Plusesmas.com

El peso y la edad ¿cómo se relacionan?

El peso y la edad ¿cómo se relacionan?

Entre el inicio de la edad adulta y los cincuenta años, se ganan entre tres y cinco kilos. Aumentar de peso es parte de la evolución normal del cuerpo humano, tanto en hombres como en mujeres.

¿Somos todos iguales en esta evolución?

El aumento de peso suele ser más marcado en las mujeres. Al principio, a causa de los embarazos. Posteriormente, la menopausia es un periodo en el que las mujeres pueden ganar varios kilos en pocos meses. Pero todo depende del tipo de metabolismo.

¿Por qué se transforma la silueta?

La transformación hormonal conlleva una modificación de la silueta, que tiende a ensancharse un poco. La masa muscular disminuye en beneficio de la masa grasa. Pero esta evolución no se debe solo a la menopausia, pues a partir de los treinta años, músculos y huesos inician una fase de regresión suave que se acentúa con la edad.

¿Qué sucede después?

Entre los 60 y 80 años, tanto en hombres como en mujeres, el peso se estabiliza. Después, hay una tendencia a disminuir por diversas razones, tales como la pérdida progresiva del apetito, del gusto... La soledad, la viudez, o incluso la disminución de los medios económicos, pueden agravar la situación.

En ese caso, la pérdida de peso se acompaña casi siempre de carencias nutricionales perjudiciales para el estado de salud general.

¿Cómo prevenir las carencias?

A partir de la cincuentena aumentan las necesidades de ciertos nutrientes. Así, por ejemplo, las mujeres en torno a los 55 años y los hombres hacia los 65, necesitan ingerir al menos 1200 miligramos de calcio al día: hasta tres productos lácteos y/o quesos al día. Igualmente, entre 60 y 70 años, el metabolismo necesita más vitamina C, por ello hay que reforzar el consumo de frutas y verduras.

¿Los mayores necesitan comer menos?

Una creencia falsa muy extendida: «Con la edad, se necesita comer menos y sobre todo menos carne». No es así. Es cierto que cambia el tipo de necesidades. La mejor manera de saber si se come suficiente es pesarse regularmente y consultar al médico de familia si se observa un cambio de peso importante.

Relacionados

  • ¿Puedes estar sano y gordo?

    ¿Puedes estar sano y gordo?

    La idea de estar gordo y sano puede sonar extraña, pero a veces es verdad. No matan los kilos sino la hipertensión, la hipercolesterolemia, los altos niveles de glucosa y otros problemas que suelen acompañar al exceso de peso.

  • Ayudas en la alimentación de un enfermo dependiente

    Ayudas en la alimentación de un enfermo dependiente

    ¿Qué alimentos deben ingerir diariamente? ¿Y en qué cantidades?

  • Alimentos para cuidar tus ojos

    Alimentos para cuidar tus ojos

    La vitamina A y el betacaroteno (que el organismo convierte en vitamina A) son esenciales para prevenir problemas oculares. Hasta el punto de que, en algunos países en vías de desarrollo, el déficit de vitamina A es la causa más común de ceguera en personas menores de 21 años. Su primer síntoma: la llamada ceguera nocturna o incapacidad para adaptarse a la luz tenue.

  • Alimentos que previenen el ictus

    Alimentos que previenen el ictus

    Contienen antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales capaces de prevenir la cascada de procesos que conducen al deterioro cardiovascular y, finalmente, a los ataques cerebrales.

  • Una dieta para prevenir el infarto

    Una dieta para prevenir el infarto

    Lo que comes puede ayudarte a prevenir, e incluso revertir, algunas formas de enfermedad cardiovascular y, de ese modo, evitar el infarto de miocardio. Toma buena nota.

  • Mantén tu peso: cinco ideas que se deben cuestionar

    Mantén tu peso: cinco ideas que se deben cuestionar

    La publicidad, el boca a boca... han llenado de tópicos las fórmulas para mantener el peso y mejorar nuestra nutrición. ¿Cuáles son reales?

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso