Plusesmas.com

Preguntas frecuentes sobre homeopatía

Preguntas frecuentes sobre homeopatía

Resolvemos tus dudas sobre homeopatía con los temas más cuestionados.

¿En qué difieren la medicina convencional y la homeopatía?
La homeopatía trata la causa de la enfermedad –no los síntomas- a través de la administración de dosis de sustancias medicamentosas, potencialmente tóxicas que han desencadenado el problema. Parte de la base de que lo semejante se cura con lo semejante.

¿Qué ventajas tiene la homeopatía?
La homeopatía propone un acercamiento individual hacia la enfermedad que presenta el paciente. No está interesada sólo en diagnóstico, sino que toma en cuenta todos y cada uno de los aspectos en que se manifiesta.
Los seres humanos no somos iguales y, de igual manera, las enfermedades tampoco.

¿Para quienes está indicada la homeopatía?
A todas aquellas personas que deseen un tratamiento individualizado para su enfermedad y exento de los efectos secundarios que comporta la farmacología convencional.

¿Qué enfermedades se pueden tratar con homeopatía?
En una amplia gama: estados gripales, catarros, toses, ansiedad, estrés, trastornos del sueño, afecciones dermatológicas, enfermedades ginecológicas, golpes, trastornos circulatorios, alergias…

¿Qué es un médico homeópata?
Es un médico que, además de realizar sus estudios en Medicina, ha completado su formación con el estudio de las posibilidades terapéuticas de los remedios homeopáticos.

¿Cómo se hace un diagnóstico homeopático?
Mediante un detallado y minucioso interrogatorio, con el que se pretende descubrir el origen de la dolencia. El médico homeópata recurrirá también a análisis de laboratorio y a todo tipo de estudios técnicos especializados. Además, es imprescindible un examen clínico del paciente.

¿Qué diferencia un medicamento homeopático y uno alopático (convencional)?
EL medicamento homeopático se prepara en dosis infinitesimales. Es decir, están muy, muy, muy diluidos. No tienen efectos secundarios y curan de una manera suave y duradera. La otra característica que tienen es que no hay un proceso químico. Por ejemplo, cuando uno tiene fiebre, se toma un antitérmico y se generan una serie de reacciones que van en contra de esa subida de temperatura. La medicina homeopática no es así. Su punto de mira está en el sistema defensivo del organismo y lo que hace es reforzarlo para que revierta esa situación. Se trata, por tanto, de provocar una reacción natural de nuestro cuerpo de rechazo a la enfermedad.

¿Se puede seguir un tratamiento homeopático y otro convencional al mismo tiempo?
Perfectamente. No existe ninguna contraindicación para hacer el tratamiento conjunto. Sin embargo, es el médico quien habrá de indicarle si se debe o no hacerlo.

¿Cuáles son los más vendidos?
Los que más se venden son el árnica, para los golpes; la belladona, para las inflamaciones (dolor de garganta), y la camomila, para la dentición infantil. En Francia, por ejemplo, se vende especialmente el Oscillococcinum, un medicamento antigripal. Otros fármacos muy utilizados son Ignatia amara, para diversos trastornos nerviosos; Arnica montana, para los traumatismos y cuadros inflamatorios musculares, Apis mellifica para numerosos edemas de tipo alérgico, como las picaduras…

¿De dónde se obtienen los medicamentos homeopáticos?
Proceden tanto del reino vegetal, como del animal y del mineral. En su proceso de fabricación se siguen estrictamente las reglas que dicta la farmacopea. En España los medicamentos homeopáticos, como cualquier medicamento, se venden exclusivamente en farmacias y su producción está regulada por el Ministerio de Sanidad.

¿Cómo se presenta el medicamento homeopático?
La forma de presentación más habitual del medicamento homeopático son los gránulos y los glóbulos, pequeñas esferas de que contienen la sustancia medicamentosa y se dejan deshacer en la boca sin tragarlos ni masticarlos; esta forma de presentación es muy eficaz por su absorción sublingual. También hay comprimidos, supositorios, pomadas, gotas, etc...

¿Por qué se utilizan los componentes en dosis tan pequeñas?
La dosis tiene que ser "infinitesimal", con el objetivo de que se incorporen al organismo sin agredirlo. Pero también deben ser capaces de despertar una reacción.

¿Las disoluciones más bajas –por ejemplo 5 CH– son más efectivas que las altas?
No. Las disoluciones más bajas suelen utilizarse en casos de síntomas agudos. Las más altas se destinan a las dolencias crónicas.

¿Cómo debo tomar la medicación homeopática?
Hay que disolver la medicación bajo la lengua y tomarla en ayunas o espaciada de las comidas.

¿Qué significan las siglas CH?
CH significa Centesimal Hahnemanniana. Indica que la sustancia activa del medicamento ha sido elaborada según el modo de preparación por disoluciones sucesivas a la centésima.

¿El tratamiento homeopático es adecuado para cualquier persona?
Los medicamentos homeopáticos no tienen efectos secundarios ni contraindicaciones. Todo el mundo puede tomarlos, incluso los lactantes, niños, mujeres embarazadas y ancianos.

¿Cuánto tiempo se tarda en notar los efectos?
Depende. En las enfermedades agudas, los efectos pueden ser muy rápidos, pero si es una enfermedad de larga duración puede que se necesiten unos meses para empezar a notar los efectos.

¿Puedo empeorar en mi enfermedad al inicio del tratamiento homeopático?
Puede ocurrir. En el comienzo del tratamiento homeopático el propio cuerpo puede reaccionar. Esto solo significa que el medicamento comienza hacer efecto. No obstante, si esto sucediera, hay que informar al homeópata de las reacciones que el medicamento está produciendo.

¿Tiene contraindicaciones los medicamentos homeopáticos?
Los medicamentos homeopáticos no tienen efectos secundarios. Incluso, en el caso que se ingieran dosis superiores a las recomendadas, es imposible la intoxicación.

¿Puedo utilizar el mismo tiempo mi medicación habitual y la homeopática?
Es perfectamente compatible. Cuando el tratamiento homeopático vaya haciendo efecto, será el momento de decidir, consultando previamente a su médico, sí suspender o modificar la medicación.

¿Todos los homeópatas son médicos?
Aunque no se puede prescribir un medicamento sin ser Licenciado en Medicina y Cirugía, esta especialidad, al igual que muchas otras, sufre mucho intrusismo y hay gente que no es médico. Lo mejor es preguntar en el colegio de médicos de su zona.

¿Debo informar al médico de atención primaria que sigo un tratamiento con un médico homeópata?
Desde luego, conviene que conozca el tratamiento homeopático que se está siguiendo.

¿Cuál es el desarrollo de la homeopatía en España?
En la actualidad, la homeopatía en España está en una situación de crecimiento. Sin embargo, aún debe avanzar para llegar al nivel de los países de nuestro entorno. No hay que perder de vista que en países como Francia o Alemania la homeopatía está, hoy por hoy, financiada por la Seguridad Social.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso