Plusesmas.com

Pegfilgrastim

El pegfilgrastim es una sustancia que estimula la producción en la médula ósea de un grupo de células blancas de la sangre llamadas neutrófilos.

¿Qué es?

El pegfilgrastim es una sustancia que estimula la producción en la médula ósea de un grupo de células blancas de la sangre llamadas neutrófilos. Los neutrófilos juegan un papel importante en la defensa del organismo de las infecciones, una persona con un nivel bajo de estas células en sangre (neutropenia) tiene un riesgo elevado de desarrollar una infección.
Por ello, el pegfilgrastim se utiliza en pacientes con neutropenia para disminuir el riesgo de contraer infecciones. El pegfilgrastim presenta un mecanismo de acción similar a filgrastim. Sin embargo, al estar unido a una molécula de polietilenglicol, permanece en el organismo durante más tiempo y permite ser administrado en dosis única tras cada ciclo de quimioterapia.

¿Para qué se utiliza?

Neutropenia en pacientes con cáncer que reciben tratamiento con quimioterapia.

¿Cómo se utiliza?

En España pegfilgrastim existe comercializado para su administración subcutánea (mediante inyección debajo de la piel) en forma de jeringas precargadas. La dosis adecuada de pegfilgrastim puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico. Dosis subcutánea en adultos: 6 mg (una jeringa precargada) por cada ciclo de quimioterapia.

No se recomienda el uso de pegfilgrastim en niños. En caso de administrarse la dosis de pegfilgrastim usted mismo, debe seguir atentamente las instrucciones que acompañan al medicamento sobre cómo preparar la inyección, cómo administrarla y dónde depositar las jeringas usadas. En caso de duda, consulte a su médico o farmacéutico.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Las jeringas precargadas deben usarse solamente una vez y tirar el contenido si sobrara.
Debe acudir periódicamente a su médico mientras reciba este medicamento para controlar la evolución del tratamiento.
Debe acudir a su médico si presenta algún síntoma de infección como fiebre, escalofríos o dolor de garganta, ya que puede necesitar antibióticos y cuánto antes los reciba, caso de necesitarlos, mejor. Su médico debe determinar si necesita antibióticos y cuáles son los más adecuados para usted, no los elija usted sin consultar con él.
El tratamiento con pegfilgrastim puede provocar dolor moderado de huesos y músculos que puede tratarse con medicamentos analgésicos. En caso de aparecer este efecto, consulte a su médico o farmacéutico.
Si se olvida una dosis de este medicamento, consulte a su médico.
Se recomienda no agitar el envase de pegfilgrastim ya que podría inactivarse el medicamento.
Deberá desechar el medicamento si ha cambiado de color, si presenta partículas en suspensión o si ha sido conservado en condiciones inadecuadas.
El pegfilgrastim debe administrarse con precaución en caso de presentar síndrome de distrés respiratorio o anemia falciforme.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia al pegfilgrastim, a otros medicamentos de su grupo como al filgrastim, lenograstim y molgramostim o a proteínas producidas por la bacteria E.coli. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje administrar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En caso de síndrome mielodisplásico o leucemia mieloide aguda o crónica.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

pegfilgrastim puede interaccionar con algunos medicamentos como el litio.
Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

El pegfilgrastim puede alterar los resultados de algunas pruebas de laboratorio (LDH o lactato deshidrogenasa, fosfatasa alcalina y ácido úrico), por lo que si le van a realizar una analítica avise que está tomando este medicamento.
El pegfilgrastim es un fármaco bien tolerado en general, en ocasiones puede producir algunos efectos adversos como: dolor de huesos, dolor muscular y de las articulaciones, dolor en el pecho, dolor de cabeza y dolor en el lugar de la inyección.
El pegfilgrastim también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal, especialmente si presenta tos, fiebre o dificultad para respirar.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. En estudios realizados en animales se ha visto que pegfilgrastim puede producir daños en el feto. Por ello, únicamente se acepta el empleo de pegfilgrastim en embarazadas en el caso de que no exista otra alternativa más segura.
No se conoce si el pegfilgrastim pasa a la leche materna en cantidades significativas ni el efecto que podría tener en el lactante, por lo que no se recomienda su uso durante la lactancia materna.

¿Necesita receta médica?

Sí. El pegfilgrastim sólo puede obtenerse en el Servicio de Farmacia de un hospital. Este medicamento no está disponible en las Oficinas de Farmacia.

¿Cómo se conserva?

Conservar en frigorífico entre 2 y 8 ºC. No se debe congelar este medicamento.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres comerciales en España de algunos medicamentos que contienen sólo pegfilgrastim:

Neulasta®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso