Plusesmas.com

Incontinencia urinaria

¿Qué es la incontinencia urinaria?
Si se te escapa un poco de orina al toser o al reír; si, al meter la llave en la cerradura cuando llegas a casa no puedes reprimir las ganas de orinar; si has ido al baño hace media hora y tienes ganas de nuevo; si orinas más de 8 veces al día; si te levantas cada a orinar todas las noches; si tienes pérdidas inconscientes de orina ... entonces tienes un problema de incontinencia urinaria. En cambio, un buen control de la vejiga significa orinar sólo cuando y donde quieres hacerlo.

Un problema, muchos afectados
Más del 5% de la población española –y el doble de mujeres que de hombres-- padece pérdida de control de la vejiga. De hecho, la incontinencia urinaria afecta al 10%-25% de las mujeres menores de 65 años y al 15%-30% de las mayores de esa edad. El mensaje de los expertos: “Sufrir en silencio una incontinencia urinaria no tiene sentido. En la inmensa mayoría de casos, el problema tiene tratamiento sin necesidad de cirugía”.

Causas pasajeras o persistentes
La incontinencia puede deberse a problemas pasajeros, como infecciones urinarias o vaginales, estreñimiento severo, obesidad, tabaquismo o el efecto de ciertos fármacos (antidepresivos, diuréticos, narcóticos, antipsicóticos...). También puede ser consecuencia de problemas neurológicos o cerebrovasculares, diabetes, hiperplasia de próstata (en hombres), anomalías en la uretra, prolapso de útero o de vejiga... Cuando no es secundaria otra patología (lo que ocurre en la mayoría de los casos), suele darse por pérdida de tono o deterioro de los músculos implicados en la micción: músculo de la vejiga, músculos esfínteres y músculos del suelo pélvico.

Embarazos y deportes: riesgos añadidos
El deterioro de los músculos implicados en la micción puede ser consecuencia de embarazos y partos; la práctica de ciertos deportes; la menopausia ( por la caída hormonas que ayudan a mantener el tono muscular); la práctica de algunas profesiones (como sopladores de vidrio o músicos que tocan instrumentos de viento, que ejercen presión en el abdomen al soplar).

Tratamientos
Existen varios, que pueden utilizarse en solitario o conjuntamente. La lista de opciones incluye:
1. Rehabilitación de los músculos pélvicos. Puede requerir la práctica de los ejercicios de Kegel, biofeedback, estimulación eléctrica del suelo pélvico o entrenamiento de la vejiga (para aprender a retener la orina durante periodos crecientes de tiempo y a micccionar a intervalos regulares).
2. Pérdida de Peso. El exceso de peso aumenta el riesgo de incontinencia urinaria. Perder apenas un 10% del peso puede ayudar a resolver el problema.
3. Cambios en el estilo de vida. Prescindir del café, el té, el alcohol y/o el tabaco pueden mejorar la incontinencia.
4. Medicamentos. Algunos ayudan a tonificar y fortalecer los músculos del suelo pélvico y los que rodean a la uretra. Otros relajan unos músculos de la vejiga demasiado activos.
5. Implantes de colágeno. Se emplean en la incontinencia de esfuerzo. Consisten en inyectar pequeñas cantidades de colágeno en la uretra. La inyección añade volumen a los tejidos de la uretra, lo que ayuda a que se mantenga cerrada.
6. Cirugía. Se utiliza sólo tras haber intentado otros tratamientos. Algunos tipos de cirugía recolocan la vejiga en una posición normal. Otros recurren a implantes.
7. Compresas y pañales. Ayudan a conservar la sequedad, pero no curan la incontinencia, por lo que su empleo solo debe ser temporal.

Para prevenir la incontinencia urinaria:
1. Elimina la cafeína y el alcohol de la dieta.
2. No retrases inútilmente el momento de ir al baño.
3. Bebe mucha agua (al menos 6 vasos al día)
4. Bebe un vaso de zumo de arándanos al día (protege contra infecciones de las vías urinarias).
5. Consulta al médico en cuanto notes molestias o dolor al orinar.
6. Sigue una dieta rica en fibra, que evite el estreñimiento.
7. Haz ejercicio moderado con regularidad.
8. Aprende a hacer los ejercicios de Kegel.
9. Acude al médico a los primeros síntomas de incontinencia.
10. Evita el exceso de peso.

Enlaces de interés
Sistema Nefro-urinario
Medline Plus
Pérdidas de orina
Incontinencia urinaria

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso