Plusesmas.com

Punción con aguja fina (PAAF) o Biopsia

Si su médico le solicita una punción o biopsia guiada por imagen, ésta puede ser obtenida por diversos métodos de imagen como Ecografía, TC (Tomografía computarizada o Escáner) u ocasionalmente, RM (Resonancia magnética) o fluoroscopia.

Si su médico le solicita una punción o biopsia guiada por imagen, ésta puede ser obtenida por diversos métodos de imagen como Ecografía, TC (Tomografía computarizada o Escáner) u ocasionalmente, RM (Resonancia magnética) o fluoroscopia.

¿Por qué querría su médico una biopsia?

Durante el transcurso de su estudio médico, alguno de las pruebas de imagen (Rayos X, Ecografía, TC; RM,...) puede haber mostrado algún tipo de alteración. Su médico puede pedir una muestra de tejido del hallazgo para saber que es lo que es.
Hay muchas razones para solicitar una biopsia, pero una de las más importantes es para saber si se trata de un cáncer o no. Otras posibilidades pueden ser la obtención de información sobre la exacta naturaleza de un problema en pacientes con problemas de hígado, riñón,...

Si me han solicitado una punción, ¿Significa esto que tengo cáncer?

No. Significa que se ha encontrado alguna alteración y que se desconoce su naturaleza. Por ejemplo, existen procesos inflamatorios o infecciosos que en los estudios de imagen son indistinguibles del cáncer. En estas situaciones su médico, aunque considere que su problema es benigno, quiere asegurarse con una muestra de tejido de que lo sea.

¿Cómo sé que se ha obtenido la muestra del lugar adecuado?

Se usan técnicas de imagen computerizadas (Ecografía y TC) para guiarnos en el procedimiento. Cuando usamos TC como guía, colocamos la aguja en la anomalía en cuestión y lo confirmamos realizando un corte tomográfico de la zona. Cuando utilizamos ecografía, lo confirmamos visualizando en la pantalla la aguja situada en la lesión.

¿Existen diferentes tipos de biopsia?

Sí. La mayoría utilizan una aguja muy fina y una jeringa que se le acopla para aspirar algunas células que serán teñidas y analizadas. Este estudio se llama citología, y a menudo nos da la respuesta al interrogante. Se asocia con un bajo índice de problemas o complicaciones debido al pequeño calibre de la aguja empleada.

Sin embargo, a veces, la citología no es suficiente para caracterizar la alteración y entonces se necesita una muestra más grande de tejido para analizar. La muestra se "fija, se tiñe y se corta" para que la estudie el médico patólogo. Este procedimiento se llama histología, y requiere el uso de una aguja más gruesa para la obtención de más muestra.

¿Facilitará la biopsia toda la información necesaria?

Nos aseguramos que existe material suficiente para el diagnóstico teniendo presente al citopatólogo durante el procedimiento y si no lo considera suficiente se repetirá las veces que se consideren necesarias.

Sólo muy ocasionalmente y debido a múltiples causas, la muestra puede no ser diagnóstica.

¿Cuándo se utiliza Ecografía o TC para guiar la punción?

Algunas biopsias pueden realizarse indistintamente por cualquier método pero otras alteraciones son más fáciles de ver por TC que por Ecografía (por ejemplo, biopsias de hueso o pulmón no pueden hacerse por ecografía) . Mientras que otras son más fáciles para realizar por ecografía, por ejemplo patología tiroidea.

Normalmente se decide el método a la vista del tipo de alteración y de los estudios previos.

¿Qué complicaciones pueden existir?

Existe un pequeño riesgo de Sangrado, que es directamente proporcional al calibre de aguja usado y que también depende de la zona a puncionar. En la mayoría de los casos el sangrado es limitado y sólo precisa un control de unas horas después del procedimiento. El riesgo de sangrado por PAAF, usadas para diagnóstico citológico, es muy bajo a no ser que exista un trastorno de la coagulación. Hay un ligero aumento en el riesgo de sangrado usando agujas más gruesas, pero sigue siendo una complicación rara. (Las biopsias hepáticas están asociadas a un mayor riesgo por su rica vascularización)

Neumotórax (fuga de aire desde el pulmón) representa un riesgo significativo en las biopsias de pulmón. No requiere tratamiento a no ser que sea de gran tamaño y entonces será necesario hospitalizarlo y colocar un tubo de drenaje para evacuar el aire y sellar la fuga.

Existe un riesgo teórico de Infección pero es muy raro si se cumplen las medidas de esterilidad. Si la patología es de origen infeccioso el riesgo es más elevado.

¿Cómo podemos evitar las complicaciones?

La piel se limpia previamente con una solución yodada para matar las bacterias que viven en ella. Se usan materiales estériles y desechables (guantes, agujas estériles).

La posición de la aguja es seguida por imagen para evitar vasos sanguíneos y minimizar el riesgo de sangrado.

No deben tomarse fármacos que puedan predisponer al sangrado (antiinflamatorios, anticoagulantes...) Se le preguntará antes de realizar el procedimiento.

Haga saber si tiene problemas de coagulación. No obstante, se realizarán pruebas de coagulación antes del procedimiento (no se requieren de rutina para procedimientos menores) .

Para disminuir el riesgo de sangrado debe permanecer en ayunas y en reposo con compresión sobre la zona de punción durante unas cuatro horas después de la realización de la prueba.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

El procedimiento es sencillo: se selecciona por ecografía o TC (escáner) el lugar más adecuado para la punción, seguidamente se anestesia la piel y se procede a la biopsia, momento en que el radiólogo le indicará que contenga unos segundos la respiración.

¿Es una prueba dolorosa?

Se intenta que el paciente no sufra dolor utilizando anestésicos locales o baja sedación (se mantiene consciente). Se adapta al tipo de paciente y a su situación.

La prueba es normalmente bien tolerada. Muchas veces el paciente no refiere molestias aunque no es extraño sentir un ligero dolor irradiado al hombro; en ese caso avise al personal de enfermería para que le proporcionen un analgésico.

¿Cuál es su duración?

Muy variable. Según el procedimiento y el tipo de sedación administrada. Se debe permanecer un tiempo en observación (hasta 4 horas para una punción pulmón).

¿Se exige algún tipo de preparación?

La prueba se realiza en ayunas y después de haber comprobado que no existen contraindicaciones. Para la punción aspiración con aguja fina ( PAAF,) normalmente no es necesario estar ingresado pero debe permanecer en reposo durante unas dos horas después de realizada.

¿Cómo reconocer las complicaciones?

Signos de alarma: dolor persistente que no desaparece tras medicación estándar, falta de aire, debilidad, obnubilación, fiebre o escalofríos.

Consultar a los facultativos cualquier duda.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso