Plusesmas.com

¿Todos los audífonos funcionan con la misma tecnología?

¿Todos los audífonos funcionan con la misma tecnología?

Durante muchos años, el audífono era un aparato grande y visible. Hoy, son tan pequeños que quedan prácticamente ocultos oído y ofrecen una reproducción casi perfecta del sonido.

En la actualidad el tipo más habitual de audífono utiliza tecnología digital. Sin embargo, todavía están en uso los analógicos.

Los audífonos analógicos convierten las ondas sonoras en señales eléctricas que luego son amplificadas. Estas señales se transmiten al oído en tiempo real. Se diseñan a medida de las necesidades de cada usuario. Son los más baratos del mercado y resultan ideales para las personas de más edad, ya que aunque amplifica el sonido de manera menos nítida, es más fácil de usar.

Durante mediados de los 80 aparecieron los primeros audífonos digitales, pero tuvieron que pasar cerca de 10 años para que conseguir las prestaciones con las que hoy cuentan. Se componen de un pequeño ordenador programable y son capaces de amplificar millones de diferente señales sonoras con mucha precisión, mejorando la capacidad de audición de las personas con deficiencias auditivas.

Los audífonos digitales transforman las ondas sonoras en códigos numéricos, similares al código binario de una computadora, antes de ser amplificados. Estos códigos contienen información sobre el nivel y tono de sonidos, de tal forma que el audífono puede ser específicamente programado para amplificar ciertas frecuencias. El sistema de circuitos digitales le brinda mayor flexibilidad al audiólogo para graduar el audífono de acuerdo a las necesidades del usuario y las situaciones donde se encuentre. Estos audífonos pueden ser programados para responder a sonidos que provienen de una dirección específica.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso