Plusesmas.com

Ecocardiografía

La ecocardiografía emplea ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonidos) para producir una imagen del corazón y ver cómo funciona

 

¿Qué es?

La ecocardiografía emplea ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonidos) para producir una imagen del corazón y ver cómo funciona. Las ondas sonoras se transmiten por el cuerpo por medio de un transductor, que es un aparato parecido a un micrófono. Las ondas sonoras rebotan en el corazón y vuelven al transductor en forma de ecos. Los ecos se convierten en señales eléctricas que producen imágenes del corazón que pueden observarse en una pantalla de televisión.

➤ La ecocardiografía unidimensional o modo M emplea un haz de ultrasonido dirigido hacia el corazón. La ecocardiografía modo M suele utilizarse más frecuentemente para ver sólo el lado izquierdo (o la cavidad principal de bombeo) del corazón.

➤ La ecocardiografía bidimensional produce una imagen animada más amplia del corazón. La ecocardiografía bidimensional es uno de los métodos diagnósticos más importantes.,

➤ La ecocardiografía Doppler mide el flujo de sangre por las arterias y muestra cómo circula la sangre por el corazón.

¿Para qué se utiliza?

Según el tipo de estudio ecocardiográfico que se realice, puede determinarse el tamaño, la forma y el movimiento del músculo cardíaco. Este estudio también puede mostrar cómo funcionan las válvulas cardíacas y cómo circula la sangre por el corazón. La ecocardiografía también puede suministrar información sobre las arterias. En ocasiones se emplea para la evaluación y pronóstico de la cardiopatía isquémica (ecocardiografía funcional o de estrés). Una medida que típicamente se toma durante una ecocardiografía es la fracción de eyección del corazón. Durante un latido cardíaco, que es una acción de bombeo en dos fases, el corazón se comprime (contrae) y a continuación se relaja. Cuando el corazón se contrae, expulsa (o eyecta) la sangre de las cavidades inferiores, denominadas ventrículos. Cuando el corazón se relaja, los ventrículos se llenan de sangre. Por más fuerte que sea la contracción, el corazón nunca expulsa toda la sangre de los ventrículos. La fracción de eyección es el porcentaje de sangre expulsada de un ventrículo con cada latido. Como el ventrículo izquierdo es la principal cavidad de bombeo del corazón, típicamente se mide la fracción de eyección del ventrículo izquierdo. Esto se denomina fracción de eyección ventricular izquierda o FEVI. La FEVI en un corazón sano es de entre un 55 y 70 por ciento. La FEVI puede ser menor si el músculo cardíaco ha sido dañado por un ataque cardíaco, una insuficiencia cardíaca u otro problema del corazón.

¿Qué preparación se requiere?

No es necesario ningún tipo de preparación especial antes de someterse a una ecocardiografía.

¿Cómo se realiza la exploración?

Durante el estudio, estará acostado sobre una camilla. Un técnico le colocará sobre el pecho pequeños discos de metal denominados electrodos. Estos electrodos tienen cables denominados derivaciones que se conectan a un electrocardiógrafo. Esta máquina monitoreará su ritmo cardíaco durante la realización del estudio. A continuación, el técnico le aplicará un gel espeso sobre el pecho. El gel puede estar un poco frío pero no le dañará la piel. Luego el técnico utilizará el transductor para enviar y recibir las ondas sonoras. El técnico le colocará el transductor directamente sobre el lado izquierdo del pecho, por encima del corazón, y presionará firmemente mientras mueve el transductor sobre el pecho. Posiblemente le pida que inspire o espire, o que contenga brevemente la respiración. Pero, durante la mayor parte del estudio, deberá permanecer inmóvil. Este estudio suele tomar un máximo de 45 minutos. No debe sentir dolor ni molestia alguna durante la realización del procedimiento.

Después de la exploración

Podrá hacer vida normal e incorporarse a sus tareas laborales o domésticas diarias.

¿Qué riesgos tiene?

No es una prueba dolorosa ni produce ningún efecto secundario.

Tipos especiales de ecocardiografia
➤ Ecocardiografía transesofágica
Consiste en visualizar el corazón y las válvulas cardíacas por medio de los ultrasonidos, con una sonda colocada en el esófago.

Es necesario no haber ingerido alimentos sólidos ni líquidos en las 4-6 horas previas a la prueba. Tampoco haber tomado ninguna medicación oral en ese periodo de tiempo. Es preferible acudir acompañado por un familiar o amigo. Si tiene dentadura postiza, debera quitársela en el momento de realizar la prueba.

Una vez en la sala de exploración, el tecnico le podría dar un comprimido para chupar o aplicarle en spray un anestésico para la garganta. Una vez tumbado sobre la camilla, con el pecho descubierto, le colocarán unas pegatinas con cables (electrodos) en el pecho para visualizar el electrocardiograma durante el estudio. Es posible que, además, la enfermera le inyecte una medicación con efecto sedante en una vena de los brazos.

A continuación, el cardiólogo colocará la sonda dentro de su boca y le pedirá que trague para introducirla en el esófago, lo que puede provocar algunas náuseas que desaparecerán una vez que la sonda está dentro. Posteriormente, se realizará el estudio, durante el cual, si le han administrado el sedante, estara tan relajado que puedes llegar incluso a dormirse. Al levantarse, puedes sentir cierta sensación de mareo.

El anestésico de la garganta puede producir tos y el spray resultar algo amargo. Al extraer la sonda es conveniente toser para sacar las flemas que se hayan podido retener. La duración aproximada del estudio será 30 minutos.

No debe tomar ningún alimento hasta pasadas dos horas de la exploración. No es aconsejable conducir en las siguientes 2-4 horas del estudio si se ha recibido el sedante por vena. Las personas de cierta edad deben estar acompañadas durante las siguientes 2-4 horas.

➤ Ecocardiografía de esfuerzo
Consiste en visualizar el corazón mientras se realiza un esfuerzo. Se utiliza con pacientes que no pueden someterse a una prueba de esfuerzo convencional o para mejorar el rendimiento diagnóstico de ésta.

No se deben ingerir alimentos solidos en las dos horas previas al estudio. El médico que solicita la prueba le indicará si debe tomar la medicación habitual o ésta tiene que ser suspendida previamente a la realización del test.

Estará tumbado sobre una camilla, con el pecho descubierto, donde se le colocarán unas pegatinas con cables para la visualizacion del electrocardiograma y un manguito en el brazo izquierdo para la toma de la presión arterial. A continuación, debe subir encima de un tapiz rodante o una bicicleta estática, donde caminará durante unos minutos. Una vez terminado el esfuerzo, pasará con rapidez de nuevo a la camilla. El cardiólogo le realizará registros con el eco antes de hacer el ejercicio, durante su desarrollo e inmediatamente después de finalizarlo.

Durante la prueba puede aparecer dolor torácico, fatiga o malestar que desaparecen en la fase de recuperación. La duración aproximada del estudio será de 30 minutos.
Después de la exploración podrá hacer vida normal e incorporarse a sus tareas laborales o domésticas diarias.

➤Ecocardiografía de contraste
Consiste en visualizar el corazón y las válvulas cardiacas mediante ultrasonidos. Se introduce, a través de una vena, un contraste especial que permite ver mucho mejor estructuras del corazón y los vasos sanguíneos.

No precisa ninguna preparación especial y, por tanto, no es necesario acudir en ayunas, salvo que expresamente lo indique el médico.

El personal sanitario le preguntará sobre cualquier posible alergia al ecocontraste, así como otros datos de interés para la realización de la prueba.

Estará tumbado sobre la camilla, desnudo de la cintura para arriba. Un tecnico le pondrá una vía venosa en el brazo por donde le introducirán el contraste. Le colocarán tres pegatinas con cables (electrodos) en hombros y costado para ver el electrocardiograma durante el estudio. Luego, mientras la enfermera realiza varias inyecciones del contraste a través de la vía venosa, le pondrán una especie de micrófono en diferentes partes del pecho para explorar desde varios planos el corazón y las valvulas. La inyección habitualmente no se nota, así que no dude en comunicar cualquier sensación extraña. Durante el estudio es posible que oiga algún ruido que corresponde a la velocidad de la sangre dentro de su corazón. Una vez finalizado el estudio, la enfermera le retirará la vía venosa y le colocará una mínima cura.

La exploración no producirá ninguna molestia, salvo las derivadas de la punción venosa. La duración aproximada del estudio será de 30 minutos.

Después de la exploración podrá hacer vida normal e incorporarse a sus tareas laborales o domésticas diarias.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso