Plusesmas.com

LA DISPAREUNIA TIENE TRATAMIENTO

Dispareunia, cuando el sexo duele

Dispareunia, cuando el sexo duele

No es algo que las mujeres comenten en voz alta, pero lo cierto es que un porcentaje sorprendente de mujeres sufren físicamente durante el acto sexual. La buena noticia es la dispareunia (como se llama este trastorno), tiene tratamiento en la mayoría de los casos.

CONTENIDO:
¿Cuáles son los síntomas?
¿Cómo se diagnostica?
¿Cómo se trata?

Las estadísticas dicen que muchas mujeres tienen relaciones sexuales dolorosas en algún momento de su vida. Lo malo es que algunas sienten dolor cada vez que realizan el acto sexual. En pleno siglo XXI, y dadas las posibilidades de tratamiento, ese sufrimiento es irracional. Sobre todo porque no sólo afecta al bienestar físico, sino a la relación de pareja y a la propia autoestima.

¿Por qué se produce la dispareunia?
• Lubricación inadecuada. Es la causa más frecuente del dolor durante la relación sexual. En muchos casos, el problema se soluciona prolongando el periodo de excitación previo al coito. Sin embargo, puede ocurrir que, sencillamente, una mujer no produzca la lubricación suficiente para una penetración satisfactoria.

En mujeres de mediana edad, los cambios hormonales de la menopausia pueden dar lugar a vaginitis atrófica (adelgazamiento de la pared vaginal), otra causa de lubricación inadecuada y, como consecuencia, de dispareunia. Además, los niveles de substancias lubricantes disminuyen con la edad.

La sequedad vaginal puede ser también un efecto secundario de ciertos medicamentos, como el fármaco anticanceroso tamoxifeno.

Igualmente, las madres lactantes pueden experimentar sequedad vaginal como consecuencia de los cambios hormonales asociados de la lactancia.

• Irritación o inflamación de la zona vaginal. Son varias las causas de este problema: enfermedades de la piel, vestibulitis vulvar (inflamación en la entrada de la vagina), problemas alérgicos producidos por la ropa interior, espermicidas, jabones...

• Infección. Algunas infecciones (por hongos, infecciones del tracto urinario, enfermedades de transmisión sexual) pueden provocar dispareunia. En la mayoría de los casos, también suelen estar presentes otros síntomas, como sensación de quemazón al orinar, descarga vaginal (flujo)...

• Endometriosis. Es un trastorno en el cual fragmentos de la pared del útero “migran” a la cavidad abdominal, lo que puede provocar dolores pélvicos y dispareunia.

• Abusos y traumas sexuales. Un historial de abusos y traumas sexuales es a menudo causa de dispareunia. En algunos casos, el problema incluye vaginismo, trastorno en el que se producen intensos espasmos durante el coito. Si ese es tu caso, es importante que comprendas que esta situación es consecuencia de un intento de tu organismo para protegerse de posibles daños.

  • Ver más artículos relacionados con la sexualidad:

La impotencia, superada
Claves para una vida sexual sana

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso