Plusesmas.com

Implantes de colágeno contra la incontinencia urinaria

Implantes de colágeno contra la incontinencia urinaria

Los implantes de colágeno son inyecciones que se aplican para ayudar a controlar el escape de orina causado por esfínteres débiles.

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: ¿Qué es la incontinencia de vejiga?
➤ Vídeo: Qué es la enfermedad pélvica inflamatoria?

El colágeno es adecuado para hombres cuya incontinencia proviene de cirugía prostática y para mujeres que no desean someterse a una intervención quirúrgica convencional.

El colágeno –de origen humano o animal- es infiltrado en la pared de la uretra a través de una aguja. Para ello, el médico visualiza primero el área mediante un dispositivo llamado cistoscopio. Posteriormente, pasa una aguja a través de la uretra hasta el músculo del esfínter. También puede inyectar el colágeno en el tejido próximo al esfínter. El colágeno cierra el tejido, deteniendo la filtración de orina fuera de la vejiga.

La intervención, que dura entre veinte y cuarenta minutos, puede realizarse con anestesia total, local y raquídea y el alta es casi inmediata, aunque en algunos casos suele ser preciso la colocación de un catéter durante unos días para vaciar totalmente la vejiga. Es habitual repetir la aplicación de colágeno cada seis meses o cada año.

La intervención, como siempre, no está exenta de riesgos. Los más frecuentes son:
• Daño a la uretra o a la vejiga
• Escape de orina que puede empeorar
• Dolor donde se aplicó la inyección
• Reacción alérgica al colágeno

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso