Plusesmas.com

Ciprofloxacino (vía oftálmica)

El ciprofloxacino es un antibiótico que pertenece al grupo de las fluorquinolonas. Se utiliza para tratar infecciones causadas por bacterias. Actúa matando a las bacterias por inhibición de su reproducción; controlando su infección.

Grupo

antibióticos, antibióticos vía oftálmica, quinolonas.

¿Qué es?

El ciprofloxacino es un antibiótico que pertenece al grupo de las fluorquinolonas. Se utiliza para tratar infecciones causadas por bacterias. Actúa matando a las bacterias por inhibición de su reproducción; controlando su infección. Es eficaz frente a muchas bacterias e incluso es efectivo frente a bacterias que tienden a desarrollar resistencias frente a otros antibióticos. Por este motivo, debe reservarse su aplicación a infecciones y tratamientos concretos y no frente a afecciones comunes y usuales; no sirve para el tratamiento del catarro, la gripe u otra infección causada por virus.

¿Para qué se utiliza?

Tratamiento de úlceras corneales e infecciones superficiales del ojo y partes adyacentes (conjuntivitis, inflamación de párpados) causadas por bacterias sensibles a este medicamento.

¿Cómo se utiliza?

Las formas comercializadas para la administración por vía oftálmica de ciprofloxacino son los colirios.

Además existen diversas formas comercializadas para su administración por otras vías como la vía sistémica (ver ciprofloxacino), y también a través de la vía ótica (ver ciprofloxacino ótico).

La dosis adecuada de ciprofloxacino vía oftálmica puede ser distinta para cada tipo de paciente, y según la patología que se desee tratar. A continuación se indica la dosis más frecuentemente utilizada. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico:
Dosis oftálmica usual en adultos y niños mayores de 1 año: Para el tratamiento de úlceras corneales: durante el primer día, 2 gotas en el ojo afectado cada 15 minutos a lo largo de las 6 primeras horas. Después, 2 gotas cada 30 minutos. El segundo día, administrar 2 gotas en el ojo afectado cada hora. Del tercer día hasta el catorce, 2 gotas cada 4 horas. A partir de éste día la pauta de dosificación si se necesita, variará según el estado de la úlcera. Los intervalos de tiempo de dosificación también incluyen la noche.

Otras infecciones del ojo: durante los 2 primeros días, 1 ó 2 gotas cada 2 horas (durante el día). La frecuencia de aplicación debe ir disminuyendo conforme mejora la infección. El tratamiento finalizará 48 horas después de la remisión de los síntomas.

La aplicación de las gotas debe realizarse bajo medidas de higiene, echando la cabeza hacia atrás, poniendo la medicación en el saco conjuntival y cerrando posteriormente los ojos. Aplicar una ligera presión con el dedo en el saco lacrimal durante un minuto tras la administración.

¿Qué precauciones deben tenerse?

El uso prolongado del ciprofloxacino puede originar una sobreinfección en el ojo por microorganismos no sensibles a este antibiótico.

La seguridad y la eficacia del ciprofloxacino en niños menores de un año no se han establecido. En niños mayores de un año se recomienda también vigilancia.

Si su ojo no mejora en unos pocos días, o incluso empeora, consulte a su médico.

Este medicamento puede aumentar la sensibilidad de sus ojos a la luz. Utilice gafas de sol y evite exposiciones directas a luz brillante.

En algunos pacientes con úlcera corneal se han formado precipitados blancos durante la administración del antibiótico, entre las 24 horas y los primeros 7 días. Estos precipitados no afectan negativamente al ojo, y desaparecen con el uso continuado.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia al ciprofloxacino u otras quinolonas.

Si siente cualquier tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

El ciprofloxacino es incompatible con soluciones alcalinas.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de este medicamento son en general leves y transitorios.

Ocasionalmete se han detectado sensaciones de quemazón, escozor, picor, descamación de los párpados, enrojecimiento parpebral y mal sabor de boca. Excepcionalmente tinción o inflamación de la córnea, reacciones alérgicas, hinchazón parpebral, lagrimeo, partículas en la córnea, sensibilidad a la luz, nauseas y disminución de la visión.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No hay estudios adecuados y bien controlados del uso del ciprofloxacino oftálmico en mujeres embarazadas. Sin embargo, el uso del ciprofloxacino sistémico ha causado alteraciones fetales importantes (ver ciprofloxacino). El uso de este medicamento solo se acepta en caso de ausencia de otras alternativas terapéuticas.

Se desconoce si el ciprofloxacino administrado por vía oftálmica es capaz de pasar a la leche materna. Se recomienda precaución en caso de mantener la lactancia junto a el tratamiento.

¿Necesita receta médica?

Si

¿Cómo se conserva?

Mantener en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.

No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Ciprofloxacino Oft Inkey®, Oftacilox®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso