Plusesmas.com

Tipos de incontinencia urinaria

Tipos de incontinencia urinaria

Las fugas de orina representan una dura prueba psicológica para la persona que las padece

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: ¿Qué es la incontinencia de vejiga?
➤ Vídeo: Qué es la enfermedad pélvica inflamatoria?

La incontinencia es una afección muy frecuente. Hay soluciones que facilitan la vida cotidiana, pero lo primero es superar el tabú.

La incontinencia designa las pérdidas de orina que sobrevienen sin que uno las pueda evitar. El problema es muy frecuente, sobre todo, entre las mujeres. Las personas mayores son las más afectadas: a partir de los 65 años, casi la mitad de las mujeres padece este problema, al menos de forma ocasional. El porcentaje es menor en los hombres: en el mismo tramo de edad, sólo entre el 15 y el 30% padece incontinencia. Vivida como un síntoma de decadencia, la incontinencia es una de las principales causas de ingreso en una residencia.

Diferentes tipos de incontinencia
Hay diferentes tipos de incontinencia y, en cada caso, la respuesta médica es distinta, de manera que es útil aprender a distinguirlos.

«Se me escapa cuando estornudo». Se trata de una incontinencia de esfuerzo. Es la forma más frecuente de incontinencia y se da cuando la presión abdominal es superior a la capacidad de los esfínteres para cerrar la vejiga: una carcajada, un estornudo, un ataque de tos provocan una emisión involuntaria.

La incontinencia de esfuerzo afecta sobre todo a las mujeres. Los embarazos múltiples suelen estar en el origen, ya que la gestación y los partos obligan a los órganos a reacomodarse, a desplazarse de su lugar y, a veces, a descender (prolapsus). Posteriormente, con la revolución que supone la menopausia, se paraliza la producción de estrógenos, y los esfínteres, sensibles a estas hormonas, pierden flexibilidad y eficacia.

En los hombres, el aumento del volumen de la próstata, que presiona la vejiga, suele ser la causa de esta clase de incontinencia, para la que hay dos tipos de tratamiento: la cirugía o la rehabilitación.

«De repente, tengo unas ganas terribles de orinar». Se trata de una incontinencia por necesidad imperiosa. Se manifiesta por una necesidad irreprimible de vaciar la vejiga cuando ni siquiera está llena. La necesidad de ir al baño es muy frecuente, se produce casi cada media hora, y tan urgente que es difícilmente soportable, llega súbitamente y, a veces, es imposible aguantar el tiempo necesario para llegar hasta el baño. Poco a poco, esta situación acaba por desajustar el reflejo natural de retención, con lo que las fugas son más frecuentes.

Lascausas de este tipo de incontinencia son muy variadas. Puede tratarse de un problema de próstata, ser consecuencia de un tratamiento para insuficiencia cardiaca, efecto del uso de somníferos... Puede deberse también a la ansiedad generada por un factor nuevo (mudanza, cambio de dormitorio...), a la pérdida de movilidad (vértigos, sofocos) que impide ir al baño, dificultades para quitarse la ropa o sentarse. Las escaras, una infección urinaria o las secuelas de una intervención quirúrgica tras la que ha sido preciso colocar una sonda son también factores que contribuyen a originar las pérdidas de orina.

Este tipo de incontinencia debe ser tratada por un urólogo, que puede prescribir un tratamiento con medicamentos o rehabilitación.

«Me orino sin tener ganas». Se trata de una incontinencia por rebosamiento. Se manifiesta por fugas de orina sin que exista deseo de eliminación. Se evacua la cantidad de orina, por pequeña que sea, que supera la capacidad de la vejiga, pero ésta permanece llena. Los accidentes se producen cuando uno se mueve.

Los adenomas (lesión tumoral benigna) de próstata, la diabetes y algunas enfermedades de la uretra suelen ser el origen de este tipo de incontinencia. También hay medicamentos (tranquilizantes, somníferos, anti-hipertensores, diuréticos) que dificultan el control de las micciones, porque afectan al sistema nervioso central.

La incontinencia por rebosamiento puede ser tratada tanto con medicación como con cirugía.

Leer más artículos sobre Incontinencia Urinaria
Consultar al médico los problemas de incontinencia
La incontinencia se cura
La rehabilitación de la incontinencia
La cirugía de la incontinencia
Vivir con la incontinencia
Los protectores para la incontinencia
Lo que debe hacer el entorno en casos de incontinencia urinaria

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso