Plusesmas.com

VARICES

Tratamiento contra las varices

Tratamiento contra las varices

Entre el 40 y el 45% de las mujeres presentan varices, un porcentaje que se reduce al 20 o 25% de los hombres.

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: ¿Por qué aparecen las varices?

¿Qué son?

Entre el 40 y el 45% de las mujeres presentan varices, un porcentaje que se reduce al 20 o 25% de los hombres. Además, las llamadas varículas o arañitas vasculares, que pueden asociarse o no a las varices, son motivo de preocupación y de molestias estéticas en quienes las presentan.  Las venas sanas tienen en su interior unas válvulas que impiden que la sangre venosa, al permanecer de pie, descienda de nuevo hacia la pierna. Cuando estas válvulas dejan de funcionar correctamente, se produce un acúmulo de sangre y una dilatación de las venas, que favorece la aparición de varices. El tratamiento de las varices consiste en eliminar las venas que funcionan mal para que la sangre retorne por las que funcionan bien y mejorar, de esta forma, la circulación venosa.

¿Cómo es el tratamiento?

Para ello se emplean diferentes técnicas: la cirugía tradicional y las llamadas técnicas endoluminales, que se clasifican en dos grupos: físicas, basadas en una fuente de calor, que incluyen la radiofrecuencia y el endoláser, y químicas, mediante el tratamiento con microespuma. La cirugía conlleva un mayor riesgo, requiere anestesia, deja cicatrices y no se puede realizar en muchos casos, como en pacientes añosos, con enfermedades asociadas, o con úlceras o trastornos de la piel. Los métodos de tratamiento endoluminal con radiofrecuencia o láser basan su efecto en la liberación de calor desde un catéter bipolar o una fibra láser respectivamente, que se introducen y se desplazan por el interior de la vena provocando su destrucción por calor. Pueden ser empleados en venas lineales y de calibre moderado, pero no en venas irregulares, difíciles de canalizar, ni en venas muy dilatadas, ni en ramas más pequeñas, por lo que suele complementarse el tratamiento con otras técnicas quirúrgicas o microespuma. El tratamiento con microespuma consiste en inyectar en la vena enferma una sustancia (polidocanol) en forma farmacéutica de microespuma, que desplaza a la sangre y permite tratar selectivamente la pared interna de la vena varicosa, transformándola en pocos meses en un cordón cicatricial por el que no circula la sangre. Con muy baja concentración de polidocanol se consiguen resultados eficaces incluso en grandes varices. Actualmente es el único procedimiento que permite eliminar cualquier vena varicosa, independientemente de su tamaño, localización o morfología, incluyendo las de gran calibre. Esta microespuma, a diferencia de las espumas tradicionales,  está realizada, no con aire ambiente, sino con mezcla de gases fisiológicos más solubles y difusibles, que la hacen ser mucho más segura. La escleroterapia con microespuma se inicia con la localización de los vasos enfermos mediante un estudio de Eco-Doppler color, que permite observar el flujo sanguíneo. Posteriormente se realiza una inyección ecoguiada de microespuma. Gracias al Eco-Doppler, el especialista tiene un control permanente del trayecto de la microespuma, que puede desplazarse para tratar selectivamente los vasos enfermos. Es una técnica que apenas produce molestias al paciente y logra excelentes resultados en pocas sesiones de tratamiento. Además no requiere hospitalización ni anestesia, por lo que puede emplearse en pacientes mayores, a los que no se puede operar. No es necesario hacer reposo ni causar baja laboral. Puede aplicarse a enfermos con úlceras venosas y a pacientes con malformaciones vasculares venosas infiltrantes que hasta ahora no tenían solución.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Relacionados

  • Reducir el riesgo de varices

    Reducir el riesgo de varices

    Exceso de peso, falta de movimiento y tener antecedentes familiares del problema aumentan el riesgo de padecerlas. Sin embargo, podemos prevenirlas con algunas medidas de sentido común.

  • Consejos para combatir las varices

    Consejos para combatir las varices

    En el caso de las piernas, se trata de un fallo del sistema venoso superficial que ya no es capaz de elevar adecuadamente la sangre hacia el corazón.

  • Insuficiencia venosa y linfática

    Insuficiencia venosa y linfática

    La insuficiencia venosa crónica es el cuadro clínico ocasionado por la dificultad del retorno venoso de las extremidades inferiores. La Organización Mundial de la Salud define las varices como "dilataciones de las venas que con frecuencia son tortuosas".

  • Problemas de marcha y equilibrio

    Problemas de marcha y equilibrio

    La dificultad al caminar es habitual a edades avanzadas.

  • Consulta al angiólogo

    Consulta al angiólogo

    Pesadez de piernas, calambres, tobillos hinchados... Atención a los problemas de circulación. Antes de que estos síntomas vayan a más, es mejor acudir a un angiólogo, sobre todo si en la familia hay casos de varices o arteritis. El factor hereditario es muy importante.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso