Plusesmas.com

Causas más frecuentes de la pérdida de audición

Causas más frecuentes de la pérdida de audición

La pérdida de audición puede ser el resultado de una variedad de problemas: desde factores genéticos, a lesiones o enfermedades.

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: Así se realizan las pruebas de audición

En algunos casos, la deficiencia auditiva es hereditaria o de nacimiento. Es el caso de aquellas personas que nacieron con partes del oído que no se formaron correctamente y, por lo tanto, no funcionan como deberían.

Pero, en general, las pérdidas auditivas se producen a lo largo de la vida como consecuencia de problemas sobrevenidos. Por ejemplo, puede producirse por un tumor que tiene que ver con el octavo nervio craneal. El más común de los tumores se conoce como neurinoma del acústico. En otras ocasiones, los huesecillos del oído medio se ponen rígidos y dejan de vibrar. Es lo que se conoce como otosclerosis. Otras veces, el cerumen puede obstruir el conducto auditivo y causar una infección que acabe afectando incluso a los pequeños huesos del oído medio. También puede ocurrir por una rotura del tímpano o ser consecuencia de daños cerebrales.

El uso de determinada medicación y los factores ambientales también pueden contribuir de forma decisiva a mermar nuestra capacidad auditiva. La exposición continua a ruidos fuertes, ya sea la maquinaria o las herramientas de nuestro centro de trabajo o la música excesivamente alta, puede llevar aparejado un deterioro de nuestra capacidad de audición.

Relacionados

  • Otitis externa aguda

    Se define como la infección aguda del oído externo. Se trata de un proceso muy frecuente de la patología pediátrica Se produce más frecuentemente durante los meses de verano ya que uno de los medios más frecuentes de adquisición de la enfermedad son las pi

  • Otitis media aguda

    Es una enfermedad infecto-contagiosa aguda que afecta al aparato respiratorio, cuyo síntoma típico es una tos en accesos o paroxismos.

  • Otitis, causas y tratamiento

    La otitis media es la inflamación de los espacios del oído medio independientemente de cuál sea la patogenia.La otitis media, como cualquier otro proceso dinámico, se puede clasificar de acuerdo con la secuencia temporal de la enfermedad en aguda (duración de los síntomas entre 0 y 3 semanas), subaguda (de 3 a 12 semanas) y crónica (más de 12 semanas).Asimismo, dependiendo de la evolución de la otitis media, ésta puede presentar una efusión de líquido (otitis media seromucosa) en el oído medio que puede ser de tipo seroso (fluido, parecido al agua), mucoso (viscoso, parecido al moco) o purulento (pus).

  • Audifón: oír es vivir

    Audifón: oír es vivir

    ¿Problemas auditivos? Gran parte de la población, a partir de los 50 años, desarrolla problemas de audición. Tanto si se trata de un deterioro propio de la edad como otra afección, hay que tener presente que la mayoría de las veces es posible oír y entender bien, con la ayuda de la tecnología actual.

  • Sordera: una limitación

    Sordera: una limitación

    La sordera es un obstáculo que aísla socialmente.

  • Oído: Consejos prácticos

    Oído: Consejos prácticos

    Vigila la forma de dirigirte a una persona con problemas de audición.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso