Plusesmas.com

Lisurida

La lisurida se emplea en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

¿Qué es?

La lisurida se emplea en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.
La dopamina es una neurotransmisor que se encuentra disminuido o ausente en la enfermedad de Parkinson. La lisurida se une a determinados receptores cerebrales actuando como sustituto de la dopamina y reduce los síntomas de la enfermedad de Parkinson. También reduce la producción de prolactina (hormona que estimula la formación de leche) y de la hormona del crecimiento.

¿Para qué se utiliza?

Inhibición de la lactancia.
Amenorrea (falta de mestruación).
Hiperprolactinemia (aumento de la secreción de la hormona prolactina) en la mujer: síndrome de tensión premenstrual, alteraciones del ciclo menstrual y trastornos en la fertilidad.
Hiperprolactinemia (aumento de la secreción de la hormona prolactina) en el varón: hipogonadismo, trastornos funcionales e infertilidad.
Prolactinomas (tumor situado en la hipófisis que produce prolactina).
Acromegalia (enfermedad crónica de la hipófisis que se manifiesta con aumento del tamaño de los pies, manor y cara).
Enfermedad de Parkinson.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración orales de lisurida (comprimidos). La dosis adecuada de lisurida puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la patología que se desea tratar. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico. Dosis en adultos: Enfermedad de Parkinson: 0,1 mg al día. Puede incrementarse la dosis en 0,1 mg al día hasta alcanzar 0,6 mg al día el sexto día. Posteriormente puede incrementarse la dosis en 0,2 mg al día hasta alcanzar una dosis máxima de 0,5 mg cada 6 horas (2 mg al día). Algunos pacientes pueden necesitar dosis de hasta 7 mg al día.
Supresión de la lactancia: 0,2 mg administrados cada 8 ó 12 horas durante 2 semanas.
Tensión premenstrual: de 0,1 a 0,4 mg al día, desde el día 14 del ciclo hasta la menstruación.
Hiperprolactinemia, prolactinomas ó acromegalia: 0,1 mg al día. Puede incrementarse la dosis en 0,1 mg al día hasta un máximo de 0,75 mg cada 6 horas (3 mg al día).

Si presenta una enfermedad del riñón puede necesitar dosis menores de lisurida. Consulte a su médico. La lisurida se debe administrar preferentemente junto con las comidas.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
No se aconseja la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa o de precisión durante las primeras semanas de tratamiento con lisurida.
Se recomienda realizar reconocimientos ginecológicos cada 6 ó 12 meses mientras esté tomando este medicamento.
Los comprimidos de lisurida comercializados en España contienen lactosa. Se recomienda especial precaución si padece intolerancia a la leche o a la lactosa.
En algunos pacientes se produce una disminución de la tolerancia al alcohol.
No suspenda el tratamiento sin consultar con el médico.
La lisurida debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: antecedentes de psicosis, tumor en la glándula pituitaria, enfermedad del hígado o del riñón, o porfiria.
En pacientes ancianos la incidencia de efectos adversos puede ser mayor.
Si los síntomas de su enfermedad no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a la lisurida. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: insuficiencia coronaria, psicosis o trastornos graves de la circulación periférica como la enfermedad de Raynaud.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con la lisurida son los siguientes: antidopaminérgicos (metoclopramida, haloperidol), reserpina, metildopa y benzodiazepinas (diazepam, bromazepam).
Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

La lisurida puede alterar los resultados de los análisis de orina, por lo que si le van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.
Los efectos adversos de la lisurida son, en general, frecuentes aunque moderadamente importantes. Los más frecuentes son los siguientes: movimientos involuntarios, confusión, alucinaciones, sensación de mareo al levantarse o cambiar de postura, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, sequedad de boca, dificultad para tragar, alteraciones del gusto, dolor de cabeza, mareos, debilidad, insomnio y euforia.
Raramente puede producir otros efectos como palpitaciones, psicosis, visión borrosa, diarrea, retención de orina y calambres musculares.
La lisurida también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se ha descrito ningún efecto adverso en el feto derivado de la administración de lisurida. Generalmente, no se recomienda el uso de lisurida durante el embarazo. Consulte a su médico.
La lisurida inhibe la lactancia materna, por lo que no se recomienda su administración durante la lactancia.

¿Necesita receta médica?

Sí.

¿Cómo se conserva?

Mantener en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Dopergin®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso