Plusesmas.com

Amiodarona

La amiodarona es un fármaco que actúa disminuyendo los impulsos eléctricos en el músculo del corazón. Estos impulsos eléctricos son los que controlan la actividad de este órgano, ya que pasan a través del músculo cardiaco y provocan la contracción de las cámaras del corazón (aurículas y ventrículos). La amiodarona ayuda a restablecer el ritmo cardíaco.

Servicio de Farmacia hospitalaria CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Grupo

antiarrítmicos.

¿Qué es?

La amiodarona es un fármaco que actúa disminuyendo los impulsos eléctricos en el músculo del corazón. Estos impulsos eléctricos son los que controlan la actividad de este órgano, ya que pasan a través del músculo cardiaco y provocan la contracción de las cámaras del corazón (aurículas y ventrículos). La amiodarona ayuda a restablecer el ritmo cardíaco.

¿Para qué se utiliza?

Taquicardias asociadas al síndrome de Wolf-Parkinson-White.
Prevención de la recaída de la fibrilación y del fluter auricular.
Taquicardia paroxística: taquicardia supraventricular, nodal, taquicardia ventricular y fibrilación ventricular.
Arritmias cardíacas.

¿Cómo se utiliza?

De este medicamento existen comercializadas formas de administración oral (comprimidos) y parenteral (intravenosa) La dosis adecuada de amiodarona puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las formas más frecuentemente recomendadas: Dosis oral usual en adultos y adolescentes: Durante la primera semana 600 mg al día. Reducir en función a la respuesta a 100-400 mg al día durante la segunda semana. Se aconseja administrar en días alternos o descansar dos días a la semana.

Dosis inyectable usual en adultos y adolescentes: Sólo debe utilizarse en caso de urgencia, cuando sea necesario obtener una respuesta rápida. Dosis inicial de 5 mg/kg de peso y dosis de mantenimiento 600-800 mg al día.

El tratamiento debe iniciarse en el hospital, bajo la supervisión de un especialista. Tanto en niños como en ancianos, se recomienda fijar la dosis individualmente y llevar a cabo una especial vigilancia durante el tratamiento.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
Al principio del tratamiento puede haber elevación de transaminasas. Este aumento remite con la reducción de la dosis o de forma espontánea. Si usted presenta insuficiencia hepática puede necesitar dosis menores, consúltelo.
Deberán realizarse periódicamente pruebas de las funciones respiratoria, visual, tiroidea y niveles plasmáticos de potasio.
El tratamiento debe ser suspendido en el caso de que el paciente experimente algún episodio de fibrosis pulmonar, taquicardia ventricular paroxística, insuficiencia cardíaca congestiva, inicio de bloqueo cardiaco (bloqueo aurículoventricular de 2º o 3er grado, bloqueo sinoauricular o bifascicular) incremento de los valores de enzimas hepáticos o hipertiroidismo.
No es recomendable una exposición prolongada al sol, hasta pasadas varias semanas después de concluir el tratamiento con amiodarona.
Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En pacientes con bloqueo cardíaco y bradicardia sinusal.
En caso de alergia a amiodarona y al iodo.
Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En la forma de administración intravenosa en caso de hipotensión arterial grave, colapso cardiovascular.
No utilice amiodarona, salvo prescripción médica, si padece: insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria, hipertiroidismo, hipotiroidismo o insuficiencia hepática.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con la amiodarona son: antiarrítmicos de clase I (disopiramida, mexiletina, propafenona), vincamina, algunos fármacos neurolépticos (clorpromazina, levomepromazina, tioridazina, trifluoperazina, haloperidol, amisulprida, sulpirida, tiaprida, pimozida), cisaprida, eritromicina intravenosa, pentamidina (cuando se administra por vía parenteral)anticoagulantes, betabloqueantes, ciclosporina, cimetidina, colestiramina, diltiazem, digoxina, fenitoína, hormonas tiroídeas, quinidina, sertralina y teofilina..
Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de la amiodarona son en algunos casos irreversibles y graves. Algunos de los más frecuentes son: formación de depósitos en la córnea, visión borrosa, disminución de la agudeza visual, toxicidad pulmonar, aumento de hormonas tiroideas, elevación de las transaminasas, náuseas y vómitos, bradicardia, fotosensibilización.
Por vía intravenosa puede producir tromboflebitis, hipotensión grave, sofocos, sudoración y náuseas.
Raramente puede producir otros efectos como temblores, pesadillas, insuficiencia cardíaca, estreñimiento, dolor abdominal, alteración de la coagulación y edema.
La presencia de yodo en la amiodarona puede interferir en algunas pruebas tiroideas. La amiodarona puede alterar los resultados de los análisis de sangre, por lo que si le van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso