Plusesmas.com

Preguntas más frecuentes sobre el Alzheimer

Preguntas más frecuentes sobre el Alzheimer

Resolvemos las principales cuestiones que pueden surgiros en torno a la enfermedad de Alzheimer, sus síntomas, tratamientos...

¿Que diferencia hay entre el Alzheimer y la demencia senil?

Antiguamente, a cualquier demencia aparecida después de los 65 años se le denominaba demencia senil. Pero hay diferentes tipos de demencia: puede ser por Alzheimer, por pequeños infartos cerebrales o debida al Parkinson avanzado, por citar algunos de ellos. La más habitual es la enfermedad de Alzheimer.

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es una demencia asociada a la edad de origen orgánico, progresivo, irreversible y degenerativo y se caracteriza por pérdidas constantes de las funciones cognitivas y cambios afectivos.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad?

No se sabe exactamente, aunque la investigación intenta aclarar los factores desencadenantes de los cambios que se producen en el tejido cerebral de todos los enfermos. Se sabe que la enfermedad es más común en edades avanzadas, que la genética puede influir en algunos casos, e incluso que podría haber factores ambientales, deficiencias hormonales o dietas que pudieran contribuir a desencadenar la enfermedad.

Cada vez hay mas personas diagnosticadas de Alzheimer ¿Es una enfermedad que va en aumento?

Cada vez es mayor la esperanza de vida y por tanto hay un mayor número de personas mayores, por lo que serán cada día más los enfermos de Alzheimer. Además, las personas consultan más al médico y los facultativos suelen estar más atentos al desarrollo de la enfermedad en sus pacientes.

¿Se debe decir al paciente la enfermedad que padece?

Cada persona reacciona de una manera, pero es mejor que sepa la verdad, aunque a veces convenga hacerlo poco a poco.

¿Qué puede hacer la familia?

Cuidar del enfermo y darle todo su cariño. Y la tarea no es fácil. Nadie está preparado para ser cuidador de un ser querido que sufre una enfermedad de Alzheimer. La información sobre la enfermedad, sus repercusiones y sus consecuencias es absolutamente necesaria. Tanto las administraciones autonómicas y locales como las asociaciones de familiares de enfermos cuentan con guías con consejos prácticos para aprender a manejar la situación y pueden proporcionar el apoyo psicológico que se va a necesitar.

¿Se puede heredar el Alzheimer?

Es posible, pero son casos muy raros (1%) y suelen darse en personas menores de 55 años. La opinión general es que los genes únicamente contribuyen a aumentar la susceptibilidad de una persona a padecer la enfermedad, pero la gran mayoría de los enfermos no lo son por transmisión genética.

¿Cuáles son los primeros síntomas?

El síntoma primordial de comienzo de la enfermedad es la pérdida de memoria inmediata, es decir, no saber que está haciendo en ese momento o lo que hizo hace unas horas. Otro de los cambios es la pérdida de interés por las cosas, la pérdida de concentración o su incapacidad para tomar decisiones. También aparece la desorientación y extraños cambios de humor, derivados muchas veces de su apreciación de que algo no va bien en su cerebro.

¿Los enfermos son conscientes del inicio del Alzheimer?

Aproximadamente un 30% de los enfermos no son conscientes de que su cerebro está enfermando y buscan explicaciones racionales para lo que les ocurre: por ejemplo, lo achacan a la edad.

¿Es cierto que las personas que han desarrollado una actividad intelectual tienen menos posibilidades de desarrollar la enfermedad que las que no lo han hecho?

La enfermedad no entiende de capacidades intelectuales, pero es verdad que en la práctica las personas acostumbradas a utilizar el cerebro presentan menos casos. No obstante, hay quien asegura que, como contrapartida, cuando desarrollan la enfermedad, esta tiene un curso más rápido.

¿Es posible tomar precauciones para evitar su aparición?

No se sabe lo suficiente acerca de la enfermedad como para poder recomendar algún tipo de precaución.

¿Afecta por igual a hombres y a mujeres?

Por igual. Aunque hay un mayor número de enfermas, es solamente porque la mujer vive más años que el hombre y, por tanto, es mayor su número.

¿El progreso de la enfermedad es igual en todos los pacientes?

Aunque en todos los casos se produce un deterioro progresivo, el curso de la enfermedad nunca es igual. En algunos casos el avance en el deterioro es rapidísimo, mientras que en otros el avance es más lento. Tampoco todos experimentan los mismos síntomas.

Desde el momento del diagnóstico de la enfermedad, ¿cuánto tiempo puede vivir el paciente?

Aunque depende de diversos aspectos, sobre todo de los cuidados, podría decirse que el tiempo de supervivencia estará alrededor de quince años.

¿Existe un tratamiento curativo?

No existe actualmente un tratamiento farmacológico curativo de la enfermedad. Sí hay, en cambio, tratamientos farmacológicos y no farmacológicos que aminoran la velocidad de progresión de la enfermedad detectada tempranamente y que mejoran la sintomatología y la calidad de vida de los enfermos.

¿Está mejor el paciente en una residencia?

Depende. En principio, la mayoría puede permanecer en su hogar y ser tratado en su entorno, aunque en algunos casos con la enfermedad avanzada puede que haya que recurrir a un centro donde se le proporcionen todos los cuidados sanitarios, humanos y ambientales que necesita.

Para cuidarle en casa, ¿qué tipo de profesionales podrían ayudarme?

En el cuidado diario serán muy útiles especialistas como un fisioterapeuta, un terapeuta ocupacional, un psicólogo, enfermera o auxiliar psicogeriátrico.

¿En qué consiste la afasia?

Se caracterizan por trastornos de la producción y de la expresión del lenguaje. Los elementos anómalos producidos reciben el nombre genérico de parafasias. Habitualmente se acompaña de alexia y agrafia.

¿En qué consiste la apraxia?

Es la pérdida de la capacidad de llevar a cabo movimientos aprendidos y familiares, a pesar de tener la capacidad física (tono muscular y coordinación) y el deseo de realizarlos

¿En qué consiste la agnosia?

Es la interrupción en la capacidad para reconocer estímulos previamente aprendidos o de aprender nuevos estímulos sin haber deficiencia en la alteración de la percepción, lenguaje o intelecto. Los tipos de agnosias se relacionan con las distintas modalidades sensoriales: visual, auditiva, táctil…

¿Hay ejercicios o actividades que puedan ayudar a estos enfermos a ser menos dependientes?

Sí, existen diversas técnicas de fisioterapia, de terapia ocupacional y aprendizaje que permiten a los enfermos de Alzheimer realizar diversas tareas más o menos complicadas que no serían posibles sin estas técnicas especiales.

Relacionados

  • Consejos para prevenir la enfermedad de Alzheimer

    Consejos para prevenir la enfermedad de Alzheimer

    Es la principal causa de la demencia y una de las patologías más temidas por las sociedades avanzadas. La enfermedad de Alzheimer tiene en la pérdida de memoria uno de sus primeros síntomas, al que se añaden, a medida que la patología avanza, los problemas de lenguaje, los emocionales y los perceptivos.

  • El entorno del enfermo de Alzheimer

    El entorno del enfermo de Alzheimer

    La familia es pieza clave ante la enfermedad de Alzheimer.

  • Así es la enfermedad de Alzheimer

    Así es la enfermedad de Alzheimer

    Es la principal causa de la demencia y una de las patologías más temidas por las sociedades avanzadas. La enfermedad de Alzheimer tiene en la pérdida de memoria uno de sus primeros síntomas, al que se añaden, a medida que la patología avanza, los problemas de lenguaje, los emocionales y los perceptivos.

  • ¿Cómo es el cerebro de un enfermo de Alzheimer?

    ¿Cómo es el cerebro de un enfermo de Alzheimer?

    Un cerebro sano está conformado por millones de células nerviosas que se interconectan, denominadas neuronas. Las neuronas se comunican entre sí constantemente enviando señales eléctricas a través de extensiones similares a tentáculos, denominadas axones y dendritas.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso