Plusesmas.com

Colonoscopia

Exploración que permite la visualización directa de todo el intestino grueso y también, si es necesario, la parte final del intestino delgado (íleon terminal), utilizando un tubo flexible que se introduce a través del ano.

¿Cómo me preparo?
Para poder realizar la exploración el intestino grueso debe estar limpio, para ello 3 ó 4 días antes seguirá una dieta sin fibra, por lo que no se deberá tomar verduras, legumbres pan integral, etc. El día antes de la prueba se toma un preparado laxante y permanecer a dieta. En algunos casos, y previa consulta médica, habrá que suspender la medicación.

¿Cómo se realiza la exploración?
Al paciente, sedado, se le introduce un tubo flexible a través del ano. Durante la colonoscopia, si es necesario, se toman pequeñas muestras de mucosa (biopsias) para estudios de Anatomía Patológica. En el caso de detectar pólipos, pueden ser extirpados usando un bisturí eléctrico.

¿Duele?
Normalmente la colonoscopia se hace con sedación y, además, la mucosa del intestino grueso no tiene terminaciones nerviosas sensitivas.

No obstante, durante la prueba se puede experimentar molestias abdominales y sensación de hiperpresión abdominal, con necesidad de evacuar su intestino.

Después de la exploración, puede quedar alterados los reflejos y la capacidad sensorial, por lo que conviene descansar y estar siempre acompañado por otra persona.

Riesgos
Raramente se producen complicaciones. No obstante, puede darse distensión del abdomen, dolor, hipotensión, flebitis, reacciones alérgicas, infección, aspiración bronquial, hemorragia, perforación y parada cardiorrespiratoria.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso