Plusesmas.com

La impotencia superada

La impotencia superada

Habla el Dr. Javier Ruiz Romero, jefe del Servicio de Andrología de la Clínica Tres Torres de Barcelona y Jefe del Servicio de Andrología del Instituto Conceptum de Reus

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: ¿Cómo actúa el citrato de Sildenafil?
➤ Vídeo: ¿Cómo se realizan los implantes de pene?
➤ Vídeo: ¿Por qué se produce la impotencia?

Habla el Dr. Javier Ruiz Romero, jefe del Servicio de Andrología de la Clínica Tres Torres de Barcelona y Jefe del Servicio de Andrología del Instituto Conceptum de Reus.

Le diré que es una buena noticia, porque conocer el problema y divulgarlo ayuda a pensar en soluciones. Por ejemplo, hoy sabemos que, de esos dos millones, solo consulta el 16,5%. Pues bien, hace cuatro años –es decir, antes de la aparición del sildenafilo (Viagra)– era mucho peor: solo consultaba el 5%. La aparición de la famosa píldora azul (el primer fármaco oral eficaz para el tratamiento de la disfunción eréctil) supuso un punto de inflexión determinante en el tratamiento y en el discurso acerca de los problemas sexuales.

P. Las estadísticas también revelan que el 75% de la gente cree que la disfunción eréctil (impotencia) es normal a partir de cierta edad. Y el 61% cree que no tiene solución...
R. Es una idea que hay que desterrar de plano. La disfunción eréctil (DE) no es consecuencia del paso de los años. Son las enfermedades que van apareciendo las que pueden influir en la capacidad de erección. Es decir, que aunque la DE no es consecuencia de la edad, sí está condicionada por patologías. Pero además es importante saber que puede ser un síntoma de una enfermedad no diagnosticada... Y, desde luego, hay que decir que, prácticamente en todos los casos, la impotencia puede tratarse y superarse.

P. ¿Quiere decir que la impotencia puede ayudar a diagnosticar problemas no detectados?
R. Nos ocurre constantemente en la consulta. Pacientes que no saben que tienen diabetes, hipertensión arterial, insuficiencia coronaria... acuden aquí por sus problemas de erección y, tras hacerles el estudio, ves que la impotencia es el primer síntoma de una obstrucción arterial o de diabetes. El estudio de DE es importante, no solo por sí mismo, sino porque puede descubrir trastornos que, de otro modo, no hubieran sido diagnosticados a tiempo.

P. ¿Es la Viagra tan eficaz como se dice? ¿Cómo actúa? ¿Qué contraindicaciones y efectos secundarios tiene?
R. El sildenafilo es un vasodilatador que actúa aumentando el flujo sanguíneo al pene, lo que hace que éste se llene debidamente y se produzca una erección. Las estadísticas indican que es eficaz en más del 90% de los casos. La única contraindicación es que no pueden tomarlo las personas que están en tratamiento con nitroglicerina; los dos fármacos combinados pueden reducir peligrosamente la presión sanguínea y producir complicaciones cardiacas potencialmente mortales. De hecho, todas las muertes asociadas a Viagra se han producido por su ingesta simultánea con nitritos. Además, puede producir efectos secundarios leves, entre ellos rubor facial, que puede durar de 5 a 10 minutos, y cefaleas temporales. Incluso, si se toma en dosis mayores de las recomendadas (más de una vez al día), puede producir trastornos visuales, como visión borrosa, un halo azulado en torno a los objetos o aumento de sensibilidad a la luz, que desaparecen a las pocas horas.

P. Aunque la impotencia tenga solución, a muchas personas mayores con problemas cardiovasculares les ronda la idea de sufrir un infarto durante la actividad sexual...
R. Para situar el problema en su justa perspectiva, podríamos decir que el acto sexual supone un esfuerzo físico equivalente a subir 2 ó 3 tramos de escalera. Si, por una patología cardiaca muy severa (una angina inestable, por ejemplo), una persona tiene prohibido subir dos pisos a pie, debe consultar al médico la conveniencia de mantener relaciones sexuales. En el resto de los casos, podría decirse lo contrario: la actividad sexual es una actividad aeróbica, y como tal, buena para el corazón.

P. Y hay nuevos tratamientos orales para la disfunción eréctil…
R. En efecto. Está la apomorfina (Uprima, de laboratorios Abbott), que inicia el proceso de la erección desde el cerebro, y actúa de un modo similar al neurotransmisor dopamina. Desde el cerebro, la apomorfina viaja a través de las vías responsables de la contracción de la musculatura hasta el pene, donde favorece la erección. La pastilla se coloca bajo la lengua. Si existe un estímulo sexual, produce el efecto a los 20 minutos. Uprima parece ser más eficaz en pacientes con impotencia de origen psicológico (el 10%-20% de los casos) que en la de origen físico. Sus efectos adversos más frecuentes son náuseas, dolor de cabeza, mareos, somnolencia, sofocos y cambios en el gusto. Bayer y Lilly, otros dos gigantes farmacéuticos, ultiman sendos tratamientos orales (vardenafilo y tadalafilo) que actúan sobre la misma enzima que Viagra.

¿Existe la menopausia masculina?

«Aunque el hombre produce testosterona toda la vida, los niveles de esta hormona van descendiendo gradualmente con los años. Ese descenso, junto con el de otras hormonas, entre ellas la dehidroandrosterona (DHEA) y la melatonina, pueden explicar algunos síntomas de la llamada andropausia (“menopausia masculina“)», explica el Dr. Ruiz Romero. «En algunos varones esos síntomas pueden darse a los 50 años y en otros a los 70. En cualquier caso, las manifestaciones son parecidas a las de la menopausia: ansiedad, insomnio, pérdida de memoria, dificultad para concentrarse, problemas vasculares, rubor, cefaleas, pérdida de masa ósea y masa muscular, resistencia a la insulina, menor deseo sexual... ¿Cómo evitar o retrasar la andropausia? Con un estilo de vida sano, una alimentación equilibrada, sin tabaco, estupefacientes ni abuso del alcohol, con actividad física regular... y con visitas regulares al médico, algo difícil de conseguir en los hombres. Al contrario que la mujer, el varón conoce poco su cuerpo, muy poco. Va al médico a los 60 años, generalmente por la próstata. Y cuando viene, ya tiene alteraciones. En su mentalidad, si algo le falla, le falla todo. Las visitas regulares al médico pueden ayudar a superar esa mentalidad».

Diabetes y tratamientos para la impotencia

La mitad de los hombres mayores de 50 años que padecen diabetes experimentan algún grado de disfunción eréctil. Lamentablemente, pocos consultan al médico. Si lo hicieran, la inmensa mayoría verían resuelto su problema.

La impotencia puede ser consecuencia de trastornos físicos o psicológicos. En la diabetes, se producen por un control deficiente de los niveles de azúcar, efectos de la enfermedad a largo plazo o por los propios efectos secundarios de la medicación. El exceso de azúcar en la sangre puede dañar tanto los nervios como los vasos sanguíneos. Los nervios dañados pierden la capacidad para comunicarse con los pequeños vasos del pene y darles la orden de expandirse y acomodarse al aumento de flujo sanguíneo necesario para la erección.

Si los vasos sanguíneos mayores resultan dañados, puede reducirse el aporte de sangre al pene. También, en algunos hombres, la simple mención de problemas de erección asociados a la diabetes puede crear el temor de que se produzcan.

Aunque el sildenafilo mejora la función sexual en la mayoría de los pacientes, puede no ser eficaz en algunos casos.

En éste o en cualquier caso en que los medicamentos orales no funcionen, hay otras alternativas: inyecciones, supositorios peneales, aparatos de vacío e implantes.

Marisol Guisasola

Relacionados

  • Claves para una vida sexual sana

    Claves para una vida sexual sana

    Las relaciones sexuales vividas en plenitud intensifican los vínculos de la pareja y producen mejoras físicas y psíquicas comprobadas.

  • ¿Problemas de impotencia?: Habla con tu pareja

    ¿Problemas de impotencia?: Habla con tu pareja

    El silencio no soluciona el problema. Cuando se padece de una disfunción eréctil, hay que plantar cara y hablar sobre ello en pareja de una manera natural.

  • La impotencia ¿es muy común?

    La impotencia ¿es muy común?

    Las dificultades para tener y/o mantener una erección son muy comunes. Dos de cada diez hombres, sea cual sea su edad, tiene dificultades con sus erecciones en algún momento de sus vidas, sobre todo cuando están cansados, estresados, padecen alguna dolencia grave o están bajo los efectos del alcohol.

  • ¿Qué es la impotencia?

    ¿Qué es la impotencia?

    La Doctora Estrella Rausell, Catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid, nos explica qué es exactamente la impotencia sexual masculina. ¿Qué causa la disfunción eréctil? ¿Puede tratarse?

  • ¿Qué tratamientos existen para la impotencia?

    ¿Qué tratamientos existen para la impotencia?

    Dependiendo de la causa que origine la disfunción eréctil el tratamiento recomendado será psicológico, médico o quirúrgico.

  • ¿Cómo afrontar psicológicamente la impotencia?

    ¿Cómo afrontar psicológicamente la impotencia?

    Psicólogos expertos coinciden en una serie de recomendaciones que ayudarán a todos los hombres a superar esta complicada situación, que a menudo provoca extrema vergüenza en quienes sufren la impotencia.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso