Plusesmas.com

Recordar mejor: lo esencial

Recordar mejor: lo esencial

«Venga, abuela, cuéntanos cosas de cuando tú eras pequeña», nos pide una vocecilla que, a veces, no es más que el eco de nuestros propios deseos de revivir la propia historia: volver a encontrarnos con el niño que fuimos para tomar mejor de la mano al que nos pregunta y ayudarle a construir su futuro. Recibir y transmitir: son las palabras que enlazan a las sucesivas generaciones.

- Revivir la propia vida, transmitiendo nuestra historia y la de la familia a las generaciones posteriores, es útil y necesario. Para el que transmite puede ser una oportunidad para poner en orden sus recuerdos y establecer una distancia con ellos. Los receptores experimentan un sentimiento de pertenencia a un linaje, de tener unas raíces.

- Transmitir es una tarea aún más importante en una sociedad individualista, en permanente cambio y donde cada uno es responsable de su propia memoria.

- Los recuerdos se pueden transmitir de diferentes formas: grabaciones en casetes, por escrito, mediante álbumes de fotos... Lo importante es elegir un soporte que se pueda seguir utilizando pese al paso del tiempo.

- Los textos pueden tener diferentes formas: relato autobiográfico, retratos, epistolario... Hay que procurar que los documentos proporcionen las claves necesarias para que los lectores puedan entenderlos.

- También se puede contar la vida de otra persona, pero ello exige un «contrato moral» en el que se especifiquen unas reglas de trabajo.

- Revivir la propia vida no es un acto intrascendente: necesariamente se tropieza con acontecimientos dolorosos y con auténticos secretos de familia.

Cada uno debe decidir, de acuerdo con su propia historia, si debe hablar de ellos y cómo.

Relacionados

  • ¿Cómo se puede aprender a recordar mejor?

    ¿Cómo se puede aprender a recordar mejor?

    Conociendo mejor el funcionamiento de la memoria, podremos saber qué trucos hay para aprender a recordar mejor.

  • Ejercita tu mente y recordarás

    Ejercita tu mente y recordarás

    Pilar, periodista de 52 años, estaba alarmada. Ya no solo eran los nombres de las personas. Olvidaba incluso citas y trabajos importantes.

  • Trucos de memoria para recordar nombres

    Trucos de memoria para recordar nombres

    Nos quejamos de la memoria, pero seamos honestos: ¿cuánto tiempo hace que no la ponemos a trabajar? La respuesta puede ser «meses» o, quizás, «años». Así, no es de extrañar que esté algo oxidada. Con un poco de entrenamiento volverá a dar lo mejor de sí misma.

  • Recordar mejor: lo esencial

    Recordar mejor: lo esencial

    «Venga, abuela, cuéntanos cosas de cuando tú eras pequeña», nos pide una vocecilla que, a veces, no es más que el eco de nuestros propios deseos de revivir la propia historia: volver a encontrarnos con el niño que fuimos para tomar mejor de la mano al que nos pregunta y ayudarle a construir su futuro. Recibir y transmitir: son las palabras que enlazan a las sucesivas generaciones.

  • ¿Recordando no corremos el riesgo de sufrir?

    ¿Recordando no corremos el riesgo de sufrir?

    «Venga, abuela, cuéntanos cosas de cuando tú eras pequeña», nos pide una vocecilla que, a veces, no es más que el eco de nuestros propios deseos de revivir la propia historia: volver a encontrarnos con el niño que fuimos para tomar mejor de la mano al que nos pregunta y ayudarle a construir su futuro. Recibir y transmitir: son las palabras que enlazan a las sucesivas generaciones.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso