Plusesmas.com

Hepatitis

No siempre está causada por un virus. También puede deberse a infecciones bacterianas o por hongos, abuso de alcohol, consumo de fármacos, enfermedades hereditarias, respuestas inmunitarias anómalas…

¿Qué es la hepatitis? Hepatitis significa inflamación del hígado. La inflamación hepática puede haber sido causada por:
1) infecciones víricas (causantes las hepatitis A, B, C y D), bacterianas o por hongos;
2) abuso de alcohol, consumo de drogas o tóxicos;
3) sobredosis de paracetamol, que puede llegar a ser mortal;
4) una respuesta inmunitaria anómala, en la que las defensas atacan el hígado (hepatitis autoinmunitaria).

La enfermedad hepática también puede ser consecuencia de trastornos hereditarios, como la fibrosis quística y la enfermedad de Wilson (exceso de cobre en el hígado).

Otros medicamentos que pueden causar daño al hígado incluyen metildopa (utilizado a menudo para la hipertensión arterial), isoniazida (para la tuberculosis), medicamentos anticonvulsivos (como valproato y fenitoína), clorpromazina, amiodarona (para las arritmias) y algunos antibióticos. Si el médico considera la necesidad de recetar alguno de estos fármacos, es posible que quiera examinar la función hepática del paciente.

Síntomas. En sus primeras etapas, las hepatitis pueden provocar síntomas parecidos a los de la gripe, como malestar general, cansancio, fiebre, dolores musculares, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, diarrea, ictericia... No obstante, algunas personas no presentan ningún síntoma y no saben que están infectadas, con lo que no se tratan para evitar que la hepatitis se convierta en crónica y tampoco toman medidas para evitar el contagio a otras personas.

Aguda o crónica. La hepatitis puede iniciarse y resolverse rápidamente (hepatitis aguda) o bien causar una enfermedad prolongada (hepatitis crónica). En algunos casos, puede provocar daño hepático progresivo, cirrosis hepática e incluso cáncer de hígado. El pronóstico de la hepatitis depende de muchos factores, sobre todo de la causa del daño hepático y las enfermedades subyacentes. La hepatitis A, por ejemplo, es generalmente de corta duración y no conduce a problemas hepáticos crónicos. En cambio, entre un 50% y un70% de las personas que padecen hepatitis C cronifican la enfermedad y un 20% de ellas desarrollan cirrosis a los 10 años del contagio. De hecho, la hepatitis C es la razón número 1 para necesitar un trasplante de hígado.

Factores de riesgo. Los factores de riesgo para desarrollar hepatitis incluyen:
1) El consumo de drogas intravenosas.
2) La sobredosis de paracetamol.
3) Tener comportamientos sexuales de riesgo
4) Consumir alimentos contaminados.
5) Viajar a zonas con alta incidencia.
6) Estancias en hospitales y residencias de ancianos.
7) Abusar del alcohol.
8) Ser receptor de un trasplante de órgano.
9) Tener VIH o SIDA.
10) Haber recibido una transfusión de sangre antes de 1990.
11) Ser un bebé nacido de una madre con hepatitis B o C (se transmiten durante el parto).
12) Trabajar en entornos sanitarios (por el posible contacto con sangre infectada).
13) Hacerse tatuajes

Millones de afectados. Unos 600 millones de personas en el mundo tienen hepatitis B o C, que se transmiten a través de fluidos corporales, relaciones sexuales, compartir jeringuillas... La hepatitis B, por ejemplo, es 100 veces más infecciosa que el virus del Sida. El pronóstico de la hepatitis depende de muchos factores, entre ellas la causa y del hecho de tener o no otras enfermedades que puedan complicar el tratamiento. Muchas personas se recuperan completamente. Sin embargo, el hígado puede tardar meses en sanar.

Dos vacunas y nuevos tratamientos. En la actualidad, existen vacunas contra las hepatitis A y B. La de la hepatitis B está incorporada al calendario vacunal infantil español. Ambas están disponibles para personas con alto riesgo de contagio. No existe vacuna contra la hepatitis C, pero sí tratamientos cada vez más eficaces. Más de un 50% de pacientes tratados con una combinación de interferon pegilado y ribavirina responde al tratamiento (con desaparación de los virus de la sangre).
En cuanto al tratamiento de la hepatitis B crónica, nuevos estudios han demostrado que, tras 6 años de tratamiento, el fármaco entecavir (Baraclude) consigue mantener el virus en niveles indetectables en el 96% de pacientes.

Enlaces de interés:
Asociación española de enfermos de hepatitis C
Asociación Nacional para la Defensa y Ayuda de Afectados por la Hepatitis C (ANDAAHC)
Hepatitis 2000
World Hepatitis Aliance
Sociedad Española para el Estudio del Hígado

Relacionados

  • Síntomas de la hepatitis crónica autoinmune

    La hepatitis crónica autoinmune es una enfermedad crónica caracterizada por inflamación del hígado, que se produce por la reacción anormal del sistema inmune contra las estructuras normales del propio hígado.

  • ¿Cómo se produce una hepatitis?

    ¿Cómo se produce una hepatitis?

    La hepatitis es un virus que se desplaza a través del torrente sanguíneo y ataca al hígado Existen diversos tipos de hepatitis, la hepatitis C es la más dañina. El virus de la hepatitis causa la inflamación del hígado . Las células sanas son reemplazadas por tejido cicatrizal, lo que impide que el hígado funcione normalmente.

  • ¿Por qué se prouce la Hepatitis C?

    La hepatitis C es una enfermedad hepática infecciosa causada por el virus de la hepatitis C. El término hepatitis se refiere a toda enfermedad caracterizada por producir inflamación del hígado.

  • ¿Qué es la hepatitis?

    ¿Qué es la hepatitis?

    Las hepatitis son un grupo de enfermedades caracterizadas por producir inflamación del hígado. Cuando esta inflamación ha aparecido recientemente hablamos de hepatitis aguda y a los procesos que duran más de seis meses les llamamos hepatitis crónicas.

  • ¿Cómo se produce la cirrosis del hígado?

    ¿Cómo se produce la cirrosis del hígado?

    El hígado es un órgano ubicado en el cuadrante superior derecho del abdomen y forma parte del aparato digestivo. Desempeña diversas funciones vitales: procesa los nutrientes, produce proteínas, almacena azúcar o glucógeno, y también regula los niveles hormonales del cuerpo, el nivel de azúcar en sangre, el nivel de colesterol y la retención de líquidos. El hígado filtra las sustancias no deseadas y ayuda al cuerpo a combatir las infecciones.

  • ¿Por qué se produce la cirrosis hepática?

    ¿Por qué se produce la cirrosis hepática?

    La cirrosis hepática es la consecuencia final de muchas enfermedades hepáticas crónicas que lleva a la pérdida de la arquitectura normal del hígado y una disminución progresiva de sus funciones.

  • ¿Cómo se origina el cáncer de hígado?

    ¿Cómo se origina el cáncer de hígado?

    El hígado es el órgano más grande del cuerpo y está ubicado justo debajo de las costillas, en el lado derecho. Cumple diversas funciones: filtra los desechos y otros materiales dañinos de la sangre, produce enzimas y bilis que ayudan en la digestión, y produce hormonas y sustancias químicas necesarias para regular las distintas funciones del cuerpo. Las células del hígado se denominan hepatocitos.

  • ¿Cómo se realiza un trasplante de hígado?

    ¿Cómo se realiza un trasplante de hígado?

    El hígado forma parte del aparato digestivo y está ubicado en el cuadrante superior derecho del abdomen. Desempeña diversas funciones vitales: procesa los nutrientes, produce proteínas, almacena azúcar y glucógeno y además, controla los niveles hormonales, de azúcar en sangre, de colesterol y la retención de líquido. El hígado filtra las sustancias no deseadas de la sangre y ayuda al cuerpo a combatir las infecciones.

  • Cómo se realizar una biopsia de hígado

    Cómo se realizar una biopsia de hígado

     La biopsia hepática consiste en la obtención de una muestra de tejido hepático para su posterior estudio al microscopio.

  • Enfermedades de transmisión sexual

    Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) como su propio nombre indica son un grupo de enfermedades e infecciones que se transmiten tras el contacto sexual con una persona afectada.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso