Plusesmas.com

¿Por qué a veces tenemos la sensación de repetirnos?

¿Por qué a veces tenemos la sensación de repetirnos?

Estás contando un chiste o una anécdota y de pronto, en mitad del relato, te asalta la sensación de haber contado la misma historia miles de veces ¿por qué tenemos esa sensación?

Las explicaciones pueden ser varias. El cansancio o la falta de atención pueden hacer que digamos varias veces a una misma persona las mismas cosas. Puede también que tengamos la sensación de que nadie nos escucha. En los grupos de trabajo sobre la memoria se da esta situación con frecuencia: el temor a no ser oídos hace que los participantes repitan una y otra vez las mismas cosas hasta que se fija un turno de palabra. Cuando tienen la seguridad de que se les escucha, la tentación de repetir desaparece. En otros casos, la repetición es un síntoma de algo, de un sufrimiento que no se logra expresar. Esto le sucede a personas muy mayores que rememoran una y otra vez el mismo recuerdo. A veces, se tiene la tentación de preguntarles qué pasó después. Pero suele ocurrir que lo que pasó después fue tan doloroso que ni siquiera son capaces de describirlo. Permanecer junto a ellas y escucharlas hasta el final es lo único que puede ayudarlas.

También hay repeticiones necesarias. Así, por ejemplo, el hecho de que quienes vivieron la guerra hayan contado una y otra vez sus experiencias personales ha sido fundamental para la memoria colectiva. Ciertas repeticiones también pueden tener un efecto beneficioso sobre las relaciones personales. En este sentido, hay investigaciones que demuestran que las parejas más sólidas son las que han hecho de su primer encuentro una bonita historia que repiten incansablemente. Por último, no olvidemos que todos los sistemas educativos recurren a la repetición, porque sin ella no se pueden fijar los recuerdos.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso