Plusesmas.com

TRATAMIENTO PARA LA IMPOTENCIA

Inyección intracavernosa para tratar la impotencia

Inyección intracavernosa para tratar la impotencia

Utilizada como prueba diagnóstica, la inyección intracavernosa es también un tratamiento de la impotencia. Aunque es un procedimiento efectivo, su uso está limitado, ya que no es bien aceptada por los pacientes. No más allá de un 40% llega a usarla como tratamiento.

El empleo de la inyección intravenosa para tratar la impotencia/ consiste en inyectar una dosis especifica del fármaco directamente en el pene a través de una aguja fina. La inyección activa los procesos normales físicos que inician y mantienen una erección espontánea.

Se trata de una técnica que el médico puede enseñar al paciente y que éste puede utilizar en su casa, una vez que se haya fijado la dosis correcta para cada caso. El propio paciente se puede inyectar diez o quince minutos antes de mantener relaciones sexuales la dosis indicada por su médico para que la erección dure aproximadamente una hora.

La duración de la erección nunca debe superar las cuatro horas y, si esto llega a ocurrir, el paciente debe acudir al médico inmediatamente. Algunos pacientes sufren dolor en el pene durante la erección y existe un pequeño riesgo de que se produzca una cicatriz tras su uso prolongado. Además, pueden producirse hemorragias o hematomas bajo la piel del pene y episodios de mareos por la bajada de la tensión.

Antes de recurrir a la inyección intracavernosa conviene informar al médico de las alergias medicamentosas, de las alteraciones de la coagulación, así como de la existencia de enfermedades cardio-pulmonares, renales, etc..

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso