Plusesmas.com

Micronutrientes: un poco es mucho

Micronutrientes: un poco es mucho

Haz un favor a tu cuerpo: asegúrate de consumir micronutrientes esenciales para la salud. Para ello, te conviene saber qué alimentos los contienen y cómo puedes incorporarlos a tu dieta.

¿Estás perdiendo fluidez al hablar? ¿La memoria te falla? ¿Te preocupan los cambios y enfermedades asociados al proceso del envejecimiento? No lo dudes: vigila tus niveles de micronutrientes.

Se ha comprobado que un déficit de cualquiera de estos micronutrientes: ácido fólico (una vitamina del grupo B), vitaminas B12 y B6, niacina, vitamina C, hierro o cinc, produce daños y alteraciones en el ADN similares a los generados por la radiación nuclear y aumenta el riesgo de tumores. También, déficit crónicos de micronutrientes se asocian a mayor riesgo de infecciones y enfermedades crónicas (como la enfermedad cardiovascular o la diabetes) y, finalmente, a una menor esperanza de vida.

El problema es que, como ha comprobado un estudio europeo, un 20% de la población general podría consumir menos del 50% de las recomendaciones diarias de los micronutrientes citados. En mayores de 60 años, la situación es mucho peor. Se calcula que hasta el 80% de los mayores que viven en residencias y más del 50% de los que viven en su casa podrían padecer carencias importantes. No es difícil reconocer a un adulto con desnutrición grave: son esas personas (generalmente de edad bastante avanzada) de aspecto frágil, escasa masa muscular y poca fuerza física, a menudo desorientados y con confusión mental. El problema son los casos de desnutrición menos graves y aparentes, y los que no acuden al médico y escapan al diagnóstico.

Tenemos el caso de Lucía Rubio, salmantina de 70 años, que al quedarse viuda decidió irse a vivir a su apartamento de verano en Alicante. «Empecé a comer poco para no engordar. Siempre me ha horrorizado la obesidad y además pensaba que hacía bien porque los médicos repiten constantemente que el exceso de peso es malo para la salud. Luego, me rompí el pie y ya casi no salía, por miedo a otra caída. Poco a poco, empecé a sentirme más cansada, más débil, deprimida. Al final, me pasaba la mitad del día en la cama. Me alimentaba de tostadas, té, algún yogur... Me salieron llagas en la boca y empecé a sentir dolor en las piernas. Un día, una vecina llamó al médico. En cuanto me vio, decidió ingresarme en un hospital. Me dijeron que tenía desnutrición con grave déficit de folato. “Si no llega a llamarnos, podría haber sufrido una angina de pecho por falta de oxígeno en el corazón”, me explicó un médico. Ahora, vivo en una residencia, como bien, hago ejercicio, tomo el sol para fortalecer los huesos y he recuperado bastante fuerza».

A menudo, el problema no deriva solo de una alimentación deficiente, sino de cambios fisiológicos que afectan al modo en que el organismo absorbe y utiliza los nutrientes. Con el paso de los años, la producción de ciertas enzimas y ácidos por el organismo disminuye, lo que reduce la absorción. Cuando esa capacidad desciende de forma importante y, además, la alimentación es deficitaria, aparecen serios problemas de salud capaces de reducir la autonomía y, finalmente, la esperanza de vida.

En concreto, el déficit de vitamina B12, probablemente el más frecuente en personas mayores por pérdida de capacidad de absorción intestinal, puede tener efectos devastadores en el sistema nervioso. ¿Sus síntomas? Paso inestable, debilidad muscular, dificultades en el habla e incluso psicosis, todos ellos parecidos a los que exhiben los pacientes con enfermedad de Parkinson o de Alzheimer.

Es un hecho que la desnutrición debilita progresivamente las defensas de quien la padece, aumentando de forma importante el riesgo de neumonía y otras infecciones graves, y exacerbando problemas de salud existentes. Investigadores del Hospital Universitario de Bolonia (Italia) lo han comprobado por activa: suplementos de micronutrientes mejoran la respuesta de los natural killers, células que luchan contra los invasores, incluso en mayores de 90 años. Otros estudios asocian la toma de una dosis de un suplemento multivitamínico/ mineral al día con mayor esperanza de vida en mayores de 60 años. Tú también puedes evitar riesgos innecesarios con una alimentación equilibrada y rica en micronutrientes, y, si el médico te lo aconseja, un suplemento nutricional adecuado.

Relacionados

  • Selección de micronutrientes

    Selección de micronutrientes

    Los micronutrientes son esenciales para la salud. Te decimos en qué alimentos encontrarlos, para qué sirven y cómo incorporarlos a tu dieta.

  • Ayudas en la alimentación de un enfermo dependiente

    Ayudas en la alimentación de un enfermo dependiente

    ¿Qué alimentos deben ingerir diariamente? ¿Y en qué cantidades?

  • Alimentos que previenen el ictus

    Alimentos que previenen el ictus

    Contienen antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales capaces de prevenir la cascada de procesos que conducen al deterioro cardiovascular y, finalmente, a los ataques cerebrales.

  • Alimentos para cuidar tus ojos

    Alimentos para cuidar tus ojos

    La vitamina A y el betacaroteno (que el organismo convierte en vitamina A) son esenciales para prevenir problemas oculares. Hasta el punto de que, en algunos países en vías de desarrollo, el déficit de vitamina A es la causa más común de ceguera en personas menores de 21 años. Su primer síntoma: la llamada ceguera nocturna o incapacidad para adaptarse a la luz tenue.

  • Una dieta para prevenir el infarto

    Una dieta para prevenir el infarto

    Lo que comes puede ayudarte a prevenir, e incluso revertir, algunas formas de enfermedad cardiovascular y, de ese modo, evitar el infarto de miocardio. Toma buena nota.

  • ¿Puedes estar sano y gordo?

    ¿Puedes estar sano y gordo?

    La idea de estar gordo y sano puede sonar extraña, pero a veces es verdad. No matan los kilos sino la hipertensión, la hipercolesterolemia, los altos niveles de glucosa y otros problemas que suelen acompañar al exceso de peso.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso