Plusesmas.com

Endoscopia terapéutica

La endoscopia terapéutica es un conjunto de técnicas endoscópicas en las que se realizan maniobras que permiten curar algunas lesiones de forma definitiva o bien paliar otras para mejorar la calidad de vida y el pronóstico del paciente.

¿Qué es?

La endoscopia terapéutica es un conjunto de técnicas endoscópicas en las que se realizan maniobras que permiten curar algunas lesiones de forma definitiva o bien paliar otras para mejorar la calidad de vida y el pronóstico del paciente.

¿Para qué se utiliza?

La utilidad de la endoscopia terapéutica es amplia. Con ella se pueden realizar actuaciones que antaño precisaban de una intervención quirúrgica, disminuyendo los riesgos, las molestias y el tiempo de permanencia del paciente en el hospital.
Polipectomía: mediante esta técnica se pueden extirpar, casi siempre de forma definitiva, pólipos benignos y algunos malignos del intestino grueso, estómago, esófago y algunos tramos del intestino delgado.
➤ Técnicas hemostáticas: sirven para cohibir hemorragias del tubo digestivo, inyectando sustancias, electrocoagulando o colocando dispositivos especiales que cierran el punto de sangrado.

➤ Extracción de cuerpos extraños: se pueden extraer cuerpos extraños ingeridos por el paciente y que si se dejaran serían peligrosos.

➤ Tratamiento de hemorroides: algunas hemorroides pueden tratarse bien inyectando sustancias que las trombosen o bien cerrándolas mediante la colocación de unos anillos de goma.

➤ CPRE (colangiopancreatografia retrograda endoscópica): Con esta técnica más especializada de endoscopia terapéutica se pueden extraer piedras de la vía biliar y del páncreas, colocar prótesis (a modo de tubos cilíndricos) o dilatar zonas obstruidas del conducto biliar o conducto pancreático y drenar pseudoquistes del páncreas.

➤ Obstrucciones: En casos de obstrucción tanto benigna como maligna del esófago, estómago, duodeno y colon se puede, según el caso, dilatar, colocar prótesis o tunelizar la lesión para abrir paso.

➤ Ecoendoscopia terapéutica: permite la infiltración de los nervios que conducen el dolor producido por algunas enfermedades del páncreas, logrando quitarlo por completo o disminuir la dosis de analgésicos que necesita el paciente para controlarlo. También es útil para guiar el drenaje de pseudoquistes pancreáticos. En el futuro se podrán tratar directamente algunos cánceres digestivos con fines curativos.

¿Qué se debe hacer antes de la prueba? ¿Es necesaria alguna preparación?

En principio aquellos procedimientos que se van a realizar por la boca precisan únicamente ayunas de unas 6 horas para conseguir que el tubo digestivo alto no contenga restos de alimentos. Los procedimientos que se van a realizar a través del ano precisan de una preparación más larga con laxantes potentes o enemas para que el intestino quede limpio de heces. Es muy conveniente no tomar medicaciones que puedan alterar la coagulación de la sangre durante 1 semana antes de la prueba, y si se están tomando porque no se pueden dejar, comunicarlo al médico que va a realizar la intervención.

¿Cómo se realiza?

Las técnicas aunque son variadas e imposibles de describir en detalle en este apartado, casi todas ellas tienen en común algunas características básicas. Estas son el introducir un endoscopio normal o especial según el caso por la boca o por el ano, llegar hasta la lesión que se va a tratar, y con visión endoscópica directa o con la ayuda de rayos X o ultrasonidos, introducir instrumentos especiales a través del canal de trabajo del endoscopio para actuar sobre la lesión de la manera que sea más conveniente.

¿Qué se puede sentir durante la exploración?

Esto depende de varios factores. Estas exploraciones pueden realizarse con el paciente completamente consciente, sedado o dormido (anestesiado). Según el tipo de intervención a realizar, las características del paciente y los recursos del hospital, se elige una u otra manera. En general se intenta que las molestias sean mínimas para el paciente y habitualmente, cuando se usa la sedación o la anestesia el paciente no recuerda nada de la intervención. Las molestias en general son las mismas que en la endoscopia no terapéutica, salvo que en el caso de que haya que actuar terapéuticamente se suele alargar el tiempo de la exploración. Posteriormente a la exploración, en algunos casos, el paciente puede quejarse de distensión abdominal y/o dolor abdominal, dependiendo del aire que haya quedado atrapado dentro del intestino y de la tolerancia personal a ello. Esta molestia suele ceder a las pocas horas.

¿Cuanto dura?

El tiempo que dura la prueba es muy variable y depende del tipo de intervención en concreto. En general, el promedio de duración ronda de pocos minutos en los casos más sencillos, a pocas horas (excepcionalmente más de dos horas) en los más complicados. La gran mayoría de estas técnicas se realizan de forma ambulatoria.

¿Tiene algún riesgo?

El riesgo también depende de varios factores. Las intervenciones más complicadas o más largas y cuando se realizan en pacientes muy ancianos o con enfermedades debilitantes o problemas cardiorespiratorios tienen más riesgo. Sin embargo, en su conjunto, las complicaciones son muy poco frecuentes y siempre menores que las que presenta la cirugía necesaria para resolver los mismos problemas. De forma escueta pueden citarse los siguientes riesgos: molestia o dolor abdominal al terminar la exploración, sangrado y perforación intestinal. Como complicación grave, aunque absolutamente excepcional, está la parada cardiorespiratoria, que suele tener mas relación con el mal estado del paciente y con la anestesia que con la propia intervención endoscópica.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso