Plusesmas.com

Factor IX recombinante (Nonacog alfa)

El factor IX es un factor de la coagulación necesario para que se produzca una correcta coagulación sanguínea tras una hemorragia.

¿Qué es?

El factor IX es un factor de la coagulación necesario para que se produzca una correcta coagulación sanguínea tras una hemorragia. Las personas que nacen con déficit de factor IX o que adquieren ese déficit con el tiempo mediante la formación de anticuerpos que lo inactivan, necesitan la administración de factor IX recombinante en determinadas situaciones (antes de una cirugía, tras heridas o hemorragias graves).
El factor IX recombinante se obtiene por modificación genética a partir de proteínas de hámster.

¿Para qué se utiliza?

Hemorragia en pacientes con hemofilia B (deficiencia de factor IX de la coagulación desde el nacimiento) o en pacientes con anticuerpos que inactiven el factor IX humano.
Previo a una intervención quirúrgica en pacientes con hemofilia B o en pacientes con anticuerpos que inactivan el factor IX humano.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración parenterales de factor IX recombinante (intravenosa). La dosis adecuada de factor IX recombinante así como la duración del tratamiento pueden ser diferentes para cada paciente. Éstas dependen del peso corporal, del tipo de hemorragia que se va a tratar, del tipo de cirugía a realizar y de la respuesta individual de cada persona al tratamiento. Por este motivo, la dosis de factor IX recombinante debe ser establecida por su médico para cada caso concreto.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Los pacientes con anticuerpos inactivadores del factor IX de la coagulación, pueden recibir tratamiento con factor IX recombinante mientras el paciente responda clínicamente. Si el número de anticuerpos es alto y no se produce respuesta, será necesario el uso de complejos de protrombina activada o de factor VII activado.
Los pacientes con anticuerpos frente al factor IX humano tienen mayor posibilidad de sufrir reacciones alérgicas en administraciones sucesivas de este medicamento.
La administración del facto IX recombinante debe suspenderse inmediatamente si se produce una reacción de tipo alérgico.
El factor IX recombinante se debe administrar con especial precaución en pacientes con enfermedad del hígado, en recién nacidos, tras una intervención quirúrgica y en pacientes con riesgo de tromboembolismo o coagulación intravascular diseminada.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a las proteínas del hámster. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica, consulte a su médico o farmacéutico inmediatamente.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de este medicamento son, en general, leves y transitorios. Los más frecuentes son los siguientes: reacciones alérgicas caracterizadas por escalofríos, sensación de quemazón en el punto de inyección, enrojecimiento de la cara y cuello, opresión en el tórax, vómitos y hormigueos. Rara vez las reacciones han sido graves y han necesitado tratamiento de emergencia.
Durante el tratamiento con factor IX recombinante cabe la posibilidad de que el paciente desarrolle anticuerpos que inactiven el factor IX humano.
El tratamiento con factor IX recombinante debe suspenderse si aparece alguna reacción de tipo alérgico.
El factor IX recombinante también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. Únicamente se acepta el empleo de factor IX recombinante durante el embarazo en el caso de que no exista otra alternativa de tratamiento más segura.
No se conoce si el factor IX recombinante pasa a la leche materna en cantidades significativas ni el efecto que podría tener en el lactante. Únicamente se acepta el empleo de factor IX recombinante durante la lactancia si no existe otra alternativa de tratamiento más segura.

¿Necesita receta médica?

Sí. El factor IX recombinante sólo puede obtenerse en el Servicio de Farmacia de un hospital. Este medicamento no está disponible en las Oficinas de Farmacia.

¿Cómo se conserva?

Conservar en frigorífico entre 4 y 8 ºC. No congelar este medicamento.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Benefix®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso