Plusesmas.com

Qué es la astenia crónica

Qué es la astenia crónica

La astenia es el término médico para el cansancio. El cansancio crónico se ha convertido en uno de los motivos de consulta más frecuentes en las consultas médicas.

¿Qué es?

La astenia es el término médico para el cansancio. El cansancio crónico se ha convertido en uno de los motivos de consulta más frecuentes en las consultas médicas. En la mayor parte de los casos es posible encontrar una causa, sea orgánica o psíquica, para la astenia, pero existe un amplio porcentaje de pacientes en los que no es posible identificar una causa específica. Para este grupo de pacientes se acuñó el término inglés "chronic fatigue syndrome", cuya traducción castellana es síndrome de fatiga crónica o de astenia crónica (SAC). El síndrome de astenia crónica se define por la existencia de cansancio de más de seis meses de evolución y que produce una reducción mayor del 50 por ciento en la capacidad para realizar las labores habituales.

¿Cuáles son sus causas?

No se conocen las causas de este síndrome. Las hipótesis más trabajadas relacionan su origen con infecciones virales crónicas, sobre todo las producidas por virus del grupo herpes (virus de Epstein-Barr y virus herpes humano tipo 6), pero no se ha podido demostrar con certeza esta posibilidad. Otras teorías, tampoco comprobadas, relacionan la aparición de esta enfermedad con alteraciones leves del sistema inmune o disfunción de las células musculares.

¿Cuáles son sus síntomas?

El síntoma cardinal es el cansancio, muy intenso, que no mejora con el descanso, y que produce una gran incapacidad para la vida laboral, social y de relación. Al cansancio sin causa y desmesurado se añaden otros síntomas menores, muy variables de unos enfermos a otros. Es frecuente tener algunas décimas de fiebre, sobre todo por las tardes. También se encuentran entre las quejas más habituales los dolores de cabeza, el dolor de garganta y los dolores musculares o debilidad. Otros síntomas incluyen la aparición de ganglios en el cuello, dificultad de concentración, alteraciones del sueño y otros muchos.

¿Quién puede padecerlo?

Esta enfermedad afecta fundamentalmente a personas previamente sanas y es más frecuente su aparición entre los 20 y los 50 años de edad, pero se han visto casos en pacientes de edad avanzada, y en la actualidad hay una gran controversia acerca de su posible existencia y la manera de definirla en los niños. Existe un claro predominio de mujeres afectadas.

¿Cómo se diagnostica?

El médico es quien, en la consulta, realiza el diagnóstico a partir de unos datos o criterios clínicos definidos, y una vez que ha descartado que existan otras causas para el cansancio del enfermo. No existen pruebas o análisis específicos que permitan confirmar el diagnóstico, aunque para descartar esas otras enfermedades causantes de cansancio puede ser preciso un amplio estudio de análisis o pruebas complementarias.

¿Cuál es el tratamiento?

Se han ensayado múltiples fármacos en el tratamiento del cansancio crónico, aunque la mayor parte de ellos sin resultados satisfactorios, excepto en casos aislados. De todos ellos, los mejores resultados se han obtenido con fármacos antidepresivos. Otro gran grupo terapéutico incluye a los estimulantes de la inmunidad y los antivirales. Los antiinflamatorios no esteroideos y los corticoides son eficaces en ocasiones en el control de los síntomas de la enfermedad, especialmente los dolores musculares y articulares, pero no influyen en la evolución a largo plazo de este síndrome. La única medida con eficacia demostrada en el manejo de esta enfermedad es la aplicación de programas específicos e individualizados de ejercicio y acondicionamiento físico.

¿Cuál es el pronóstico de esta enfermedad?

Se trata de una enfermedad crónica, de muy larga evolución, aunque con una tendencia ligera a la mejoría espontánea. A pesar de ello, esta enfermedad condiciona un importante grado de incapacidad, y más de la mitad de los pacientes continuarán teniendo dificultades para continuar con su actividad habitual a los cinco años del comienzo de la enfermedad.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Relacionados

  • Trastornos por calor

    Trastornos por calor

    La temperatura normal del cuerpo humano es de 37 grados centígrados, con oscilaciones fisiológicas alrededor de esta temperatura que son completamente normales.

  • Prevenir la deshidratación en enfermos dependientes

    Prevenir la deshidratación en enfermos dependientes

    A más edad, menos sed, pero se necesita más agua que en la juventud.

  • 7 pasos para caminar con buen pie

    7 pasos para caminar con buen pie

    Nos lo repiten hasta la saciedad: caminar es esencial para la salud. Sin embargo, es imposible seguir ese consejo si los pies no nos responden debidamente o si nos envían señales de dolor. Estos consejos pueden ayudarte a mantenerlos en buen estado.

  • Fatiga y alteraciones del sueño

    Fatiga y alteraciones del sueño

    Alrededor de la mitad de las personas mayores de 75 años padece insomnio, y una tercera parte toma medicamentos para dormir. Sin embargo, son pocas las que sufren realmente falta de sueño. Superar el insomnio es posible si tenemos en cuenta algunas reglas.

  • ¿Qué es la depresión?

    ¿Qué es la depresión?

    La depresión es un trastorno mental caracterizado fundamentalmente por un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza, asociados a alteraciones del comportamiento, del grado de actividad y del pensamiento. Supone una de las patologías más frecuentes en Atención Primaria, y es la primera causa de atención psiquiátrica y de discapacidad derivada de problemas mentales.

  • Ansiedad en los mayores

    Ansiedad en los mayores

    Tener que hacer gestiones en el banco, que se estropee la lavadora, incluso el nacimiento de un nieto pueden alterar el comportamiento y el estado físico de una persona que padece ansiedad generalizada.¿Por qué se produce? ¿Qué tratamientos funcionan?

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso