Plusesmas.com

Metamizol

El metamizol es un fármaco que actúa impidiendo la formación de protaglandinas en el organismo, ya que inhibe a la enzima ciclooxigenasa. Las prostaglandinas se producen en respuesta a una lesión, o a ciertas enfermedades, y provocan inflamación y dolor. El metamizol reduce la fiebre y el dolor.

Grupo

analgésicos, analgésicos no opiáceos.

¿Qué es?

El metamizol es un fármaco que actúa impidiendo la formación de protaglandinas en el organismo, ya que inhibe a la enzima ciclooxigenasa. Las prostaglandinas se producen en respuesta a una lesión, o a ciertas enfermedades, y provocan inflamación y dolor. El metamizol reduce la fiebre y el dolor.

¿Para qué se utiliza?

Dolor agudo, como el que se manifiesta tras una intervención quirúrgica, traumático, dolor cólico o dolor oncológico, entre otros.
Fiebre.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración oral (comprimidos, grageas, cápsulas, sobres), parenteral (intramuscular, intravenosa) y rectal (supositorios) de metamizol.

La dosis adecuada de metamizol puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos y niños mayores de 12 años: De 500 a 575 mg cada 6, cada 8 ó cada 12 horas.

Dosis rectal: Adultos y niños mayores de 12 años: 1000 mg ( 1 supositorio de adultos) cada 6, cada 8 ó cada 12 horas.
Niños de 4 a 11 años: De 250 a 500 mg (de medio a 1 supositorio infantil) cada 6 ó cada 8 horas.
Niños de 1 a 3 años: 250 mg (medio supositorio infantil) cada 6 ó cada 8 horas.

Dosis inyectable en adultos y niños: Varía en función de la especialidad farmacéutica que se vaya a utilizar y del tipo de dolor. Consulte a su médico.

Se recomienda un estricto control médico en niños menores de 1 año. No debe utilizarse en niños lactantes menores de 3 meses o niños de menos de 5 kg de peso.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta bahitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe con el medicamento como se le había indicado.
El metamizol debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: asma crónico, antecedentes de alergias a medicamentos (especialmente a salicilatos), hipertensión arterial, infarto de miocardio, úlcera de estómago o de intestino, hemorragia digestiva reciente o enfermedades del hígado o del riñón.
En algunos tipos de dolor severo, su médico le puede recomendar la ingesta por vía oral del contenido de las ampollas de metamizol destinadas a su uso como inyectable. En este caso, se podrá disolver su contenido en zumo o refrescos antes de su administración por vía oral. Salvo indicación médica, la administración de metamizol en estos casos no deberá exceder de 7 días.
Si recibe metamizol de manera prolongada, deberán realizarle análisis de sangre de manera periódica.
Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia metamizol o a otras pirazolonas (fenilbutazona, feprazona). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica abandone el tratameinto y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En pacientes con porfiria, anemia, deficiencia de la enzima glucosa 6 fosfato deshidrogenasa o antecedentes de agranulocitosis (alteración sanguínea causada habitualmente por algunos medicamentos).

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con el metamizol son: anticoagulantes orales (acenocumarol, warfarina) y metotrexato.
Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de este medicamento son poco frecuentes pero pueden ser importantes.
Ocasionalmente puede causar reacciones alérgicas y raramente anemia, agranulocitosis y otras alteraciones sanguíneas. Si se administra por vía intravenosa muy rápida puede causar sofocos, palpitaciones o nauseas.
Si se manifiesta fiebre o úlceras bucales consulte a su médico.
El metamizol también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. En general, no se recomienda su uso durante los 3 primeros meses y las 6 últimas semanas del embarazo. En otros periodos de la gestación, únicamente se acepta su empleo en caso de que no exista otra alternativa más segura.
El metamizol pasa a la leche materna, aunque se desconocen sus efectos en el lactante. Se recomienda suspender la lactancia materna o evitar la administración de este fármaco.

¿Necesita receta médica?

Sí.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Algi Mabo®, Dolemicin®, Lasain®, Metamizol Divider®, Metamizol Harkley®, Neo Melubrina®, Nolotil®.

Existen comercializadas formas genéricas de metamizol.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso