Plusesmas.com

Alzheimer

¿Qué es el Alzheimer? En esta enfermedad, el tejido cerebral degenera progresivamente, provocando pérdida de memoria y de capacidades mentales, sociales... y finalmente aislando al paciente del mundo que le rodea. Si bien el no es parte del proceso de envejecimiento, el riesgo de desarrollar la enfermedad aumenta con la edad. Si el 5% de las personas de entre 65 y 74 años padecen Alzheimer, el porcentaje llega al 50% a partir de los 85 años.

Síntomas persistentes y que empeoran. Todos tenemos lapsus de memoria. A todos se nos olvida alguna vez dónde dejamos las llaves o el nombre de personas a las que no vemos a menudo. Los problemas de memoria de las quienes padecen Alzheimer son diferentes: persisten en el tiempo y, además, empeoran. Un paciente de Alzheimer puede repetir cosas; olvidar conversaciones recién mantenidas; dejar las cosas en lugares inverosímiles (por ejemplo, los calcetines en el congelador); desorientarse en lugares antes familiares; olvidar los nombres de personas cercanas; tener problemas para reconocer números o fechas; no darse cuenta de peligros del entorno; descuidar su higiene; vestir de forma extravagante; desarrollar desconfianza o agresividad; volverse insociable y apático; perder el sentido del equilibrio y capacidades motoras ...

Posibles causas. Los expertos creen que se origina por una combinación de factores, genéticos, del estilo de vida y el entorno. En cambio, el efecto de la enfermedad en el tejido cerebral es más evidente: el Alzheimer daña y mata las neuronas. En concreto, se dan dos tipos de daño neuronal:
Las placas: son depósitos de proteína beta-amiloide, que interfieren en la comunicación entre las células.
Los ovillos neurofibrilares. La estructura de soporte interna de las neuronas depende del funcionamiento normal de una proteína llamada tau. En las personas con Alzheimer, las fibras de tau experimentan alteraciones que provocan la formación de ovillos. Muchos expertos creen que estos ovillos dañan seriamente las neuronas, provocando su muerte.

Sin cura, pero con tratamiento. Aunque el Azheimer no tiene cura de momento, existen tratamientos –como los inhibidores de la colinesterasa o la memantina—que pueden mejorar la calidad de vida de los afectados. Además de consultar el problema a los primeros síntomas, los expertos ponen el énfasis en la atención y el apoyo a los pacientes... y a sus cuidadores.

Factores de riesgo. Tener más de 65 años, tener familiares afectados de Alzheimer ( padre, madre o hermano), ser mujer, tener problemas cognitivos o de memoria a edad temprana, ser hipertenso, tener hipercolesterolemia o diabetes mal controlada... aumenta el riesgo de desarrollar Alzheimer.
Factores protectores. Mantenerse mentalmente activo toda la vida, tener estudios superiores, seguir una dieta sana, equilibrada y rica en antioxidantes, hacer ejercicio regular... ayudan a reducir el riesgo.

Enlaces de interés :
Fundación Alzheimer España
Asociación para las Familias con Alzheimer
Portal Alzheimer
Confederación Española de familiares de enfermos de Alzheimer y otras demencias
Alzheimer’s Association

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso