarto de miocardio

    El corazón es el órgano principal del sistema cardiovascular. Es un músculo que late y bombea sangre al resto del cuerpo en forma continua. Las coronarias suministran al corazón el oxígeno y los nutrientes necesarios para funcionar eficazmente.

  • Cómo funciona el corazón

    Cómo funciona el corazón

    El cuerpo requiere oxígeno para cumplir con el proceso vital. Una red compuesta por arterias y venas transporta la sangre rica en oxígeno al cuerpo y retorna la sangre deficiente en oxígeno a los pulmones. En el centro de este proceso continuo está el corazón, un músculo que late y tiene el tamaño de un puño.

  • Cómo funcionan las válvulas del corazón

    Cómo funcionan las válvulas del corazón

    El corazón es un músculo que late y bombea sangre a todo el cuerpo. Dentro del corazón, hay cuatro válvulas que se abren y cierran en una secuencia precisa para mantener la sangre circulando en la dirección correcta.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso