Plusesmas.com

¿CUÁL ES EL MEJOR TRATAMIENTO?

¿Cuál es el mejor tratamiento para nuestra mente?

¿Cuál es el mejor tratamiento para nuestra mente?

Cada vez hay más personas que sufren malestar psicológico. Incluso los más fuertes pueden ser presa del estrés, la ansiedad y/o la depresión. Cuando los recursos propios son insuficientes y los que nos rodean se ven superados por sentirse incapaces de ayudarnos, se hace imprescindible acudir a un profesional de la psique que nos pueda proporcionar la orientación necesaria y un apoyo objetivo.

CONTENIDO
¿Por qué se va a un especialista?
Profesionales médicos ¿Quién es quién?
¿Cómo vencer las fobias?
La baja autoestima
¿Qué hacer con la depresión?
¿Cómo encarar las adicciones?
Tipos de terapias
¿Cómo escoger un psicólogo?

Afortunadamente, ha desaparecido esa vieja idea de que ir al psiquiatra o al psicólogo es igual a estar loco. Todos sabemos que no es así. El especialista de la mente es alguien que puede ayudar a sobrellevar los problemas, enseñar recursos nuevos y eficaces que sirvan para afrontar mejor las adversidades de la vida.

En psicología, por ejemplo, hay diferentes especialidades, como la pedagógica, jurídica, social, de organizaciones, pero, en psicología clínica y de la salud, los especialistas se ocupan de tratar los problemas del «alma». El psicólogo clínico es un experto que ha estudiado la mente y el comportamiento humano, gracias a los estudios y descubrimientos llevados a cabo, desde finales del siglo XIX hasta nuestros días, por numerosos precursores de diferentes escuelas. Ha profundizado en el desarrollo evolutivo del ser humano, y cómo se perfila la personalidad. Diagnostica y sabe abordar las diferentes patologías que provocan sufrimiento o malestar. Con su apoyo y técnicas psicoterapéuticas, brinda la posibilidad de conocerse y conocer a los demás de un modo comprensivo, de tomar consciencia sobre el porqué y el origen de algunos de nuestros males. Para aquellas personas que deciden visitar un buen día al psicólogo o al psiquiatra, este puede posibilitar un cambio en su vida y recursos para conseguirlo.

¿Por qué se va a un especialista?
Puede haber cientos de razones. Si hacemos una reducción generalizada, diríamos que el motivo principal es porque la persona está sufriendo, se encuentra mal, desconoce la razón de sus males y no sabe cómo salir por sí misma de ese estado. Las dolencias más frecuentes son los complejos de inferioridad o inseguridades, las fobias, trastornos de ansiedad de todo tipo y las depresiones, entre muchas otras patologías más o menos graves. También se plantean frecuentemente los problemas de pareja y trastornos sexuales. Una pareja de 55 y 65 años vivía una crisis provocada por la ausencia de deseo sexual por parte de la esposa. Ella aseguraba que amaba a su esposo pero que no podía tener relaciones sexuales. Además de esta apatía, sentía dolor cuando lo intentaban. Esta pareja se estaba enfrentando a los síntomas normales de la menopausia, es decir, debido a una menor producción de estrógenos, la mujer pierde elasticidad vaginal y capacidad de lubricar. Además el descenso de testosterona provoca una ausencia del deseo sexual. Facilitarles esta información y algunas recomendaciones prácticas fue suficiente para que esta pareja retomara su vida amorosa sin fantasmas ni complejos.

A partir de los 50 años, además de los síntomas de ansiedad que aparecen, debidos a los desequilibrios hormonales, surgen problemas relativos a este ciclo de la vida, como los duelos, los hijos que se emancipan, las jubilaciones. Son drásticos cambios de vida que no todo el mundo sabe encarar de forma positiva. La jubilación, por ejemplo, se convierte en un problema cuando no se sabe qué hacer, ni ocupar el tiempo en algo positivo y enriquecedor. Algunas personas pierden el sentido de sus vidas. La cincuentena es una etapa de crisis existencial, porque se tiende a hacer examen de lo que se ha conseguido en la vida y, como los juicios hacia uno mismo sean severos, pueden aparecer episodios de depresión más o menos agudos.

Existen muchas técnicas y enfoques para tratar este tipo de problemas, pero el objetivo siempre será el mismo: facilitar a la persona los recursos necesarios para que pueda encontrarse bien consigo misma y con los demás.

¿Quién es quién?
El psiquiatra. Es un médico especialista que trata la parte más humana de la Medicina. Además de diagnosticar, tiene la facultad de poner tratamientos farmacológicos adecuados a la patología que presenta el paciente. Hay psiquiatras que únicamente recetan y hacen un seguimiento de la sintomatología y otros que, además de recetar, son psicoterapeutas. Pueden ser psicoanalistas o dominar cualquier otra técnica psicoterapéutica, incluso ser psicólogos.

El psicólogo. No es médico, es un licenciado en Psicología y, si ha completado sus estudios de doctorado, será un Doctor en la materia, pero no puede recetar fármacos. Puede completar sus estudios para su aplicación clínica estudiando y practicando técnicas psicoterapéuticas en diferentes másters de posgrado que existen en la actualidad y reunir todos los requisitos necesarios para ello, según lo exige el Colegio de Psicólogos.

El psicoanalista. Puede ser un médico, un psicólogo o alguien que haya estudiado tanto la teoría como la práctica psicoanalítica. Tiene que haber completado su propio proceso de psicoanálisis y obtener el título en un centro especializado. Así mismo, como en las demás escuelas, su labor como terapeuta deberá estar supervisada todo el tiempo que sea necesario. Apoyándose en la teoría psicoanalítica y sus técnicas, como por ejemplo, la transferencia, el psicoanalista profundiza en los procesos inconscientes para poder curar los efectos de los traumas adquiridos en estadios infantiles. Es un tratamiento largo, pero de indudable eficacia para resolver problemas y aprender a conocerse profundamente.

El psicoterapeuta. Puede ser psiquiatra, psicólogo, psicoanalista o ejercer cualquier otro tipo de actividad, pero debe tener una formación seria y revisada en una escuela o instituto especializado y autorizado. Debe reunir los requisitos necesarios y pertenecer a la Federación Española de Psicoterapeutas y para ello debe estar avalado por un profesional que certifique que ha superado el nivel exigido para su formación. Puede estar especializado en un tipo de psicoterapia o en varias. El Colegio de Psicólogos propuso hace unos años que aquellos que quisieran ser psicoterapeutas sin tener el título de Psicología tendrían que superar muchas más horas de formación y supervisión que los requeridos para los psicólogos, además de pasar su propia psicoterapia.

Victoria Artiach Elvira. Psicóloga-psicoterapeuta.

Relacionados

  • ¿Cómo vencer las fobias?

    ¿Cómo vencer las fobias?

    Existen infinidad de fobias. Son miedos proyectados sobre objetos, animales o situaciones que impiden que se viva con normalidad ante su presencia.

  • Superar la baja autoestima

    Superar la baja autoestima

    Tener una mala imagen de sí mismo, considerarse peor que los demás, tener creencias de incapacidad...

  • ¿Qué hacer en caso de depresión?

    ¿Qué hacer en caso de depresión?

    A igual que el estrés, la depresión es la enfermedad de nuestro tiempo. Esto es lo que debes hacer en caso de estar sufriendo una depresión.

  • ¿Cómo encarar las adicciones?

    ¿Cómo encarar las adicciones?

    Este es un problema complejo que afecta al paciente y a todo su entorno familiar.

  • Tipos de terapias psicológicas

    Tipos de terapias psicológicas

    En las terapias hay diferentes niveles de actuación. Todo va a depender del enfoque psicoterapéutico, de la dolencia y del objetivo que el paciente plantea alcanzar.

  • ¿Cómo escoger un psicólogo?

    ¿Cómo escoger un psicólogo?

    A la hora de ponerte en manos de un experto para tratar diversos problemas emocionales que puedan surgir a lo largo de nuestra vida, debemos seguir esta serie de recomendaciones.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso