Plusesmas.com

Cirugía coronaria

La enfermedad coronaria consiste en la obstrucción parcial (estrechamiento o estenosis) o total (oclusión) de una o varias de las arterias que llevan sangre al corazón (arterias coronarias) para que éste funcione.

¿Qué es?

La enfermedad coronaria consiste en la obstrucción parcial (estrechamiento o estenosis) o total (oclusión) de una o varias de las arterias que llevan sangre al corazón (arterias coronarias) para que éste funcione.

¿Cómo se trata?

Cuando esto ocurre existen varias alternativas terapéuticas: Tratamiento médico, angioplastia coronaria y la cirugía coronaria o revascularización coronaria quirúrgica. Esta cirugía consiste en "saltar" la obstrucción en la arteria coronaria (by-pass en inglés) utilizando vasos (injertos) del propio paciente como son la vena safena extraídos de la pierna, arteria mamaria extraída del tórax y la arteria radial del antebrazo. Al realizar esta conexión, con los injertos antes mencionados, por debajo de la obstrucción, se consigue aportar sangre a las zonas poco irrigadas del corazón. Esta operación para colocar un "by-pass" se lleva a cabo sin tocar la zona estrechada (estenosis).

¿Cuándo está indicada?

La indicación más frecuente se realiza en pacientes que tiene obstrucción del tronco de la coronaria izquierda (vaso principal que da dos ramas, descendente anterior y circunfjeja, y que irriga la totalidad del ventrículo izquierdo) o en casos de obstrucción proximal de dos o tres arterias coronarias (coronaria derecha, circunfleja o descendente anterior); y en situaciones de obstrucción proximal de la descendente anterior en la que es imposible una angioplastia coronaria.

¿Cómo es la intervención?

La operación se realiza bajo anestesia general y mediante una incisión en la parte anterior del tórax. La operación suele durar varias horas y se puede realizar con o sin la ayuda de la circulación extracorpórea (maquina de corazón-pulmón que nos permite parar el corazón). De esta manera, se procede a suturar el injerto, al vaso coronario afectado, distal a la estenosis. Gracias a los últimos avances, la intervención también puede efectuarse sin necesitar la circulación extracorpórea, con la ayuda de un aparato que inmoviliza parcialmente el corazón y permite realizar las suturas. Después de la operación, el paciente suele permanecer un día en la unidad de cuidados intensivos, donde se vigilará la función cardiaca. En total, habrá de estar ingresado entre 5 y 7 días.

¿Cómo es la recuperación?

El fin de esta intervención es permitir un aporte adecuado de sangre y oxigeno al corazón para evitar la angina y disminuir el riesgo de infarto. En cualquier caso, la intervención no impide que el bloqueo coronario se vuelva a producir. Para evitarlo es necesario cambiar el estilo de vida: no fumar, llevar una dieta saludable, practicar ejercicio de forma regular y tratar tanto la hipertensión como el colesterol elevado.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso