Plusesmas.com

¿Qué es el herpes zóster?

Es una infección cutánea producida por un microorganismo denominado virus varicela-zoster (VVZ). Este virus recibe este nombre, porque es el agente responsable tanto de la varicela como del herpes zoster.

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: ¿Por qué aparece un herpes?

¿Qué es?

Es una infección cutánea producida por un microorganismo denominado virus varicela-zoster (VVZ). El virus recibe este nombre, porque es el agente responsable tanto de la varicela como del herpes zoster. Generalmente el primer contacto con el VVZ lo tenemos en la infancia y se manifiesta clínicamente como una varicela. Pasada esta infección, el virus migra por las terminaciones nerviosas desde la piel hacia el ganglio y allí queda latente, reapareciendo en la piel en determinadas situaciones dando lugar al denominado herpes zoster.

¿Quién puede padecerlo?

Se presenta principalmente en adultos, pero cada vez es más frecuente su aparición en niños. Para padecerlo es necesario haber estado previamente en contacto con el virus y haber pasado la varicela. La frecuencia de presentación de esta enfermedad y su gravedad son mayores en individuos que se encuentran inmunosuprimidos, ya sea por tratamientos con quimioterapia o radioterapia o por medicamentos inmunosupresores como los pacientes transplantados. También se incluyen en este grupo los pacientes afectos de SIDA y los que presentan tumores u otras enfermedades que determinen una situación de inmunosupresión. Sin embargo, también es frecuente observar herpes zoster en personas inmunocompetentes en situaciones de debilidad o cansancio.

¿Cuáles son sus síntomas?

El paciente nota una sensación de picor o dolor en un territorio cutáneo (preferentemente el tronco) y 4 ó 5 días después presenta un enrojecimiento de la piel en esa zona sobre el que brotan unas vesículas que se disponen agrupadas. Durante esta fase las lesiones son altamente contagiosas pues el virus se encuentra dentro de las vesículas. Al cabo de 7 a 10 días las lesiones se secan, formando unas costras pardo-amarillentas que se eliminan, dejando a veces una cicatriz residual. Los territorios que más frecuentemente se afectan son el tronco, el muslo o la región ocular. Esta última presenta una mayor gravedad al existir el riesgo de formación de úlceras corneales que conduzcan a la ceguera.En ocasiones, tras el episodio de herpes zoster puede persistir un dolor residual en esa localización que permanece durante días, meses e incluso años, denominándose neuralgia postherpética. Esto sucede con mayor frecuencia en individuos cuya edad sobrepasa los 50 años.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza principalmente por la clínica. En casos dudosos se puede confirmar mediante la realización de un cultivo virológico de las vesículas en la fase inicial de la enfermedad.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento del herpes zoster se realiza con fármacos antivirales por vía oral o intravenosa, pero no siempre es necesario tratarlo, ya que se resuelve espontáneamente en unos 7 días. El tratamiento se indica principalmente en pacientes inmunosuprimidos, por el riesgo de diseminación del virus a otros órganos. En estos pacientes es necesaria la utilización de la vía intravenosa para el tratamiento. También está indicado el tratamiento con fármacos antivirales por vía oral en pacientes mayores de 50 años, para disminuir la posibilidad de desarrollar una neuralgia postherpética (brivudina, aciclovir, valaciclovir, famciclovir). Es importante señalar que el tratamiento es eficaz si se comienza en las primeras 72 horas desde el inicio de las vesículas y que hay que evitar la sobreinfección de las lesiones mediante el uso de antisépticos tópicos. La neuralgia postherpética, en caso de presentarse, puede ser tratada mediante analgésicos y, si no mejora, pueden utilizarse otros fármacos como antiepilépticos o antidepresivos.

¿Cuál es el pronóstico?

El herpes zoster es generalmente un cuadro autolimitado que se resuelve espontáneamente en una o dos semanas. En algunos pacientes puede persistir una neuralgia postherpética de duración variable. En los pacientes inmunodeprimidos existe riesgo de generalización del virus con afectación de otros órganos y peor pronóstico. De ahí la importancia del diagnóstico y tratamiento precoz en estos pacientes. En lo que respecta a la localización, el herpes ocular presenta un peor pronóstico respecto al resto, por la posibilidad de evolucionar a ceguera.Es importante comentar que el herpes zoster es una enfermedad contagiosa y durante su duración debe evitarse el contacto con personas que no hayan estado en contacto con el virus previamente, especialmente si son inmunosuprimidos o mujeres embarazadas.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Relacionados

  • ¿Por qué se produce un eccema?

    ¿Por qué se produce un eccema?

    El término eccema designa a un proceso descamativo y asociado a picor que afecta a la piel.

  • Psoriasis

    Es una enfermedad cutánea caracterizada por la presencia de placas eritematosas, bien delimitadas, cubiertas por escamas nacaradas, localizadas preferentemente en planos de extensión, como codos y rodillas, y en cuero cabelludo.

  • Dermatitis seborréica

    Es una dermatosis eritematoescamosa que puede aparecer sobre una piel seborreica.

  • Urticaria

    El término urticaria proviene del latín urtica que significa ortiga y hace referencia a aquel proceso cutáneo que cursa con intenso prurito o sensación de quemazón y que se acompaña de la aparición de lesiones habonosas en toda la superficie cutánea y, en ocasiones, también en mucosas. Lo característico de este proceso es que las lesiones tienden a desaparecer en unas horas.

  • Vitíligo

    Es un trastorno de la piel que se caracteriza por la presencia de manchas blancas. Éstas son debidas a la pérdida de melanocitos, que son las células encargadas de la pigmentación de la piel. Puede ser un trastorno hereditario hasta en un 30% de los casos,

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso