Plusesmas.com

Paracetamol (acetaminofeno)

El paracetamol es un medicamento que se usa para aliviar el dolor de leve a moderado y reducir la fiebre. A diferencia del ácido acetil salicílico (aspirina) no alivia la inflamación por lo que no sería de utilidad, por ejemplo, en el caso de la artritis reumatoide.

Grupo

analgésicos, analgésicos no opiáceos

¿Qué es?

El paracetamol presenta acción analgésica (reductora del dolor), al impedir la formación de prostaglandinas en el organismo. Las prostaglandinas se producen en respuesta a una lesión, o a ciertas enfermedades, y provoca dolor, entre otros efectos.
Además, presenta acción antipirética (reductora de la fiebre), al inhibir las prostaglandinas a nivel del centro termorregulador situado en el hipotálamo, en el cerebro. Sin embargo, no presenta acción antiinflamatoria significativa.

¿Para qué se utiliza?

Fiebre.
Dolor de leve o moderado.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración oral (cápsulas, comprimidos, comprimidos efervescentes, polvo efervescente en sobres, solución y gotas), rectales (supositorios) y parenteral (solución para perfusión intravenosa).

La dosis adecuada de paracetamol puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas pero, si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico:
De 325 a 650 mg cada 4 ó 6 horas ó 1000 mg cada 6 ó cada 8 horas, hasta un máximo de 4000 mg al día.

De 600 a 650 mg cada 4 ó 6 horas hasta un máximo de 4000 mg al día.

La dosis necesaria es distinta según la edad del niño. En general, 10 mg por kilo de peso cada 4 horas o bien 15 mg por kilo de peso cada 6 horas. No tomar este medicamento más de cinco veces al día.

1000 mg (1 vial) no más de 4 veces al día.

15 mg por kilo de peso cada 4 ó 6 horas sin exceder la dosis máxima de 4000 mg diarios.

No se recomienda administrar paracetamol intravenoso en pacientes que pesen menos de 33 kg.

Si padece una enfermedad grave del riñón puede necesitar una dosis menor de paracetamol. Consulte a su médico.

¿Qué precauciones deben tenerse?

El paracetamol debe administrarse con especial precaución en caso de padecer enfermedades graves del riñón o del hígado, alcoholismo crónico, anemia, malnutrición crónica o deshidratación.
Debe evitar el consumo de alcohol mientras tome este medicamento.
El paracetamol intravenoso se administra exclusivamente en el medio hospitalario, tras cirugías, en situaciones urgentes o cuando no sea posible otra vía de administración.
Salvo indicación médica no tome una dosis mayor a la indicada. Si toma una dosis muy alta puede dañar su hígado o riñón.
En caso de sobredosis busque con rapidez ayuda médica.
En cuanto sea posible se sustituirá el paracetamol intravenoso por analgésicos orales.
Debe abandonar el tratamiento cuando desaparezca la fiebre o el dolor. Si el dolor se mantiene durante más de 5 días o si la fiebre dura más de 3 días, empeora o aparecen síntomas nuevos, acuda a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia al paracetamol. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En caso de padecer hepatitis de origen viral o enfermedades graves del hígado.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con paracetamol son: probenecid, colestiramina, fenitoina, fenobarbital, lamotrigina, anticolinérgicos (glicopirronio, propantelina), isoniazida y propranolol y otros medicamentos, incluso sin receta, que contengan paracetamol, entre otros.
Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

El paracetamol puede alterar los resultados de algunas pruebas de laboratorio por lo que si le van a realizar una analítica avise que está tomando este medicamento.
Los efectos adversos que puede producir son, ene general, poco frecuentes. Raramente puede causar malestar, hipotensión, aumento de las transaminasas hepáticas, reacciones de hipersensibilidad y alteraciones sanguíneas.
El paracetamol también puede producir otros efectos adversos. Avise a su médico si advierte algo anormal.
Si toma una dosis excesiva (sobredosis) puede aparecer: diarrea, sudoración, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolor en el estómago, inflamación o dolor en el abdomen. El riesgo de sobredosis es mayor en pacientes ancianos, niños pequeños, enfermedades del hígado, alcoholismo crónico y pacientes que toman determinados medicamentos de manera simultánea.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. Sin embargo, el uso de dosis terapéuticas a corto plazo está generalmente aceptado en todas las etapas del embarazo.
Aunque el paracetamol pasa en pequeñas cantidades a la leche materna, en general su uso de a corto plazo se considera compatible con la lactancia materna.

¿Necesita receta médica?

  • Las formas farmacéuticas orales y rectales de paracetamol se pueden adquirir sin receta médica; sin embargo, se recomienda utilizarlo bajo supervisión de un médico o farmacéutico.
  • Los viales de paracetamol destinados a la perfusión intravenosa sólo pueden obtenerse en el Servicio de Farmacia de un hospital. Este medicamento no está disponible en las Oficinas de Farmacia.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Acertol®, Actron®, Antidol®, Apiretal®, Bandol®, Calmanticold®, Cupanol®, Dafalgan®, Dolgesic®, Dolostop®, Duorol®, Efferalgan®, Febrectal®, Gelocatil®, Melabon infantil®, Panadol®, Pediapirin®, Perfalgan®, Resakal®, Sinmol®, Temperal®, Termalgin®, Tylenol®.

Existen comercializadas formas genéricas de paracetamol.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso