Plusesmas.com

Ciprofloxacino (vía ótica)

 El ciprofloxacino es un antibiótico que pertenece al grupo de las fluorquinolonas. Se utiliza para tratar infecciones causadas por bacterias.

¿Qué es?

El ciprofloxacino es un antibiótico que pertenece al grupo de las fluorquinolonas. Se utiliza para tratar infecciones causadas por bacterias. Actúa matando a las bacterias por inhibición de su reproducción; controlando su infección. Es eficaz frente a muchas bacterias e incluso es efectivo frente a bacterias que tienden a desarrollar resistencias frente a otros antibióticos. Por este motivo, debe reservarse su aplicación a infecciones y tratamientos concretos y no frente a afecciones comunes y usuales; no sirve para el tratamiento del catarro, la gripe u otra infección causada por virus.

¿Para qué se utiliza?

Otitis media supurativa (inflamación del oído medio con producción de pus) y otitis externa.

¿Cómo se utiliza?

Las formas comercializadas para la administración por vía ótica de ciprofloxacino son gotas y envases monodosis.
Además, existen diversas formas comercializadas para su administración por otras vías como la vía sistémica (ver ciprofloxacino), y también a través de la vía oftálmica (ver ciprofloxacino oftálmico).

La dosis adecuada de ciprofloxacino vía ótica puede ser distinta para cada tipo de paciente. A continuación se indica la dosis más frecuentemente utilizada. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico:

Dosis ótica usual: Administrar de 4 a 6 gotas cada 8 horas, ó
un envase monodosis cada 12 horas, durante un periodo de 7 a 10 días.

La correcta aplicación de éstas formas es fundamental para facilitar la consecución del efecto terapéutico deseado. Se debe aplicar en el conducto auditivo externo, manteniendo la cabeza ligeramente inclinada. Una vez administradas las gotas presionar varias veces la prominencia situada delante del conducto auditivo externo para facilitar la penetración de la solución. Mantener 5 minutos, después de los cuales debe inclinarse la cabeza en sentido contrario para vaciar las gotas sobrantes.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Si ha olvidado aplicarse la dosis correspondiente, adminístrela tan pronto como le sea posible. Pero si falta poco tiempo para la siguiente dosis, no la duplique y continúe aplicándose el medicamento como se le había indicado.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia al ciprofloxacino o cualquiera de las quinolonas.

Si siente cualquier tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

No se han descrito interacciones con otros medicamentos.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos son leves y transitorios. Excepcionalmente, se ha producido prurito (picores) en pacientes muy sensibles.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No hay estudios adecuados y bien controlados del uso del ciprofloxacino ótico en mujeres embarazadas. No hay que despreciar los efectos que desencadena el uso sistémico. La utilización de este medicamento solo se acepta en caso de ausencia de otras alternativas terapéuticas.

Se desconoce si el ciprofloxacino administrado por vía ótica es capaz de pasar a la leche materna. Se recomienda precaución y seguimiento clínico en caso de mantener la lactancia junto al tratamiento

¿Necesita receta médica?

Si

¿Cómo se conserva?

Mantener en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.

No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Aceoto®, Baycip Otico®, Cetraxal Otico®, Ciprenit Otico®, Septocipro Otico®, Velmonit Otico®.
 

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso