Plusesmas.com

Manometría ano-rectal

Es una prueba que sirve para medir el funcionamiento de la parte final del intestino (recto y ano). Para realizarla se coloca una sonda fina con agujeros a través del ano. Los resultados pueden ayudar a identificar algunas causas de dolor anal, incontinencia y estreñimiento.

¿Cómo se preparo?
Esta prueba no requiere preparación. En ocasiones se administra un enema la noche anterior. No obstante, conviene consultar con el médico si conviene tomar la medicación habitual, ya que algunos fármacos que modifican las presiones a nivel del recto y del ano, y por lo tanto pueden alterar los resultados de la prueba.

¿Cómo se hace?
Según sea el motivo por el que se indicado la prueba, pueden utilizarse una o varias sondas (todas ellas finas), que se introducen a través del ano en el recto unos 10 cm. Uno de los tipos de sondas tiene un globo en su extremo: se introduce deshinchado y se hincha una vez colocada la sonda en el recto. La sonda que se ha colocado en el recto está conectada a un sistema de presiones y a un ordenador, de manera que las presiones que se generan en el recto y en el ano se reflejan en la pantalla del ordenador mediante unos gráficos.

¿Duele?
Las maniobras no son dolorosas, por lo que no se utiliza la sedación. Es importante que el paciente colabore con el especialista, realizando todas las sencillas maniobras que va a pedirle. Después de la exploración, se puede realizar una vida normal.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso