Plusesmas.com

Vivir con la incontinencia

Vivir con la incontinencia

Los afectados en ocasiones ven afectada su vida social por vergüenza o pudor

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: ¿Qué es la incontinencia de vejiga?
➤ Vídeo: Qué es la enfermedad pélvica inflamatoria?

La incontinencia puede ser una fuente de sufrimiento y abocar a la depresión.

La incontinencia suele tener un impacto psicológico nada desdeñable en las personas que la padecen; negarlo sería absurdo. Sin embargo, como ocurre con cualquier otro tipo de limitación, aunque no se pueda curar completamente siempre se puede atenuar. ¿Cómo?

La regla de oro es no encerrarse en uno mismo. Vivida como un síntoma de decadencia, como una regresión a la infancia, la incontinencia puede convertirse en una fuente de sufrimiento tanto para uno mismo como para el entorno. La vergüenza y la culpabilidad conducen a la sensación de que uno no merece el afecto y el respeto de los demás y, en consecuencia, llevan a la depresión. El sufrimiento es, a veces, tan intenso que empuja a prescindir de la vida social. Muchos de los afectados no se atreven a viajar, a hacer excursiones o a salir a cenar.

Es imprescindible la confianza en uno mismo. Retraerse puede agravar aún más la situación. Mantener la ilusión por emprender proyectos, por modestos que sean, y conocer gente es siempre beneficioso.

Leer más artículos sobre Incontinencia Urinaria:
La incontinencia urinaria
Consultar al médico los problemas de incontinencia
La incontinencia se cura
La rehabilitación de la incontinencia
La cirugía de la incontinencia
Los protectores para la incontinencia
Lo que debe hacer el entorno en casos de incontinencia urinaria

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso