Plusesmas.com

Espironolactona

La espironolactona es un fármaco que impide la acción de una hormona llamada aldosterona. Esta hormona actúa aumentando la cantidad de sodio y agua que se transporta en la sangre.

 Grupo

diuréticos, ahorradores de potasio

¿Qué es?

La espironolactona es un fármaco que impide la acción de una hormona llamada aldosterona. Esta hormona actúa aumentando la cantidad de sodio y agua que se transporta en la sangre. De este modo, la espironolactona disminuye la cantidad de líquido que circula por los vasos sanguíneos y esto ayuda a disminuir la tensión arterial y el esfuerzo que necesita el corazón para bombear la sangre por todo el organismo.

La espirinolactona pertenece al grupo de los diuréticos porque aumenta la cantidad de líquido que se elimina del organismo, y dentro de éstos pertenece al grupo de los llamados diuréticos ahorradores de potasio porque tiene la ventaja frente a otros diuréticos de evitar la pérdida excesiva de potasio y disminuir la eliminación de magnesio.

¿Para qué se utiliza?
➤ Hipertensión arterial.
➤ Edemas asociados a insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis hepática y síndrome nefrótico.
➤ Diagnóstico y tratamiento del hiperaldosteronismo primario.
➤ Hipopotasemia (bajos niveles de potasio en sangre) en aquellas situaciones en las que los suplementos de potasio se consideren inadecuados.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración orales sólidas de espironolactona (comprimidos).

La dosis adecuada de espironolactona puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas pero, si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis en adultos y adolescentes:
➤ En edemas: de 12,5 a 100 mg dos veces al día. Dosis máxima de 400 mg al día.
➤ En hipertensión: de 50 a 100 mg al día divididos en varias tomas.
➤ Diagnóstico del aldosteronismo primario: 400 mg al día tomados en 2 ó 3 dosis.
➤ Tratamiento de aldosteronismo primario: de 100 a 400 mg al día repartidos en 2 ó 3 dosis.
➤ Hipopotasemia: de 25 a 100 mg al día en varias tomas.

Dosis en niños:
➤ De 1 a 3 mg/kg de peso una vez al día repartidos en 1 ó 2 dosis.

Se recomienda tomar los comprimidos de espironolactona, preferentemente después del desayuno si sólo toma una dosis diaria. Si toma más de una no tome la última dosis después de las 18.00 horas a menos que se le indique su médico.

Aunque su tensión arterial esté controlada y se encuentre bien no debe dejar de tomarlo sin consultar con su médico.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.

La espirinolactona puede aumentar la cantidad de orina o la frecuencia en orinar, al principio del tratamiento puede producir también sensación de cansancio, por ello es bueno que planifique con su médico las mejores horas para tomar este medicamento con el fin de que le afecte lo menos posible a su actividad. Por ejemplo, si toma una única dosis tomarla por la mañana y si toma varias dosis tomar la última dosis varias horas antes de acostarse para que la necesidad de orinar no le interrumpa el sueño.

Existen algunos fármacos que pueden aumentar la presión arterial y por lo tanto empeorar su enfermedad, como los que se usan para el control del apetito, asma, resfriado y fiebre. Consulte con su médico si puede tomarlos.

Si se va a someter a una intervención quirúrgica en los 2 meses siguientes, incluyendo cirugía dental, informe a su médico de que está tomando este medicamento.

Si usted presenta insuficiencia renal o hepática puede necesitar dosis menores. Consulte a su médico.

No es recomendable una exposición prolongada al sol, ya que la espironolactona puede aumentar la sensibilidad de su piel frente al sol provocando la aparición de manchas rojas.

La espironolactona puede aumentar los niveles sanguíneos de glucosa, por lo que se recomienda un especial control en personas diabéticas.

La espironolactona es una sustancia prohibida en el deporte de competición y puede dar positivo en un control de dopaje.

No se aconseja la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa o de precisión durante las primeras semanas de tratamiento con espironolactona.

Si los síntomas de su enfermedad no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a la espironolactona. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

En pacientes con hiperpotasemia (niveles elevados de potasio en sangre).

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con la espironolactona son: amantadina, ácido acetilsalicílico, anticoagulantes orales (warfarina, acenocumarol), carbenoxolona, digoxina, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (enalaprilo, captoprilo) y sales de litio.

Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

La espironolactona puede alterar los resultados de los análisis de sangre y orina, por lo que si le van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.

Los efectos adversos de la espironolactona son bastante frecuentes y dependen de la dosis que se tome del medicamento. Algunos de estos efectos son: niveles altos de potasio y bajos de sodio en sangre, dolor de cabeza, sed, náuseas, vómitos, diarrea, calambres abdominales, confusión, mareo, torpeza y erupción cutánea.

Dosis de 200 mg al día pueden producir dolor mamario, aumento del volumen mamario, falta de menstruación, hemorragia en el útero y sequedad de piel.

La espironolactona también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

La espironolactona puede producir daños en el feto por lo que no se debe tomar durante el embarazo a menos que su médico lo considere necesario.

Se ha observado que la espironolactona puede pasar a la leche materna, se desconoce los efectos que ésta pude producir en el feto. Consulte al médico si debe continuar con el tratamiento durante la lactancia.

¿Necesita receta médica?

Sí.

¿Cómo se conserva?

Mantener en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.

No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

ALDACTONE-100®, ALDACTONE-A®

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso