Plusesmas.com

Deshidratación

Pérdida de una cantidad significativa de líquido. Normalmente se pierde sólo agua, pero a veces también se pierden sodio, potasio u otros electrolitos que van disueltos en este líquido. Su causa más frecuente es el vómito y la diarrea. Además de a los niños, afecta muy especialmente a las personas mayores y a aquellas con enfermedades crónicas.

¿Todas las deshidrataciones son iguales?
En absoluto. Pueden ser leves, moderadas o severas, según el porcentaje de líquido corporal que se ha perdido o que no se ha repuesto. La deshidratación severa es una situación de emergencia potencialmente mortal.

Síntomas
Los síntomas más habituales son boca pegajosa o reseca, disminución o ausencia de producción de orina, ojos hundidos, estado comatoso (casos severos)

¿Cómo se diagnostica?
El médico comprobará si la presión sanguínea es baja, si la frecuencia cardiaca es alta y si existe turgencia en la piel. Generalmente, encargará análisis de sangre para verificar niveles de sodio, potasio y bicarbonato. Servirá también para vigilar el estado de la creatinina y de la urea, parámetros que se elevan cuando hay deshidratación.

Tratamiento
Tomar líquidos generalmente es suficiente en casos de una deshidratación leve. Es mejor suministrar con frecuencia pequeñas cantidades de líquido, en vez de obligarse a tomar mucho líquido de una sola vez.

En los casos de deshidratación moderada a severa, puede ser necesaria la hospitalización del paciente y la administración de líquidos intravenosos.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso