Plusesmas.com

Aprovecha las ventajas de la psicología positiva

Aprovecha las ventajas de la psicología positiva

La Psicología positiva supone una nueva manera de ver la salud mental. En palabras de Seligman Padre de la Psicología positiva “el verdadero crecimiento personal y superación de nuestras dificultades no vendrían sólo de eliminar lo negativo, si no de construir y adquirir lo positivo”.

A una persona que no conozca cómo se trabaja desde la Psicología, le decimos que vamos a un psicólogo, o a ti querido lector, te comento que voy a un psicólogo ¿qué me responderías?... lo más seguro es que dirías que “¿qué te ha pasado?”, “¿qué problemas tienes?” o dirías “¿vas al loquero?”

Esa “imagen” sesgada de la Psicología se basa en que tradicionalmente se ha trabajado más desde los aspectos “negativos” y/o patológicos del ser humano, las pérdidas o el sufrimiento humano, y eso hace que nuestro primer pensamiento sea al expuesto anteriormente o similar.

Desde hace relativamente poco surge la Psicología Positiva, un nuevo enfoque que intenta ampliar esa imagen, para que muchos psicólogos intenten trabajar no solamente esos aspectos patológicos que se han mencionado antes (y que se deben seguir trabajando), pero que también se trabaje desde la positividad, mejora del rendimiento, las potencialidades, promoción del bienestar, el alcance de metas, estrategias de prevención, mejoras de habilidades, entre otras.

En el mundo académico hay una actual controversia, por si esta “nueva psicología” es tan independiente de lo que se hacía tradicionalmente para tener esa denominación, o es lo mismo que se ha hecho dentro de los diferentes enfoques que ya existían en la Psicología.

Pero mientras los “académicos” resuelven esos galimatías formales, lo que sí que es cierto es que se ha producido un gran auge en la forma de trabajar con las personas y en la investigación, en conceptos que antes eran anecdóticos o residuales dentro de la Psicología, como son: el optimismo, la felicidad, el humor, las fortalezas, inteligencia emocional, crecimiento personal, crecimiento profesional, creatividad, fluidez… y todo ello ha llegado al surgir de “nuevas profesiones” diferentes al psicólogo, como el coach, que usan muchos de esos conceptos.

En los momentos que vivimos de crisis e incertidumbre laboral, esta visión de la Psicología Positiva hace que las personas y profesionales más preparados en estos conceptos, son los que mejor se adaptaran a estos momentos de inestabilidad, y por suerte son conceptos, habilidades y herramientas que se pueden aprender.

Alguno me diréis, ¿es que para superar esta crisis hay que estudiar o prepararse? Pues la respuesta es que no…porque hay personas que por habilidades (innatas y/o aprendidas) o por su personalidad (más resilientes y/o adaptativas) superan mejor estas situaciones de dificultad, pero sí que es cierto que formarse en Psicología Positiva, hace que se adquieran más recursos de los que tenemos en nuestra “maleta”…y ya se sabe que “el saber no ocupa lugar” y más si produce efectos beneficiosos en los que lo adquieren.

Según palabras Martin Seligman, uno de los “padres” de la Psicología Positiva, “el verdadero crecimiento personal y superación de nuestras dificultades no vendrían sólo de eliminar lo negativo, si no de construir y adquirir lo positivo”.

Hagamos un breve recorrido por las áreas que reúne la denominada Psicología Positiva.

1. FELICIDAD:
Definir el concepto de felicidad es una tarea ardua ya que seguramente sea una de las definiciones más controvertidas y complicadas, pero según la definición de la Real Academia Española (RAE), la felicidad es:
>> Estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien.
>> Satisfacción, gusto, contento.
El ser humano ha perseguido la felicidad como una meta o un fin, un estado de bienestar ideal y permanente que conseguir.

Pero parece ser que la felicidad se compone de pequeños momentos, detalles vividos en el día a día, y quizá su principal característica sea la inestabilidad y el dinamismo constante a lo largo de nuestras vidas de ahí que desde el punto de la Psicología Positiva, sea necesario abordar el concepto “felicidad” como un estudio y un trabajo individualizado de bienestar subjetivo.

2. CREATIVIDAD:
La creatividad es la capacidad que tiene el cerebro para llegar a conclusiones nuevas y resolver los problemas de una forma original y efectiva. Para que una actividad sea creativa debe ser intencionada y apuntar hacia un objetivo intrínseco o extrínseco.

Todos nacemos con la capacidad creativa, pero luego cultural, educativa o ambientalmente puede ser estimulada o no, así que, como otras capacidades humanas, la creatividad se puede trabajar y mejorar, con técnicas, para aumentar y desarrollar nuestra capacidad creativa.

3. FLUIR:
El concepto de “Fluir”, surge del término anglosajón flow, elaborado por el psicólogo Mihalyi Csikszentmihalyi, otro de los “padres” de la Psicología Positiva, quien lo definió como “un estado en el que la persona se encuentra completamente absorta en una actividad para su propio placer y disfrute, y en esa actividad hace perder la noción del tiempo y se produce que, en ese “estado”, todos los sentidos, las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin parar y produce una gran satisfacción”.

Casi cualquier persona, en casi cualquier clase de actividad, puede producir un estado de fluidez, y esa gran satisfacción se produce una vez terminada la acción que nos ha mantenido en ese estado de intensidad.

4. RESILIENCIA:
La Resiliencia es un término en gran auge en estos días que vivimos, está siendo de gran importancia y divulgación en diferentes foros, y según la RAE, la definición de resiliencia sería:

>> Psicol. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.
El ser humano, en términos generales, tiene una capacidad de adaptación a las dificultades de la vida y nuestro instinto de supervivencia nos hace seguir hacia adelante a pesar de catástrofes, pérdidas o situaciones no deseadas, pero hay personas que se adaptan mejor, y tienen la capacidad de mirar al futuro con esperanza y en positivo, a pesar de que en el momento presente esté en una situación, o varias, que le desestabilicen o sus condiciones de vida sean dificultosas o graves. Eso es la resiliencia y se pueden aprender estrategias para ser personas más resilientes.

5. OPTIMISMO:
La Psicología Positiva, tenía que investigar uno de los conceptos más usados y asociados con la positividad y que es el optimismo, que según la definición de la RAE, sería:

>> Propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable.
El optimismo es una actitud vital y supone hacer un esfuerzo para encontrar soluciones, ventajas y posibilidades, y eso conlleva que las personas optimistas tengan más éxito en la vida, tengan mayor perseverancia para conseguir los objetivos que se propongan y tener mejor salud física, y eso les hace salir fortalecidos y encontrar beneficios incluso en situaciones negativas, estresantes y traumáticas.

6. HUMOR:
El humor (el buen humor) es un dispositivo del ser humano que permite liberar tensiones, alejar las preocupaciones y “olvidarnos” de los problemas.

La risa, se sabe que es una herramienta curativa y preventiva de enfermedades porque incrementa las defensas inmunológicas de nuestro organismo y reduce las hormonas que nos causan tensiones.
El humor y la risa, incrementa la vitalidad, la energía y un aumento de la actividad cerebral y de multitud de músculos de nuestro cuerpo, y todo ello en un antídoto eficaz el estrés, la depresión y la tristeza.

7. FORTALEZAS PERSONALES:
Dentro de la Psicología Positiva se da importancia a las fortalezas que tenemos, que serían esos pilares personales que nos permiten disfrutar de la vida y afrontar las dificultades y algunos autores dicen que se podrían agrupar en 6 categorías como serían: humanidad, sabiduría, coraje, trascendencia, moderación y justicia:

8. INTELIGENCIA EMOCIONAL:
Según los diferentes sistemas educativos que se han aplicado en nuestra sociedad, se ha fomentado, desde que somos niños una formación que cultivase y enriqueciese la inteligencia intelectiva, el cociente intelectual, de manera que al acumular más datos y conocimientos, nos hacíamos más inteligentes y más cultos, y nos preparaba para la vida ordinaria, pero se sabe que la acumulación de datos no es suficiente para tener éxito y tener más momentos de felicidad en la vida.

De ahí surgió un concepto que se llama inteligencia emocional (IE), que intenta aunar habilidades que todos podemos aprender y/o desarrollar, que hace que las personas que tengan más desarrollado esa inteligencia consigan sus metas más fácilmente, son más felices y se desenvuelven y se relacionan mucho mejor con las demás personas, porque gestionan mejor las emociones y habilidades propias, y comprenden y asimilan mejor las emociones de los demás.

En definitiva, la Psicología Positiva se está instaurando dentro de nuestra sociedad (en colegios, hospitales, empresas, universidades, medios de comunicación, marketing, etc.) porque da las respuestas y los recursos a lo que la sociedad actual necesita, y la gran noticia es que se puede aprender…y si no fuera tan “potente” ¿por qué Coca-Cola, Fundación Botín o la familia Punset son algunos de los grandes divulgadores, investigadores y/o precursores de ella en nuestro país?
Muchas personas se están “aprovechando” de las virtudes de la Psicología Positiva y se están desmarcando en el mercado laboral al adquirir los conocimientos y las herramientas que ofrece…así que si no te gusta tu destino…cambia el enfoque y sé más inteligentemente positivo.


Juan Gonzalo Castilla Rilo

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso