Plusesmas.com

Fenitoína

La fenitoína es un fármaco para el tratamiento de la epilepsia.El cerebro y los nervios están formados por una gran cantidad de células nerviosas, que se comunican entre sí a través de impulsos eléctricos.

Grupo

antiepilépticos.

¿Qué es?

La fenitoína es un fármaco para el tratamiento de la epilepsia.
El cerebro y los nervios están formados por una gran cantidad de células nerviosas, que se comunican entre sí a través de impulsos eléctricos. Estos impulsos deben ser regulados cuidadosamente por el cerebro y los nervios para un correcto funcionamiento. Cuando los impulsos eléctricos se producen de forma anormalmente rápida y repetitiva, el cerebro se ve sobrecargado y su funcionamiento se altera.
La fenitoína evita el cúmulo excesivo, rápido y repetitivo de impulsos eléctricos. De esta forma, la actividad nerviosa eléctrica en el cerebro se estabiliza, previniendo ataques y manteniendo normal la actividad cerebral.

¿Para qué se utiliza?

Epilepsia y otros estados convulsivos.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración orales (cápsulas y comprimidos) de fenitoína.

La dosis adecuada de fenitoína puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado una dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos y niños mayores de 6 años: Inicialmente 100 mg cada 8 horas.

Dosis oral en niños de 4 a 6 años: 100 mg cada 12 horas.

Dosis oral en niños menores de 4 años: 50 mg cada 12 horas.

Si padece una enfermedad del hígado o del riñón puede requerir una dosis menor de fenitoína. Consúltelo con su médico.

Se recomienda tomar la fenitoína antes de las comidas. Si presenta nauseas o pesadez de estómago puede tomar el medicamento durante o después de las comidas. Después de cada dosis se recomienda tomar al menos medio vaso de agua.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
La fenitoína debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: alteraciones cardiacas, lupus eritematoso sistémico, diabetes o enfermedades del hígado o del riñón.
Debe evitar el consumo de alcohol mientras tome este medicamento.
La fenitoína puede provocar mareos y confusión. No se recomienda la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa o de precisión durante las primeras semanas de tratamiento con este medicamento.
La suspensión del tratamiento deberá realizarse de forma gradual. No suspenda el tratamiento sin consultar con el médico, ya que podría aparecer nuevas crisis de epilepsia.
Durante el tratamiento con fenitoína, su médico le realizará periódicamente análisis sanguíneos y de la función hepática.
Los ancianos son más susceptibles de padecer efectos adversos debidos a la fenitoína por lo que puede ser necesario administrar dosis menores.
Si está tomando anticonceptivos orales con estrógenos el uso de fenitoína puede aumentar las posibilidades de embarazo.
La fenitoína puede causar una mayor sensibilidad al sol. La exposición al sol incluso durante un periodo de tiempo breve puede provocar quemaduras y otras reacciones en la piel. En caso d aparecer una reacción por el sol, consulte a su médico.
Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a fenitoína o hidantoínas. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En pacientes con porfiria.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con la fenitoína son: antagonistas del calcio (nifedipina, nimodipina), analgésicos opioides (morfina, tramadol), anticoagulantes orales (warfarina, acenocumarol), anticonceptivos hormonales, antidepresivos (imipramina, trazodona, fluoxetina), antiepilépticos (ácido valproico, fenitoína), benzodiazepinas (diazepam, clonazepam), corticoides (dexametasona, prednisolona), ácido acetilsalicílico, teofilina, anticancerosos (metotrexato, cisplatino), antiulcerosos (cimetidina, omeprazol), hormonas tiroideas, metronidazol, sulfamidas, gabapentina y aciclovir.
Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

La fenitoína puede alterar los resultados de los análisis de sangre y orina, por lo que si le van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.
Los efectos adversos de la fenitoína son frecuentes, de carácter reversible y se encuentran relacionados con la dosis. Los más frecuentes son náuseas, vómitos, estreñimiento, confusión, descoordinación, dificultad para articular las palabras y movimientos oculares.
Ocasionalmente puede causar mareos, insomnio, ansiedad, dolor de cabeza, erupciones en la piel y alteraciones sanguíneas y a nivel del hígado, entre otros efectos.
La fenitoína también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. En estudios realizados en animales se ha visto que la fenitoína puede producir daños en el feto. Por ello, el médico establecerá la necesidad de recibir este medicamento durante el embarazo dependiendo de la situación clínica de la madre, ya que la aparición de una crisis epiléptica durante el embarazo puede ser tanto o más peligrosa para el feto que la propia medicación.
La fenitoína pasa a la leche materna. Consulte al médico si debe continuar con el tratamiento durante la lactancia materna.

¿Necesita receta médica?

Sí.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Epanutin®, Neosidantoína®, Sinergina®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso