Plusesmas.com

Ácido etidrónico

La ácido etidrónico actúa retrasando la desmineralización (eliminación excesiva de sales minerales o inorgánicas) del hueso, ya que reduce la actividad de los osteoclastos (células que se encuentran en el hueso y tienen actividad en la absorción y remodelación de hueso) y modifica los cristales del hueso haciéndolos más resistentes frente a la acción de los osteoclastos.

Grupo

Inhibidores de la resorción ósea, bisfosfonatos

¿Qué es?

La ácido etidrónico actúa retrasando la desmineralización (eliminación excesiva de sales minerales o inorgánicas) del hueso, ya que reduce la actividad de los osteoclastos (células que se encuentran en el hueso y tienen actividad en la absorción y remodelación de hueso) y modifica los cristales del hueso haciéndolos más resistentes frente a la acción de los osteoclastos.

¿Para qué se utiliza?

Osteoporosis vertebral en mujeres postmenopáusicas.
Osteitis deformante (enfermedad de Paget).
Calcificaciones por lesión de la médula ósea o reemplazamiento quirúrgico de la cadera.

¿Cómo se utiliza?

En España el ácido etidrónico existe comercializado para su administración oral en forma de comprimidos.

La dosis adecuada de ácido etidrónico puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las formas más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos: Osteoporosis: 400 mg al día durante 14 días, intercalando un período de descanso de 76 días en los que se administrará 500 mg al día de calcio y 400 unidades internacionales (ui) de vitamina D. Este ciclo de tratamiento puede repetirse hasta completar 20 ciclos (5 años).
Osteitis deformante: de 5 a 10 mg por kilo de peso al día durante un máximo de 6 meses. Dosis superiores se reservan para casos graves, durante un máximo de 3 meses.
Reemplazamiento de cadera: 20 mg por kilo de peso al día, durante un mes antes y tres meses después de la operación.
Lesión de médula ósea: 20 mg por kilo de peso al día durante 2 semanas. A continuación 10 mg por kilo de peso al día durante 10 semanas.

No se recomienda el uso del ácido etidrónico en niños salvo circunstancias especiales.

Se recomiendo administrar el ácido etidrónico en una única dosis diaria. Si se producen molestias digestivas importantes se administrará en varias tomas.

Conviene tragar los comprimidos enteros con una cantidad abundante de líquido que no sea leche y con el estómago vacío. No debe comer ni beber hasta 2 horas antes y después de la toma del medicamento.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
Este medicamento debe administrarse con especial precaución en pacientes con enfermedades del riñón, diarrea crónica, enterocolitis, gastritis, úlcera de estómago, estrechamiento del esófago y en aquellos que exista una incapacidad para permanecer erguido al menos durante 30 minutos.
Debe espaciar 2 horas la toma de ácido clodrónico de la de alimentos, especialmente los ricos en calcio (como la leche y sus derivados) y medicamentos antiácidos, laxantes o suplementos de vitaminas y minerales.
Tras la ingesta del medicamento deberá permanecer incorporado al menos 30 minutos, para evitar la irritación del esófago.
El efecto de este medicamento puede tardar en aparecer y persiste después de suspender el tratamiento.
Su médico le realizará algunas determinaciones analíticas de manera periódica durante el tratamiento y le informará si necesita tomar calcio y vitamina D.
Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia al ácido etidrónico. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con el ácido etidrónico son: antiácidos (almagato, magaldrato), laxantes (ispágula, picosulfato sódico), suplementos de vitaminas y minerales, antibióticos aminoglucósidos y anticoagulantes orales como la warfarina.
Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

El ácido etidrónico puede alterar los resultados de algunos análisis de sangre, por lo que si le van a realizar un análisis de este tipo avise que está recibiendo este medicamento.
Los efectos adversos del ácido etidrónico son, en general, poco frecuentes, leves y transitorios. Los más característicos son: diarrea, náuseas, vómitos y dolor abdominal.
Raramente puede producir otros efectos como elevación plasmática de fosfatos, dolor óseo y aumento de la incidencia de fracturas.
El ácido etidrónico también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal, especialmente si nota dificultad o dolor al tragar, dolor en el pecho, hiperacidez de estómago o dolor de huesos.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas, pero estudios en animales han demostrado que puede producir daños en el feto. El uso de este medicamento únicamente se acepta en el caso de que no exista otra alternativa de tratamiento más segura.
No se conoce si el ácido etidrónico pasa a la leche materna en cantidades significativas ni los efectos que podría tener sobre el lactante. Se recomienda suspender la lactancia materna o dejar de tomar este medicamento. Consulte a su médico.

¿Necesita receta médica?

Sí.

¿Cómo se conserva?

Mantener en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Difosfen®, Osteum®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso