Plusesmas.com

Enfermedades cardiovasculares y disfunción eréctil

Enfermedades cardiovasculares y disfunción eréctil

La disfunción eréctil parece estar estrechamente vinculada con los trastornos cardiovasculares.

Según varios estudios médicos publicados, la disfunción eréctil se considera un factor de riesgo cardiovascular, siendo un importante predictor de enfermedad coronaria, sobre todo en menores de 60 años. Además, hay un alto porcentaje de pacientes con enfermedad coronaria que sufren de disfunción eréctil.

Se sabe que un proceso de disfunción eréctil precede en unos dos o tres años al desarrollo de angina de pecho, y entre tres y cinco años a la aparición de eventos cardiovasculares.

Parece ser que el pene tiene algunas de las arterias más pequeñas del cuerpo, por lo que pueden ser las primeras en verse afectadas por el bloqueo, y como resultado el flujo sanguíneo al pene se reduce y se hace difícil conseguir y mantener una erección. Por lo tanto, los médicos consideran que la disfunción eréctil puede ser una primera ‘señal de aviso precoz’ de una posible enfermedad cardiovascular.

Aunque se parezca de una enfermedad cardiovascular, se puede tratar la disfunción eréctil. En algunos casos, pueden indicarse medicación oral, aunque no es posible la utilización de fármacos convencionales para tratar la disfunción en aquellos pacientes que toman nitratos o ciertos medicamentos antihipertensivos como alfa-bloqueantes o doxazosina. Para ellos, el facultativo puede optar por otro tipo de tratamientos alternativos.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso