Plusesmas.com

PREVENCIÓN

Salud: Qué vigilar a partir de los 60

Salud: Qué vigilar a partir de los 60

Además de prestar especial atención al estado de tu musculatura pélvica, los cambios en tu zona genital y tu masa ósea deben ser puntos clave a partir de ahora.

Es habitual que en esta época de tu vida, tu médico de cabecera esté controlando la salud de tu corazón, la tensión y te realice analíticas rutinarias. Sin embargo hay otros seguimientos que, a no ser que surja un problema específico, como las pérdidas de orina, se mantienen en segundo plano.

Aunque a partir de los 65 generalmente ya no es necesario realizarse citologías, en tu mano está seguir acudiendo a las revisiones ginecológicas, y pedir al médico especialista que compruebe cómo está tu suelo pélvico y cómo debes adaptarte a las molestias que provocan los cambios en tu zona genital.

Nuestra zona pélvica

El estado de la musculatura del suelo pélvico puede alterar en gran medida nuestra calidad de vida. Si está debilitado, puedes tener pérdidas de orina de distinto grado (al reír o coger un peso) o te puede surgir necesidad de orinar de forma apremiante y urgente. También puede no cumplir su función de sostén, y provocar que alguno o varios de nuestros órganos pélvicos (la vejiga, el útero o la vagina) desciendan hacia la entrada de la vagina.

Para evitar estos problemas, consulta con tu médico en qué estado está esta musculatura y sigue sus indicaciones: ejercicios de fortalecimiento de suelo pélvico fisioterapia, dieta… Es muy importante que ante el menor indicio o molestia acudas a consulta, si no el problema se agravará y la solución deberá ser más drástica.

Por otro lado, con la edad, la lubricación natural desaparece por la falta de estrógenos. Los cambios anatómicos y funcionales de la zona genital pueden provocar molestias, picores y dolor, sobre todo en las relaciones sexuales. Para sentirnos cómodas y frescas es aconsejable utilizar hidratantes y regeneradores de mucosa vaginal.

Cuida tu masa ósea

Otro punto clave que debes vigilar a partir de esta edad es tu masa ósea porque el riesgo de fracturas se multiplica. Consulta con tu médico tu caso y no te saltes una densiometría cada dos años. El consumo de lácteos en la dieta y la práctica habitual de ejercicios, como caminar media hora al día, son vitales para evitar problemas en tus huesos.

Si quieres más información sobre este tema, o conocer más sobre el suelo pélvico y tu salud, entra en Centrada en ti de TENA Lady, una web para mujeres que quieren mejorar su bienestar y su salud.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso