Plusesmas.com

¿Cómo se trata la artrosis?

¿Cómo se trata la artrosis?

La Doctora Estrella Rausell, Catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid, nos explica cuáles son los mejores tratamientos para combatir las molestias generadas con la artrosis.

En el tratamiento de la artrosis, los pacientes y los médicos pretende eliminar el dolor y intentar que el paciente pueda seguir haciendo la vida más normal posible. Para ello, el tratamiento de la artrosis tiene cuatro estrategias terapéuticas:
1. Medidas generales
2. Fármacos orales
3. Fármacos tópicos
4. La cirugía

1. Medidas generales
Podemos encuadrar dos herramientas claves en la mejora de los síntomas: la pérdida de peso y la actividad física (ya sea reglada o dirigida en forma de fisioterapia). También son tratamientos de la artrosis el bastón o las muletas que descargan a la articulación de actividad y disminuyen de manera marcada el dolor.

2. Los fármacos orales
Se dirigen a tratar el dolor, que es el principal síntoma de la artrosis y la principal causa de que no se puedan iniciar las medidas generales (¡adelgazar y moverse!) que son más importantes para controlar la enfermedad. El paracetamol, el tramadol y su asociación (paracetamol+tramadol) son los fármacos más utilizados como primer escalón del tratamiento. Otros fármacos como los antiinflamatorios (ibuprofeno y otros de la misma familia) y analgésicos potentes se utilizan posteriormente, cuando hay más lesión o cuando los fármacos anteriores no quitan el dolor, porque tienen más efectos adversos.

3. Los fármacos tópicos
Son de dos grandes tipos: las pomadas y los de administración intra articular. Las pomadas pueden tener dos tipos de compuestos: anti-inflamatorios o capsaicina. Las pomadas de anti-inflamatorios ofrecen resultados aceptables cuando el dolor se limita a única articulación. La pomada de capsaicina (un derivado de los chili picantes) también es eficaz y si se tolera bien (produce a veces una sensación de picor y enrojecimiento en la región de aplicación), es uno de los tratamientos favoritos de los pacientes.

Las infiltraciones articulares pueden ser también de distintos compuestos. Las infiltraciones con corticoides intrarticulares, a parte de usarse en los jugadores de fútbol, pueden usarse para aliviar el dolor de manera transitoria en la artrosis. Su uso repetido puede lesionar más el cartílago articular y hacer avanzar a la enfermedad y aunque esto no esté muy claro, se tratan de evitar. También están las inyecciones intrarticular de ácido hialurónico, que es el lubricante natural de las articulaciones. Parece que mejoran un poco los síntomas y que sus efectos adversos son leves y poco frecuentes.

4. La cirugía
Es el último escalón de tratamiento de la artrosis. Se suele ofrecer a pacientes que tienen tanto dolor que no mejora con los fármacos y que les impide realizar actividad física. Como las cirugías son algo serio, se intenta optimizar el tratamiento con medidas generales y fármacos previamente.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso