Plusesmas.com

Mexiletina

La mexiletina es un medicamento que actúa disminuyendo los impulsos nerviosos al corazón. Se emplea para el tratamiento de aquellos pacientes que presentan un ritmo de latido del corazón irregular.La mexiletina tiene también actividad anestésica local.

Grupo

antiarrítmicos

¿Qué es?

La mexiletina es un fármaco que actúa disminuyendo la sensibilidad del corazón a los impulsos nerviosos. Estos impulsos eléctricos son los que controlan la actividad de este órgano, ya que pasan a través del músculo cardiaco y provocan la contracción de las cámaras del corazón (aurículas y ventrículos). La mexiletina ayuda a restablecer el ritmo cardiaco.

La mexiletina tiene también actividad anestésica local.

¿Para qué se utiliza?

Arritmias ventriculares graves, que supongan un riesgo para la vida del paciente.

¿Cómo se utiliza?

En España, existen comercializadas formas de administración oral (cápsulas) y parenteral (intravenosa).

La dosis adecuada de mexiletina puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la gravedad de la enfermedad y de la situación del paciente (funcionamiento del hígado), entre otros factores. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o su farmacéutico.

Dosis oral en adultos: Inicialmente 400 mg. La dosis de mantenimiento suele ser de unos 200 mg (1 cápsula) cada 8 horas, pudiéndose ajustar en función de la respuesta terapéutica obtenida, sin exceder la dosis máxima de 1200 mg (6 cápsulas) al día.

Dosis intravenosa en adultos: Inicialmente de 100 a 250 mg, administrados por vía intravenosa lenta.

Si padece una enfermedad del hígado puede requerir una dosis menor de mexiletina . Consúltelo con su médico.
No se recomienda el uso de mexiletina en niños.
Conviene tomar las cápsulas de mexiletina después de las comidas o con antiácidos y en posición erguida.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.

La mexiletina debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: insuficiencia cardiaca, tensión arterial baja, pulso bajo y enfermedades del hígado.

Durante el tratamiento, deberá acudir periódicamente a su médico para controlar la evolución del tratamiento y la posible aparición de efectos adversos.

No suspenda esta medicación sin consultar antes con su médico, ya que su estado podría empeorar.

La mexiletina puede provocar mareos y desorientación. No se recomienda la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa mientras esté en tratameinto con este medicamento.

La administración intravenosa de mexiletina se realizará siempre bajo riguroso control médico y con la ayuda de un electrocardiograma.

Si se va a someter a una intervención quirúrgica, informe a su médico sobre la toma de este medicamento.

Un nivel bajo de potasio en sangre puede producir una disminución del efecto de la mexiletina .

Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a mexiletina . Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar este medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

En pacientes con bloqueo cardíaco o shock cardiaco.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con la mexiletina son: amiodarona, cafeína, fenitoína, rifampicina, morfina, quinidina, teofilina.

Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de la mexiletina son, en general, frecuentes aunque leves y transitorios. Los más frecuentes son: náuseas, vómitos, acidez de estómago, desorientación, mareos, ansiedad, temblor y alteraciones del equilibrio.

Ocasionalmente puede producir otras alteraciones digestivas como diarrea o estreñimiento, dolor o calambres abdominales, palpitaciones, arritmias, debilidad, alteraciones del sueño o dolor de cabeza, entre otros.

La mexiletina también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. Por ello, únicamente se acepta el empleo de mexiletina en embarazadas en el caso de que no exista otra alternativa más segura.

Este medicamento pasa a la leche materna, aunque no se han detectado efectos adversos en el lactante. Consulte a su médico si debe recibir el tratamiento durante la lactancia.

¿Necesita receta médica?

Sí.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y de la luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Mexitil®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso