Plusesmas.com

Olivo

Olivo

Las hojas de olivo contienen un glucósido llamado oleuropeína, azúcares y otras sustancias muy eficaces para su utilización como hipotensor, como febrífugo y como astringentes, antisépticas y diuréticas.
Los frutos o aceitunas, contienen minerales (sobre todo calcio), enzimas, vitaminas A, B1 y B2; lípidos (grasas) y prótidos, éstos últimos comprenden sustancias esenciales para los seres vivos como los aminoácidos y las proteínas. Por todo ello, el aceite de oliva se ha utilizado tradicionalmente para problemas del aparato digestivo: como laxante, para facilitar la evacuación de la bilis en el intestino y como antídoto en caso de intoxicaciones alimentarias.
Asimismo se le han reconocido propiedades contra la arterioesclerosis, para el control de los niveles de colesterol en la sangre y, por tanto, para la salud cardiovascular.
También es muy beneficioso para la piel. En usos externos se utiliza como emoliente (suavizante de la piel) en forma de loción o ungüento, así como para combatir las arrugas.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso