Plusesmas.com

Eprosartán

El eprosartán es un medicamento que actúa bloqueando los receptores de la angiotensina.

Grupo

antihipertensivos, inhibidores del sistema renina-angiotensina

¿Qué es?

El eprosartán es un medicamento que actúa bloqueando los receptores de la angiotensina. La angiotensina actúa sobre la pared de los vasos sanguíneos produciendo vasoconstricción y sobre el riñón disminuyendo la producción de orina.
El eprosartán produce relajación de la musculatura de los vasos con lo que se consigue una disminución de la presión arterial y un aumento en la cantidad de sangre y oxígeno que llegan al corazón.

¿Para qué se utiliza?

Hipertensión arterial.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración orales de eprosartán (comprimidos recubiertos).

La dosis adecuada de eprosartán puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos
300 mg cada 12 horas. En caso de ser necesario, puede incrementarse la dosis administrada a 400 mg cada 12 horas o añadir la administración de otro medicamento para tratar la hipertensión.

No se recomienda el uso de eprosartán en niños.

Si padece una enfermedad grave del riñón o del hígado puede requerir una dosis menor de eprosartán. Consúltelo con su médico.

Puede tomar eprosartán tanto con el estómago lleno como vacío (antes, durante, o después de las comidas). Los comprimidos se deben tragar enteros junto de un vaso de agua.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
El eprosartán debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: enfermedad del riñón, pacientes sometidos a hemodiálisis, insuficiencia cardiaca grave, estenosis o estrechamiento de la arteria renal o niveles de calcio o de potasio elevados en sangre.
Los ancianos son más susceptibles al efecto de eprosartán por lo que se recomienda iniciar el tratamiento con dosis bajas y mantener una especial vigilancia durante el tratamiento.
El tratamiento con eprosartán no cura la hipertensión arterial pero ayuda a controlarla y evita complicaciones más graves; probablemente deberá seguir tratamiento con medicamentos durante toda la vida.
Existen algunos fármacos que pueden aumentar la presión arterial y por lo tanto empeorar su enfermedad, como por ejemplo los que se usan para el control del apetito, asma, resfriado y fiebre. Evite su empleo en la medida de lo posible o consulte con su medico si puede tomarlos.
Aunque su tensión arterial esté controlada y se encuentre bien, no debe dejar de tomar este medicamento sin consultar con su médico.
Los comprimidos de eprosartán comercializados en España contienen lactosa. Se recomienda especial precaución si padece intolerancia a la leche o a la lactosa.
Durante el tratamiento con este medicamento su médico le realizará análisis de sangre periódicos para controlar sus niveles de potasio en sangre y el funcionamiento del riñón.
Se recomienda evitar el consumo de alcohol mientras tome este medicamento.
El eprosartán puede provocar mareos y somnolencia. Se recomienda precaución en la conducción de vehículos y el manejo de maquinaria peligrosa o de precisión mientras esté en tratamiento con este medicamento.
Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia al eprosartán, losartán, candesartán, irbesartán, telmisartán o valsartán. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En pacientes con enfermedad del hígado grave.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con el eprosartán son: diuréticos ahorradores de potasio (amilorida, espironolactona, triamtereno), suplementos con potasio y sales de litio.
Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

El eprosartán puede alterar los resultados de los análisis en sangre. Por lo que si le van a realizar un análisis de este tipo avise que está recibiendo este medicamento.
Los efectos adversos de este medicamento son, en general, leves y transitorios. Los más frecuentes son los siguientes: dolor de cabeza, mareos, fatiga, depresión, tos, diarrea, dolor abdominal, náuseas, indigestión, ardor de estómago, palpitaciones, dolor muscular y en las articulaciones, faringitis y congestión nasal.
El eprosartán también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

El eprosartán puede producir daños en el feto e incluso muerte fetal. Por ello, únicamente se acepta el empleo de este medicamento en embarazadas en el caso de que no exista otra alternativa de tratamiento más segura. Informe a su médico si está embarazada o podría estarlo.
No se conoce si el eprosartán pasa a la leche materna. Se ha observado que pasa a la leche materna en animales. Se recomienda suspender la lactancia o dejar de tomar este medicamento. Consulte a su médico.

¿Necesita receta médica?

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Eprosartán Beecham, Eprosartán Smithkline, Tevetens.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso