Plusesmas.com

Miglitol

El miglitol es un medicamento de utilidad en algunos pacientes con diabetes en los que no existe una secreción normal de insulina y el tratamiento dietético o farmacológico no es suficiente para controlar su enfermedad.

Grupo

antidiabéticos, antidiabéticos orales

¿Qué es?

El miglitol es un medicamento de utilidad en algunos pacientes con diabetes en los que no existe una secreción normal de insulina y el tratamiento dietético o farmacológico no es suficiente para controlar su enfermedad. La insulina se encarga de controlar el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre.
El miglitol retrasa la digestión de los azúcares de la dieta. De esta manera, los azúcares llegan a la sangre más lentamente desde el tubo digestivo y se evitan niveles altos de glucosa en sangre tras las comidas.

¿Para qué se utiliza?

Diabetes mellitus tipo II (no dependiente de insulina), en los pacientes en los que la dieta resulta insuficiente para controlar los niveles de glucosa en sangre.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración orales de miglitol (comprimidos).

La dosis adecuada de miglitol puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de los niveles de glucosa en sangre del paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos:
Inicialmente 50 mg cada 8 horas.
En función de su tolerancia al medicamento, su médico ajustará la dosis más adecuada para su caso concreto. La dosis de mantenimiento suele ser de 100 mg cada 8 horas.

Los comprimidos de miglitol se deben masticar con el primer bocado de la comida. También se pueden tragar enteros con un poco de líquido antes de las comidas.

Su médico le dará instrucciones precisas acerca de la dieta, ejercicio, como hacer la prueba para medir la cantidad de azúcar en la sangre y cómo ajustar la dosis cuándo usted se sienta mal.

Existe poca información sobre el uso de miglitol en niños.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
Debe controlar periódicamente sus niveles de glucosa en sangre y en orina mientras esté en tratamiento con este medicamento.
Si sale de viaje es conveniente llevar una copia de su historia clínica reciente y mantener los horarios de las comidas tan parecidos como sea posible a los horarios normales.
Es conveniente llevar una identificación en la que se indique que sigue tratamiento con antidiabéticos orales.
Es muy importante conocer los síntomas de la disminución de los niveles de glucosa en sangre y de la hiperglucemia para tratarlos rápidamente. La hipoglucemia se manifiesta como ansiedad, visión borrosa, sensación de hambre, somnolencia, cansancio y pulso rápido. Los síntomas de la hiperglucemia aparecen de forma más tardía e incluyen visión borrosa, somnolencia, sequedad de boca y piel, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, respiración rápida y sed intensa. Pregunte a su médico acerca de las medidas a tomar en cada caso, puede ser necesario, dependiendo de su situación, que lleve glucagón y la correspondiente jeringuilla y aguja por si se produce un descenso excesivo del azúcar en sangre.
Lleve algún tipo de azúcar de actuación rápida por si se produce una situación de disminución de la glucosa en sangre (no chocolate).
El alcohol puede modificar sus niveles de glucosa en sangre, por lo que se recomienda evita la ingesta de bebidas alcohólicas.
El uso de miglitol no le permite abandonar otras medidas que le hayan sido indicadas como la dieta o el ejercicio.
Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a este medicamento. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En diabetes mellitus juvenil (insulino dependiente o tipo I) o en diabetes complicada con acidosis.
En caso de presentar enfermedad inflamatoria intestinal, úlcera de colon, predisposición o existencia de obstrucción intestinal, alteraciones importantes de la digestión o insuficiencia renal grave.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

El miglitol puede disminuir el efecto de otros medicamentos para la diabetes como la glibenclamida, metformina, glipizida y tolbutamida entre otros.
Puede interaccionar, entre otros, con los siguientes medicamentos: propanolol, ranitidina, digoxina, diuréticos tiazídicos, corticoides, anticonceptivos orales, medicamentos para alteraciones de la glándula tiroides y antagonistas del calcio (nifedipino, nicardipino).
Otros medicamentos como adsorbentes intestinales o enzimas que ayudan a la digestión de los alimentos pueden disminuir la acción del miglitol.
Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de este medicamento son, en general, leves y transitorios. El miglitol puede producir flatulencia, diarrea, dolor y distensión abdominal por gases, heces blandas y sensación de plenitud. Estos efectos se relacionan con la dosis y con la dieta, por lo que suelen reducirse con el tratamiento continuado y siguiendo la dieta prescrita por su médico.
En algunas ocasiones el miglitol puede producir náuseas, estreñimiento o dificultad para hacer la digestión.
El miglitol también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas sobre la administración de miglitol. Los estudios realizados en animales no han detectado efectos adversos en el feto. Consulte a su médico si debe continuar el tratamiento durante el embarazo.
El miglitol pasa a la leche materna y puede afectar a los niños que se alimenten con lactancia materna. Consulte a su médico si debe continuar el tratamiento durante la lactancia.

¿Necesita receta médica?

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Diastabol®, Plumarol®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso